Miercoles  23 de Junio de 2021 | Última actualización 08:24 PM
Por: Editor de Internacionales | 6:46 PM

LA HABANA, 6 jul.- El canciller español Miguel Angel Moratinos se reunió el martes con su colega cubano Bruno Rodríguez para hablar sobre el trabajo conjunto que realizarán para que la Unión Europea levante los condicionamientos de cooperación a la isla a cambio de cambios al modelo comunista.

"Es mi primera visita luego de concluir una intensa y compleja presidencia rotatoria de la Unión Europea donde lógicamente siempre hemos querido llevar al ánimo de nuestros socios europeos la importancia de una nueva relación con Cuba", expresó Moratinos tras recibir el saludo de bienvenida de Rodríguez.

Dijo que llegó el "momento de superar la Posición Común", un documento aprobado a mediados la década de los 90 y por la cual se condiciona la cooperación entre el bloque y la nación caribeña a cambios en su política de partido único y al modelo comunista vigente.

"Será una buena visita que nos permitirá trabajar para levantar esa Posición Común", expresó el canciller.

Rodríguez aseguró que la Posición Común constituye un "obstáculo insalvable", en el avance de las relaciones tanto con Europa como con España en particular pues básicamente traza una política "injusta, unilateral e injerencista".

Para Cuba, la línea de acción de las naciones europeas es una demostración de su interés de imponer su propio modelo a un país subdesarrollado y singular, como la nación caribeña, sin respetar la decisión de los isleños.

Las tensiones entre ambas partes se incrementaron en 2003, cuando La Habana detuvo y enjuició a 75 disidentes por recibir orientaciones y dinero de Estados Unidos y grupos anticastristas dispuestos a destruir a la revolución. Una veintena de ellos quedaron posteriormente en libertad por razones de salud.

MKoratinos abogó en visitas anteriores por los reos políticos y consiguió la excarcelación de uno de ellos. Actualmente existe un diálogo entre el gobierno y la iglesia católica de Cuba sobre la situación de los disidentes presos.

Se espera que Moratinos se reúna con el arzobispo capitalino, cardenal Jaime Ortega.

La Iglesia logró la liberación del disidente preso Ariel Sigler hace algunas semanas. Ortega en persona se entrevistó con el presidente Raúl Castro.

La no gubernamental Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional informó la víspera que en Cuba hay actualmente unos 167 presos políticos, la cifra más baja en la presente década.