Viernes  27 de Abril de 2018 | Última actualización 08:39 PM
Patrañas politiqueras
Por: ALBERTO E. BORDA OBJIO | 10:21 AM

La credibilidad en el sistema de partidos en los países de Latinoamérica hace ya tiempo que viene de capa caída y la imagen de aquellos que se postulan a cargos electivos a través de estos, va en consonancia con el deteriorado ejercicio comicial que cada vez que termina una consulta electoral baja más de categoría por las diferentes patrañas políticas que se suceden en estos torneos.

De un tiempo a esta parte, hemos visto, como a la gente ya no le interesa tanto a que agrupación pertenece tal o cual candidato, sino que imagen pública tiene y de que credibilidad goza. Además, el sólo hecho de pertenecer a un partido cualquiera hace que el candidato sea tipificado de esto o aquello, por lo que se supone que representa el tipo de línea acostumbrada por la “institución” que lo lleva como porta estandarte.

Así vemos comúnmente, que en la publicidad de los candidatos casi no se hace énfasis en la organización a la cual pertenece y sólo de forma subliminal se da a entender esto, pues es harto conocido por los mismos participantes en estas lides, que de identificarse plenamente con el grupo político que lo postula, inmediatamente es sindicado por los votantes como uno más de los que a través del tiempo han hecho en su provecho propio todo tipo de patrañas politiqueras.

Esto, como podemos ver, es verdaderamente perjudicial para la democracia representativa, pues en los momentos actuales en cualquier país, por la misma similitud de situación existente, aparecen candidatos independientes y que al no estar respaldados por una organización, su back up económico puede proceder de cualquier non santa actividad.

No con esto queremos decir que los partidos estén inmaculados y libres de sospechas de asociación con el crimen y la delincuencia de cuello blanco, sino que es más difícil detectar el origen de dichas actividades en testaferros de organizaciones criminales.

Así las cosas, nos podemos dar cuenta como va en franca desaparición el sistema de partidos. En Hispanoamérica más que en otras partes existe el riesgo incalculable de caer en las garras de cualquier cartel del narcotráfico u organización mafiosa que auspicie económicamente a algún personaje de baja estofa, con el fin de entronizarse en el poder y apoyar sus actividades delincuenciales. Esto, de hecho ha sucedido con políticos tradicionales que han sido vinculados a grupos económicos poderosos.

Imagínense lo que es estar dirigidos por un Presidente que responde a organizaciones de este tipo. La anarquía en las decisiones de Estado sería la constante y el orden institucional desaparecería del panorama gubernamental y político del País en cuestión.

Y esto, que no es una utopía, pues esta sucediendo en muchas partes del globo terráqueo, en las naciones más pequeñas trae el desastre para los más pobres que son la mayoría y todo por culpa de aquellos que por años se han dedicado a hacer toda suerte de “patrañas politiqueras”. Ojo avizor, que en estos momentos cualquier caso semejante es pura coincidencia.

Muy buen artículo de Albertico, por favor déjame vivir mis últimos años tranquilo... Suéltame... RBA

Pichulin , Maximo Gómez 25
(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>