Martes  16 de Enero de 2018 | Última actualización 06:30 AM
Por: MARIO HUBERT GARRIDO | 4:04 PM

La Paz, 4 may (PL) El gobierno boliviano aseveró hoy que las investigaciones realizadas sobre la existencia de grupos violentos confirman la puesta en marcha de planes para asesinar al presidente Evo Morales y dividir al país.

De acuerdo con un comunicado de la cartera del Interior obtenido por Prensa Latina, de forma temprana la Fiscalía alertó de la presencia de un grupo extremista, una de cuyas células fue neutralizada el 16 de abril último en el Hotel Las Américas, de Santa Cruz.

"Las investigaciones ratifican la alta peligrosidad de los extranjeros y los nacionales miembros de la banda encabezada por el boliviano-croata Eduardo Rózsa Flores y su relación con el atentado a la casa del Cardenal Julio Terrazas", señala el informe.

El documento recuerda que Rózsa, fallecido al oponerse a su detención, relató en una entrevista difundida por la televisión húngara, sus intenciones de declarar en pocos meses la independencia de Santa Cruz y crear un nuevo país en esta región.

Del mismo modo, "en un vídeo difundido por el Ministerio Público, expresó sus intenciones de atentar contra la vida del presidente Morales", agrega el texto.

La investigación y las declaraciones de los involucrados detenidos, evidencian que existió apoyo externo y financiamiento interno para el desarrollo de estas actividades.

Más adelante informa que Juan Carlos Gueder, detenido días después junto al paraguayo Alcides Mendoza, reconoció que conocía a Rózsa y le había vendido armas.

Los involucrados identificaron a los ciudadanos Hugo Achá, representante de la Fundación Human Rigth Bolivia y a Alejandro Melgar (actualmente prófugos en Estados Unidos), como algunos de los nexos entre los mercenarios y sus financiadores.

El Ejecutivo manifiesta que todos estos elementos confirmaron las intenciones terroristas, violentas, armadas, antidemocráticas y separatistas de este grupo desarticulado.

Asimismo rechaza las declaraciones distraccionistas de opositores y los intentos de impedir la declaración de un testigo clave a la Fiscalía.

La víspera, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales Sacha Llorenti, acusó a Human Rights de financiar los actos violentos de grupos terroristas neutralizados a mediados de abril en Santa Cruz.

En declaraciones a la estatal Radio Patria Nueva, LLorenti recordó que en la celebración del 1 de mayo, el jefe de Estado advirtió que de comprobarse estos vínculos, los extranjeros integrantes de la ONG estadounidense deberán abandonar el país y los bolivianos irán a la cárcel.

Precisó además que en el caso de Bolivia, el propio fiscal Marcelo Sosa, director de las investigaciones, identificó a Achá, alias "Superman", junto a Alejandro Melgar, "El Lucas", como integrantes y financiadores del complot.

El pasado 16 de abril, en un operativo policial, perdieron la vida el boliviano húngaro-croata, Eduardo Rózsa, su líder, así como Magyarosi Arpád (húngaro-croata) Michael Martin Dwyer (irlandés).

Además, fueron detenidos Mario Francisco Tadic Astorga (boliviano con pasaporte croata) y Elías (húngaro), quienes están en prisión preventiva en La Paz.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>