Sábado  08 de Agosto de 2020 | Última actualización 10:20 PM
Por: Editor de Internacionales | 9:16 PM

Bogotá, 14 oct.- El grupo guerrillero colombiano Ejército de Liberación Nacional (ELN) se reivindicó el rescate en la ciudad de Arauca de alias "Pablito", uno de sus jefes, en una acción en la que murió un guardia y otro quedó herido, según un comunicado de esa guerrilla difundido hoy.

En el escrito divulgado en su página de Internet, el "Comando Central" del ELN, con fecha del 8 de octubre y firmado desde las "montañas de Colombia", se indica que el rescate fue obra de "comandos especiales" del "Frente de Guerra Oriental".

Según el comunicado, en la "operación comandante Che Guevara 42 años", los rebeldes detectaron la vulnerabilidad de los dispositivos militares y policiales que tenían a su cargo a Aníbal Giraldo Quinchía, alias "Pablito".

"El rescate del compañero Pablo de nuestra Dirección Nacional, es un desmentido a la supuesta omnipotencia de la Política de Seguridad Democrática", añade el comunicado.

La misiva insiste en que "el conflicto interno exige una salida política" y que "su búsqueda no debe postergarse más".

El martes las autoridades colombianas enviaron información a las de Venezuela para determinar si un hombre capturado en ese país es "Pablito".

El jefe guerrillero fue rescatado cuando las autoridades colombianas se disponían a trasladarlo desde una cárcel de Arauca al penal de Cómbita el pasado miércoles 7 de octubre.

Presuntamente, el líder guerrillero huyó a territorio venezolano.

El fin de semana la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), emitió una circular roja para la captura en cualquier país de "Pablito".

En Colombia la Fiscalía requiere al rebelde por los delitos de "homicidio con fines terroristas en concierto con fuga para delinquir", pero se trata de un jefe guerrillero insurgente.

El Gobierno ofreció unos 850.000 dólares de recompensa por la captura del guerrillero ahora prófugo y quien había sido detenido el 6 de enero de 2008 en Bogotá por miembros del Ejército.

A "Pablito" se le atribuye el asesinato, en 1989, de monseñor Jesús Emilio Jaramillo, quien entonces era obispo de Arauca, sin embargo la guerrilla niega la acusación.

También está acusado de un ataque en el que murieron hace 15 años ocho militares de Venezuela en la frontera con ese país y de al menos 200 atentados contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, el más importante de Colombia y que conduce el petróleo de Arauca a la costa caribeña del noroeste.