Sábado  08 de Agosto de 2020 | Última actualización 10:20 PM
Por: Editor de Internacionales | 10:26 PM

CARACAS, 14 oct.- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo hoy que si estuviera en el lugar de su colega de Estados Unidos, Barack Obama, no hubiese aceptado el Premio Nobel de la Paz.

En una alocución televisada, a propósito de la inauguración de un centro de genética que aprovecha la experiencia médica de Cuba, Chávez recordó que cinco agentes cubanos, a quienes llamó héroes por haber sido sorprendidos intentando frustrar atentados terroristas contra Cuba, fueron condenados en Estados Unidos, donde se encuentra "protegido" por la Casa Blanca, dijo, "el terrorista Posada Carriles".

Este último, un agente de la Central de Inteligencia Americana (CIA) nacido en Cuba y nacionalizado venezolano, es acusado de terrorismo en Cuba y Venezuela por perpetrar diversos atentados, incluido uno contra un avión en 1976 en el que murieron sus 73 ocupantes.

Posada Carrilles, destacó Chávez, es un "gran terrorista protegido por el Gobierno del Premio Nobel de la Paz 2009".

"Acaban de condenar no sé a cuántos años a los héroes cubanos que están presos allá. Obama, Premio Nobel: suelte a los héroes cubanos ¿No es usted premio Nobel de la Paz? ¡Asúmalo, pues!", remarcó.

El gobernante estadounidense, añadió el venezolano, "es libre de hacer lo que quiera", pero al respecto señaló: "Si a mi me dieran un premio como ese, yo no lo aceptaría", reiteró.

"Pero Obama lo aceptó. ¡Conviértase en campeón de la paz, gáneselo de verdad, porque (aún) no se lo ha ganado", dijo Chávez y añadió que aunque el gobernante estadounidense dice "que va a acabar con las bombas atómicas (...) ayer mandó 13.000 soldados más a Afganistán".

"Está mandando hombres a la guerra celebrando el Premio Nobel", subrayó el mandatario venezolano.

Los militares de EE.UU., "los soldados de Obama", remató Chávez, "siguen bombardeando en Irak y matando gente inocente. ¡Qué premio Nobel de la Paz más extraño!", precisó.

En su artículo Las Líneas de Chávez, publicado el pasado domingo en la red de periódicos, el presidente de Venezuela ya había dicho que la concesión del Nobel a Obama suponía premiar una buena intención que, además, "está muy lejos" de convertirse en una realidad.

"Por primera vez asistimos a un merecimiento sin que el postulado haya hecho nada por merecerlo: premiar a alguien por un anhelo que está muy lejos de hacerse una realidad", escribió.

"Pero así está el mundo", añadió y comparó el asunto con un jugador de béisbol premiado por decir al inicio de una temporada que en el transcurso de ella "va a ganar 50 juegos, no va a perder ninguno, va a ponchar a 500 bateadores" y al final "su efectividad no pasará de 0,5".

Chávez confesó que "en primera instancia" pensó que la concesión del Nobel a Obama era "más un equívoco de los titulares que una noticia real".

"La primera pregunta que debemos hacernos es qué primó para que el afortunado fuera el presidente estadounidense y no alguno de los 205 nominados restantes".

"¿Qué ha hecho Obama para merecer este galardón? El jurado valoró como rasgo determinante su deseo por un mundo sin armas nucleares, olvidando su empeño por perpetuar sus batallones en Irak y Afganistán, y su decisión de instalar nuevas bases militares en Colombia", dijo en alusión a un reciente acuerdo de Washington con el Gobierno del país andino.