Viernes  31 de Octubre de 2014 | Última actualización 08:20 AM
Cartas recibidas
Carta enviada por: Freddy P. Galarza | En Fecha: 2014-10-30
Asunto: Qué hacen los congresistas del exterior

Señor Director:

Ahora que todo está alborotado en el Congreso Nacional sería bueno preguntarse, dónde están metidos y que hacen los diputados que fueron electos para representar la diáspora dominicana.

No suenan, tampoco se dejan ver por la comunidad dominicana que los eligió y que en el tiempo que llevan, más de dos años, se podrían ver los frutos de su gestión, lo que no ha ocurrido.

La comunidad dominicana debe prepararse para elegir sus mejores representantes, no dejarse sorprender por políticos disfrazados de “líderes comunitarios” que abundan en algunas organizaciones y partidos políticos.

La práctica de esos diputados electos demostrada en el tiempo que llevan en el hemiciclo confirma que su escogencia, como opinan algunos de nuestros compatriotas, no ha servido de nada que favorezca a la diáspora.

Los siete congresistas que por primera vez salieron electos fue el resultado de la lucha de la comunidad y partidos políticos como un derecho de los dominicanos a tener su propia representación en el Congreso Nacional.

Sin embargo, los actuales legisladores han sido un fiasco, no han sido capaces ni siquiera de promover la unidad entre ellos en busca de fortalecer un bloque que nos represente a todos los emigrados.

De los siete congresistas del exterior, tres resultaron electos en la circunscripción # 1, que corresponde al estado de Nueva York y las ciudades a su alrededor y que militan en el Partido Revolucionario Dominicano y de la Liberación Dominicana.

Desde entonces se les ha visto pocas veces en el seno de la comunidad.

Parte de las promesas de estas gente para conseguir sus votos en las pasadas elecciones consistía en hacer lo posible para buscar una reducción en el pasaje aéreo, plan de viviendas a bajos costos, algún tipo de exoneración para llevar un vehículo y la posible inclusión en el plan de salud del gobierno y la instalación de una oficina para ofrecer servicios comunitarios.

Es entendible que el papel de un congresista es de fiscalizador, legislar y hacer leyes en beneficio del país y sus comunidades, pero estas personas hicieron dichas promesas a sabienda que las mismas representan partes de las necesidades de todo emigrado.

Atentamente,

Freddy P. Galarza
Periodista, Nueva York, EEUU.

Carta enviada por: Claudio Caamaño Grullón | En Fecha: 2014-10-21
Asunto: Asesinaron al hijo de Claudio Caamaño por la espalda

Señor Director:

El 11 de marzo del 2012, fue asesinado por la espalda nuestro hijo Claudio Francisco Caamaño Vélez, mientras en compañía de muchas personas celebraban el carnaval de Pizarrete, Bani en un colmadón. De sus presuntos asesinos el primero que llegó fue el sargento Luis Martínez Arias, P.N. manejando su carro, después en la cola de un motor llegó su hermano Julio Martínez Arias, en el motor quedó José Ramón Puello con el encendido y acelerando.

Julio fue donde Luis e inmediatamente se acercó por detrás a Claudio Francisco y sin mediar palabras le disparó en la cabeza. Los amigos de nuestro hijo agredieron al asesino con botellas y sillas, el del motor deja a Julio y sale huyendo, este dispara de nuevo y se le tranca la pistola, su hermano Luis pistola en mano y disparando lo rescata y salen huyendo hacia su carro a unos 40 metros, hieren a otras cuatro personas: Farides Medina Herreras en la cabeza con entrada y salida y tres personas más, con heridas de bala menos graves, nadie se atrevió a poner una querella o ir a los tribunales por miedo a estos sicarios y las amenazas de su pandilla formada por policías, militares y civiles.

Hemos tenido que comunicarnos por escrito, y conservamos copias recibidas, con el Ministerio de las Fuerzas Armadas, la Jefatura del Ejército, La Armada y La Policía Nacional y poner tres querellas judiciales contra miembros de esas instituciones armadas para proteger a los testigos y a nuestra familia de amenazas de muerte e interferencia en los juicios.

