Miercoles  25 de Abril de 2018 | Última actualización 07:22 PM
La programada alianza PLD-PRSC y el gasto público
Por: LUIS JOHVANIL PÉREZ | 8:26 PM

LYNN, Masachusetts.- Varios dirigentes del PRSC han dicho que están en negociaciones con el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) para concertar una alianza con miras a las elecciones congresuales y municipales que están pautadas a celebrarse el próximo año, el último en confirmar estos aprestos fue Reynaldo Pared Pérez, secretario general del partido oficialista.

Pero es notario que esas negociaciones no cuentan con el aval de todos los dirigentes del otrora partido fuerte llamado reformista o balaguerista, también es notorio que la base del partido tiene su reserva sobre esta alianza. Estas desavenencias quedan confirmadas toda vez que un aspirante a cargo dirigencial dentro de la fila del reformismo es entrevistado en los programas de panel que se hacen en los medios de comunicación.

Un partido como el PRSC lo que debería hacer es entregarse a un proceso de organización interna que le dé la fuerza para desempeñar un mejor papel en todas las elecciones venideras. A pesar del descrédito en que están sumidos los partidos del sistema en el país, todavía cada parcela política cuenta con simpatizantes y miembros capaces de influir en los resucitados de un proceso electoral.

En vez de tratar de aglutinar sus fuerzas internas, los dirigentes del reformismo-balaguerismo están como las “putas” en un mercado romano; vendiéndose al más poderoso de los compradores, en este caso es al partido oficial que es quien cuenta con el poderío económico que origina el desfalco descarado de los recursos del estado para hacer y deshacer con el dinero ajeno.

Olvida, por la “magia” del dinero, la dirección del PRSC que precisamente ese seguro aliado es quien más lo ha dividido, quien más a contribuido a llevarlos al estado nati-muerto, agonizante en que se encuentran.

Una alianza del PRSC con el PLD dará como resultado un incremento en el gasto público del gobierno ya que esa alianza se discute en base a cargos públicos, lo que es un sinónimo de más botellas en una nómina ya recargada de puestos “inorgánicos”.

A lo interno del reformismo se acrecentará el disgusto de la base y de algunos dirigentes que no gozarán -no hay camas pa’ tantas gentes- del beneficio de unos de los puestos que se ofrecerán en el sobrecargado tren gubernamental, además de que el PLD no será tan bondadoso como el PRD, otorgándole candidaturas al PRSC más allá de sus verdaderas condiciones de una organización en decadencia.

Menos aún a sabiendas que muchos congresistas y síndicos llegaron a sus puestos por obra y gracias de la alianza morada, para finalmente resultar malagradecidos y hacer causa común con quien le está dando más.

Vista las cosas de ese modo; la programada alianza PLD-PRSC es un problema que nos atañe a todos, sin importar bandería política, ya que está en juego el incremento de los gastos del gobierno en momentos en que el mundo vive una recesión económica.

Recesión económica mundial que el dominicano no la ha sufrido con más crueldad, no por el desempeño del equipo económico del gobierno, sino porque los dominicanos ya estamos acostumbrados a vivir permanentemente en recesión, gracias al mal manejo que han dado a los recursos que administran los gobiernos que hemos tenido en los últimos años.

El autor es un periodista sanjuanero residente en Estados Unidos.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>