Sábado  08 de Agosto de 2020 | Última actualización 03:50 PM
Por: Prensa Latina | 3:45 PM

WASHINGTON, 31 dic (PL).- Un atacante suicida infiltró una base de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Afganistán y protagonizó el ataque más mortal contra el espionaje estadounidense en suelo de esa nación centroasiática, indica hoy The Washington Post.

El periódico resalta la facilidad con que el hombre burló la vigilancia y logró penetrar el perímetro de la Base Chapman, localizada en la provincia oriental de Khost para combatir a los talibanes en la frontera con Paquistán.

Según el rotativo, fuentes norteamericanas confirmaron que la mayoría de los ocho muertos y un número impreciso de heridos, sino todos, eran agentes o contratistas de la CIA, a los que se sumaba por lo menos un civil afgano.

Un portavoz del talibán asumió a nombre del grupo la responsabilidad por el atentado, y en un mensaje a medios de prensa dijo que el protagonista era un funcionario del Ejército Nacional Afgano cargado con un chaleco suicida.

Aunque muchos detalles del ataque continúan imprecisos, un oficial de alto rango de la CIA reconoció al Post que se trata del mayor golpe recibido por el servicio secreto desde el atentado a la embajada de Beirut en abril de 1983, cuando también murieron ocho agentes.