Nos comunicamos también con el Procurador General de la República y el Fiscal Titular de la Provincia Peravia Lic. Constantino Beltré Sánchez, para solicitar mayores medidas de seguridad en los juicios a los asesinos de nuestro hijo, por la agresividad de los imputados y sus acompañantes.

La Policía Nacional y el fiscal Miguel Cuevas Paulino no fueron al lugar de los hechos a investigar, la investigación la hicimos nosotros. Según la declaración de los testigos los tribunales acusaron a Julio Martínez Arias de asesinato y a su hermano sargento Luis Martínez Arias, P.N. y a José Ramón Puello de cómplices de asesinato.

Meses después el sargento Luis Martínez Arias, P.N. logró salir bajo fianza y el 27 de febrero de 2013, intentó asesinar en dos ocasiones al testigo de cargo Abraham Martínez, fue hecho preso por intento de homicidio.

Hace cinco meses fui recibido por el Presidente Danilo Medina Sánchez, y el tema principal que le traté fue el caso de este sargento de la policía que estando preso durante más de dos años acusado de cómplice de asesinato y luego al salir bajo fianza volvió a caer preso por el intento de asesinar en dos ocasiones a uno de los testigos. Que con faltas tan graves seguía siendo miembro de la Policía Nacional sin prestar durante más de dos años ningún servicio.

El Presidente Medina Sánchez dispuso inmediatamente una investigación sobre este caso y un tiempo después el Mayor General Adán B. Cáceres Silvestre, E.R.D. me mostró en su oficina del Palacio Nacional el expediente de la investigación en el cual le mintieron al Presidente de la República, informándole que este sargento Luis Martínez Arias, P.N. no estaba acusado de cómplice en el asesinato de nuestro hijo.

El día 15 de septiembre de 2014, tenía el apresado sargento Luis Martínez Arias, P.N. dos juicios en el Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Peravia, integrado por: las magistradas Orquis S. Celado González, Presidenta, Quenia M. Pol Sanquintín y María del S. Cordero Segura; uno como cómplice en el asesinato de nuestro hijo y el otro por intento de asesinato de un testigo de cargo.

El juicio como cómplice de asesinato de nuestro hijo, tuvo rápidamente el reenvió número 27, en más de dos años en el mismo tribunal, por la parte de los imputados para el 30 de octubre (45 días). El juicio de intento de asesinato a un testigo se pospuso por falta de un testigo de 12 del medio día a las 2 de la tarde (2 horas) y luego se reenvió para el jueves 18 de septiembre (3 días). En este juicio el sargento Luis Martínez Arias, P.N. fue puesto rápidamente en libertad.

Nuestra familia desde el asesinato de Claudio Francisco hace 2 años y 8 meses, hemos sufrido terriblemente. Aún desconocemos porque fue cobardemente ejecutado por estos sicarios, que ahora conocemos que también han asesinado a otros y es la primera vez que enfrentan juicio por sus crímenes. Hemos esperado durante años que en el juicio de fondo se conozca la verdad sobre este asesinato.

Pero han ocurrido tantas incidencias a favor de los imputados en estos juicios durante casi tres años, que hemos llegado a creer sin duda alguna que fuertes influencias políticas, judiciales y policiales protegen a los que están acusados formalmente del asesinato de nuestro hijo.

¡Sólo buscamos y queremos justicia!

Atentamente,

Claudio Caamaño Grullón
El Carretón, Bani. 20 de octubre de 2014.

Carta enviada por: José Medina Fleury | En Fecha: 2014-10-21
Asunto: Díaz Rúa y Bautista

Señor Director:

Desde hace meses la justicia dominicana inicio un cuestionamiento a las normas por las que se han regido las conductas en relación a la sociedad de los ingenieros Víctor Díaz Rúa y Félix Bautista cuando se desempeñaron como ministro de Obras Públicas y encargado de la Oficina de Ingenieros y Supervisores de Obras del Estado -OISOE-, respectivamente.

