Miercoles  08 de Julio de 2020 | Última actualización 10:28 PM
Por: Editor de Internacionales | 8:57 PM

QUITO, 26 abr.- El presidente Rafael Correa se declaró vencedor en las elecciones presidenciales del domingo al parecer en una sola vuelta, superando contundentemente a otros siete rivales.

"Nunca los vamos a defraudar pueblo ecuatoriano, creo que por eso el inmenso apoyo que hemos recibido, hemos hecho historia en un país que desde 1996 al 2006 ningún gobierno democrático terminó su periodo ... hoy se gana en una sola vuelta", dijo emocionado.

Destacó que "a nadie le quede duda que nuestra opción preferencial es por los más pobres, por ellos estamos aquí, para que la patria finalmente sea de todos y todas, nunca los vamos a defraudar, pueblo ecuatoriano".

Refiriéndose sin nombrarlos por nombre a sus contendientes, Correa añadió que "aquellos que no han votado por nosotros ... la derecha, los grupos que siempre que han dominado este país, (que) se agruparon alrededor de una candidatura que tanto denostaron anteriormente, esa es la moralidad de ciertos sectores que privilegian sus intereses incluso sus propios principios y ética, pero la historia los juzgará".

Lenín Moreno, binomio a vicepresidente, afirmó que "el pueblo ecuatoriano ha correspondido con su voto y su confianza a un gobierno que rescató la honestidad de la palabra dada y que le inyectó nuevamente esperanza para el futuro, el pueblo ecuatoriano no es un pueblo despistado".

Agregó que "nuestra revolución está correspondiendo a lo que hemos llamado el socialismo del siglo XXI, una revolución con revolucionarios que en su mochila llevan educación, llevan salud, llevan progreso, llevan optimismo, llevan fe, llevan esperanza".

Al conocer las cifras de encuestas a boca de urna que le daban un contundente triunfo, Correa entonó la canción que identifica su gobierno, Patria, mientras bailaba con el puño en alto, rodeado por su gabinete y cercanos colaboradores en Guayaquil.

Ninguno de los otros siete postulantes a la presidencia se pronunciaron de inmediato tras los informes del triunfo de Correa.

Si las cifras son ratificadas oficialmente por el Consejo Nacional Electoral, no será necesaria una segunda vuelta y Correa habrá ganado el derecho a gobernar hasta el 2013 con la posibilidad de reelección.

Correa, de 46 años, se define como un cristiano de izquierda y asumió el poder por primera ocasión en enero de 2007, pero su mandato se cortó a mitad de período debido a la vigencia de la nueva constitución, la cual dispuso que se convoquen a elecciones generales para este domingo.

Un total de 10,5 millones de ecuatorianos fueron convocados para elegir presidente, vicepresidente, 124 asambleístas, alcaldes, prefectos (gobernadores) y otras autoridades seccionales.

Esta elección se caracterizó por marcar algunos hitos históricos como la posibilidad de reelección de un presidente, en este caso Correa, la votación de policías, de militares, de presos sin sentencia, de extranjeros y de jóvenes de 16 y 17 años, según lo dispone la nueva constitución aprobada en septiembre de 2008.