Martes  22 de Octubre de 2019 | Última actualización 09:22 PM
Por: Rusia Today | 9:49 AM

El mandatario de EE.UU. responde por Twitter a la afirmación de Hillary Clinton de que Rusia estaría "preparando" a una precandidata demócrata para facilitar la reelección de Trump.

WASHINGTON, 20 de octubre, 2019 (RT).- A raíz de unas declaraciones sobre Rusia hechas esta semana por Hillary Clinton, su rival demócrata en las elecciones de 2016, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha escrito este domingo en su cuenta de Twitter que la política "se ha vuelto loca" y ha confesado que a él, personalmente, le gustan los rusos.

"Hillary llama a la congresista Tulsi Gabbard 'una favorita de Rusia', y a Jill Stein (excandidata del Partido Verde en las elecciones de 2012 y 2016) 'una agente rusa'. Como probablemente hayan oído, a mí también me llamaron gran amante de Rusia", escribió Trump este domingo en la red social.

"De hecho, sí me gusta la gente rusa, ¡me gusta toda la gente!", agregó el inquilino de la Casa Blanca. Y remató: "¡Hillary se ha vuelto loca!"
Rusia, otra vez

Trump quiso responder de esta forma a las declaraciones que Clinton hizo esta semana en una entrevista para el podcast Campaign HQ. En particular, la ex secretaria de Estado opinó que el Kremlin estaría "preparando" a una precandidata demócrata para que concurra a las elecciones de 2020 y, de esa forma, ayudar a Trump a lograr la reelección.

"No estoy haciendo ninguna predicción, pero creo que han echado el ojo a alguien que participa actualmente en las primarias demócratas, y la están preparando para ser la candidata de un tercer partido", indicó Clinton.

La excandidata demócrata fue más allá, e incluso dejó caer que la congresista demócrata Tulsi Gabbard podría cumplir este papel: "Ella es la favorita de los rusos. Tienen muchos sitios, bots y otras formas de apoyarla", afirmó.

Por su parte, Gabbard respondió a Clinton calificándola de "reina de los belicistas, encarnación de la corrupción y personificación de la podredumbre" del Partido Demócrata, y acusándola de intentar deliberadamente de manchar su reputación.