Ese cuestionamiento surgió porque existe la sospecha de que los recursos del erario que utilizaron en esas instituciones no fueron empleados con transparencia y eficacia como manda la ética.

Si la duda está latente en las conductas en esos señores, y hay todo un expediente que reposa en los tribunales que la contiene, es evidente que el órgano con autoridad para determinar la existencia o no de la culpabilidad o inocencia es la justicia y no los sectores de poder político que están haciendo presión para que la supuesta candidez se imponga engavetando los documentos que sustentan, de manera desglosada, los hechos que se les imputan.

Tampoco su supuesta inocencia será decretada por los informes dado por la Cámara de Cuentas -cuya incumbente solicita para el próximo año una asignación de 700 millones de pesos para "eficientizar más aun el proceso de fiscalización para adecentar la administración pública".

Si los ingenieros Díaz Rúa y Bautista se consideran inocentes de la acusación que se les hace de malversar los recursos estatales, que se abran, que se pongan a disposición de la justicia y den detalles pormenorizados de las fortunas que poseen, que se supone "la obtuvieron con el sudor de sus frentes".

Atentamente,

José Medina Fleury
21 octubre, 2014.

Carta enviada por: Hirán Sánchez | En Fecha: 2014-10-21
Asunto: El presupuesto de la UASD y la estudiante menuda

Señor Director:

Hoy, al abordar uno de los ascensores de la biblioteca Central, coincidí con varios jóvenes que se dirigían al tercer piso.

Pues bien, me sorprendió la juventud de una de ellas: pequeña, menuda, morenita. Y me dirigí a ella diciéndole:

-Que bueno que vienen de las escuelas a estudiar en la biblioteca de la Universidad, a lo que ella me corrigió: -Señor, yo soy de noveno semestre de la carrera de Medicina.

-¡Muchacha del caray! ¿Y cuántos años tienes?

-Veinte años.

-Apenas veinte añitos y pronto serás toda una profesional en el área de la salud.

Lo más probable perteneciente a algún barrio o pueblo de gente humilde.

Los mismos barrios y pueblos en donde se enferman los niños que mueren en los llamados hospitales, por falta de presupuesto.

Porque el Presupuesto no es para que hayan más y buenos estudiantes, como ella, para que tengamos más médicos, más ingenieros, más educadores, más administradores, más profesionales y técnicos, sino para que tengamos más niños muertos, más mortalidad materna, más hambre, más diputados con barrilitos, más diputados repartiendo habichuelas con dulce.

Atentamente,

Hirán Sánchez
16 de octubre, 2014.

Carta enviada por: Angel García Zalazar | En Fecha: 2014-10-19
Asunto: ¿En qué contribuye la lucha con los haitianos?

Señor Director:

Con gran asombro vi que el día de ayer, una turba de “nacionalistas” se dispuso a sacar a nacionales haitianos del campus uasdiano, los miembros de la diáspora haitiana fueron al lugar a dar su versión a la prensa sobre la negativa de la UASD, que horas antes de la realización de su evento le avisaba que el acto con el que pretendían homenajear a uno de sus próceres (Dessalines), no podía realizarse en esa academia; inmediatamente llegaron, la turba se abalanzó sobre ellos.

El argumento central de quienes encabezaron la oleada represiva fue el respeto a la “memoria histórica del pueblo dominicano” argumento que me resulta trivial viniendo de un Luis Acosta Moreta (El Gallo) presidente de uno de los tantos “partidos garrapatas” que existen en el suelo patrio y quien ha mantenido una posición silente frente a los atropellos de las grandes potencias en nuestra tierra.

