Viernes  19 de Enero de 2018 | Última actualización 07:39 AM
Por: Editor de Internacionales | 11:31 PM

Tel Avi, 6 may.- El presidente israelí Shimon Peres calificó de escandalosa una investigación de la ONU en la que se acusa a Israel de negligencia durante la guerra en la Franja de Gaza y dijo que su estado no pedirá perdón por defender a sus ciudadanos contra los proyectiles de Hamas.

Sin embargo, reconoció que el ejército israelí tuvo algunos errores, como todos los ejércitos en una guerra. A pesar de esto dijo que las posibilidades para la paz en el Medio Oriente se "mejoraron" tras su reunión en Washington el martes con el presidente Barak Obama.

La investigación de la ONU se centró en nueve ataques contra escuelas, un centro de salud y las oficinas de la ONU en Gaza, y concluyó que las armas israelíes eran las responsables de siete de los ataques.

La investigación acusó a Israel de una grave negligencia e imprudencia y recomendó que la ONU demande una compensación por los daños a su propiedad y para aquellos que murieron o resultaron heridos.

También calificó como falsas las declaraciones de Israel de que algunos de los ataques contra su ejército habían ocurrido desde dentro de las instalaciones de la ONU.

"Creemos que es escandaloso, nunca lo aceptaremos, no creemos que debemos pedir perdón porque tenemos el derecho a defender las vidas de nuestros niños y mujeres", dijo Peres a los reporteros tras una reunión con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en la que le comunicó el rechazo de Israel sobre los resultados del grupo de investigación.

"No aceptamos una palabra de lo que ha dicho el grupo", dijo. "Fueron injustos y parciales".

Pero Peres dijo que Israel considera una posible compensación y que su gobierno ha designado a un grupo para que analice la forma de hacerlo.

"Creo que habrá resultados muy pronto", señaló

Peres también defendió el uso de fósforo blanco, una sustancia incendiaria, cuyo empleo fue criticado en la investigación. También dijo que Israel nunca tuvo como objetivo a los civiles.

Israel comenzó una ofensiva de 22 días en Gaza el 27 de diciembre del 2008 en un esfuerzo por detener años de ataques de cohetes de Hamas y el tráfico de armas al territorio palestino, que controla la milicia islámica.

La ofensiva causó pérdidas por unos 2.000 millones de dólares y en ella murieron casi 1.300 palestinos, incluyendo cientos de civiles, según autoridades de Gaza, mientras que perecieron 13 israelíes.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>