Miercoles  03 de Junio de 2020 | Última actualización 03:24 PM
Por: Prensa Latina | 6:52 AM

BRASILIA, 2 de junio, 2020 (PL).- Por el ejemplar desempeño en situaciones de desastres y epidemias, en especial en el combate que se libra hoy contra la Covid-19 en el mundo, los profesionales cubanos de la salud merecen el Premio Nobel de la Paz.

Así lo indica en una declaración la Fundación Mauricio Grabois, una entidad civil establecida por el Partido Comunista de Brasil (PCdoB), que pondera el prestigio y altruismo de los galenos cubanos a través de la Brigada Médica Henry Reeve.

El texto señala que ese contingente internacionalista especializado resulta un aspecto de una amplia política de solidaridad de Cuba con los pueblos del mundo.

Refiere que estas brigadas son el fruto de un proyecto humanista del Estado cubano que implica la formación de jóvenes médicos locales y de otros profesionales de muchos países, entre ellos Brasil.

La nota asegura que los miembros de la Henry Reeve 'son portadores de conocimientos científicos avanzados y principios éticos, demostrado por numerosos ejemplos, como el cuidado de la salud del pueblo cubano y en cumplimiento de misiones internacionalistas y la colaboración médica en más de 100 países de todo el mundo'.

Con este propósito, agrega el escrito, la brigada está presente en muchos lugares del planeta siempre que la comunidad internacional solicita ayuda humanitaria, como en el caso de Haití, Chile, Paquistán y Guatemala, entre otros.

Recuerda situaciones dramáticas como la epidemia de ébola en África y cómo las gestiones de las brigadas Henry Reeve exigieron enorme coraje y abnegación.

Señala que tal desempeño fue agradecido con el otorgamiento del premio Foetus, de Italia, en 2016, y un año después el Lee Jong Wook, de la Organización Mundial de la Salud, en reconocimiento a su trabajo médico y asistencia de emergencia a más de 3,5 millones de personas en 21 países afectados por desastres naturales y epidemias.

Como resultado de estos hechos, la entidad 'se une a todos aquellos que postulan el reconocimiento de la Brigada Henry Reeve como institución que representa la paz y cooperación de los pueblos en la preservación de la vida y salud de las poblaciones más sufridas del mundo'.

Por lo tanto, remarca la fundación, los médicos de Cuba merecen el Premio Nobel de la Paz.