Más asombroso me resulta que compañeros y compañeras de avanzada y a quienes supongo una cierta consciencia crítica defiendan esta posición tan retrograda, que enarbola el partido Unión Demócrata Cristiana (UDC) usando el seudónimo de “Hijos de Duarte”. Asumiendo que son tan nacionalistas, me gustaría invitarles a que juntos (yo me incluyo) vayamos al Panteón Nacional a sacar los restos de Pedro Santana, quien nos anexó a España, mató a varios de nuestros próceres y los que corrieron con mayor suerte se vieron obligados a salir con rumbo al exilio.
Utilicemos esas energías para exigirle al Gobierno que de a conocer el nuevo contrato de la Barrick Gold, que nadie lo conoce o de lo contrario que dejen de explotar nuestros yacimientos mineros y recursos naturales, exijamos que por ley en Dominicana se deje de celebrar el 12 de octubre: “Día de la raza”, pues esa fecha solo marca el inicio del exterminio de nuestros antepasados indígenas.

Pero no, de seguro peco de ingenuo, no me harán caso, exigir ese tipo de cosas sería comenzar una lucha contra intereses imperiales y eso no nos conviene, es más fácil luchar contra Haiti, que ni por asomo es una potencia, vamos de robo si luchamos contra la nación más pobre del hemisferio. Como diría nuestro Juan Antonio Alix, es más fácil coger los mangos bajitos.

Es triste ver que el parámetro utilizado por muchos y muchas para medir su identidad como nacionales de esta media isla es su diferencia con los haitianos: “Todo lo que me diferencia de ellos, me hace dominicano”, vaya argumento.

En consecuencia camaradas, “hijos de Duartes”, lo ocurrido ayer y algunos sucesos de nuestra historia reciente, trae a mi cabeza algunas inquietudes: ¿Qué aporte le dejó al país haber evitado la realización de ese acto? ¿Creen viable iniciar una guerra con el pueblo haitiano y dar la justificación idónea a Estados Unidos para que realice una formal intervención? ¿Es esa la forma en la que honran a Duarte?

Atentamente,

Angel García Zalazar
18 octubre, 2014.

Carta enviada por: Freddy P. Galarza | En Fecha: 2014-10-08
Asunto: Mas objetividad en las informaciones

Señor Director:

Nueva York, 8 octubre, 2014.- La reciente visita del ex-presidente Leonel Fernández, al Alto Manhattan, confirmó la queja de muchos dominicanos de que algunos medios destacaran lo acontecido en el interior del local donde el político se reunía con sus simpatizantes y no se les diera el mismo tratamiento a las manifestaciones de repudio .
Si los acontecimientos que se estaban produciendo fuera del dicho local, restaurante South Beach, propietario de un colaborador peledeísta, no se hubiese subido a las redes sociales por personas particulares que estuvieron en la protesta , no se hubiesen publicados luego en los grandes medios dominicanos .
Parecería que los comunicadores que cubrían el evento no se interesaron nunca en lo que estaba sucediendo en las afuera del recinto comercial donde un grupo de personas, sean 15, o 20, como señalan algunos políticos, mostraban su disgusto públicamente por la presencia del ex- mandatario dominicano Leonel fernández.
Muchos de esos comunicadores que aupaban la presencia del ex-presidente Leonel Fernández, en el Alto Manhattan, se desentendieron de lo que estaba pasando frente a dicho restaurante, como si aquella protesta no era también parte significativa de la noticia .
Si las personas que tomaron los videos no publican en los medios a su alcance lo que allí se estaba produciendo, posiblemente esa parte de la noticia pasa desapercibida para muchos de los lectores .
Por esa razón el lector puede notar en esas informaciones que se escribieron no aparece una foto, mucho menos, un video tomado por los comunicadores, o ‘‘ periodistas ” que estaban presente y que no se “ percataron” de la protesta frente al restaurante South Beach .
Los periodistas y comunicadores que en esta comunidad colaboran con algunos medios, que por ciento son pocos, tienen la responsabilidad de ser mas objetivos al dar a conocer las informaciones que escriben, midiendo a todo el mundo con la misma vara .

Atentamente,

Freddy P. Galarza