Domingo  24 de Junio de 2018 | Última actualización 11:17 AM
Cardenal López Rodríguez condena las protestas populares
Por: Prensa Latina | 9:12 PM

SANTO DOMINGO, 29 mar (PL).- El cardenal dominicano Nicolás de Jesús Lòpez Rodríguez echó su cuarto a espadas contra las huelgas y protestas callejeras que se suceden en este país y se dijo preocupado por esas manifestaciones antigubernamentales.

López Rodríguez dijo anoche a la prensa que hay “una programación diseñada”(de las protestas) en el territorio nacional y consideró que no hay condiciones para reeditar los disturbios que sacudieron el país 25 años atrás.

En 1984, durante las llamadas pobladas, una serie de protestas, reprimidas a sangre y fuego por la policía y el ejército, dejó más de 200 muertos y centenares de heridos.

Una ola de protestas se extendió la semana pasada por cinco provincias del Cibao (norte) y algunas de ellas derivaron en choques entre policías y manifestantes, con saldo de cinco heridos y tres decenas de detenidos, según cifras oficiosas. Los manifestantes reclaman el arreglo y construcción de calles y carreteras, acueductos, el cese de los apagones y aumentos de salarios.

Rodríguez dijo que si hay partidos políticos que alientan las protestas, deben pensar primero en el interés nacional y dejar de lado los particulares o de grupos.

Los dos principales líderes del opositor Partido Revolucionario Domincano (PRD), el ex presidente Hipólito Mejía y el ex candidato presidencial, Miguel Vargas, expresaron apoyo a los movimientos.

La diferencia entre Vargas y Mejía es que el primero axhorta a mantenerlas dentro de cauces pacíficos y, el segundo, las apoya sin condiciones.

Un paro de transportistas la semana pasada en el este dominicano fue levantado 12 horas antes de la hora de la convocatoria original por disturbios durante los cuales la policía aseguró haber arrestado a una mujer con un arma de fuego.

En esta capital la situación no es mejor, debido a la sorda guerra de huelgas del Colegio Médico Dominicano(CMD) por un aumento salarial del 100 por ciento que las autoridades dijeron ser incapaces de satisfacer.

Los médicos marcharon el miércoles último hacia el Palacio Nacional con la intención de ser recibidos por el presidente Leonel Fernández, quien delegó en dos funcionarios subalternos.

Los médicos desestimaron la propuesta y se dispersaron no sin antes reiterar que preparan acciones más contundentes y algunas sorpresas.

Horas después el vicepresidente de la República, Rafael Alburquerque, advirtió que el gobierno no permitirá el “estado de sedición” que, en su opinión, existe en el país.

Durante el fin de semana, prevalece una calma que puede anteceder a la tormenta, ya que las partes involucradas en las manifestaciones no muestran intención de cejar y es evidente que el gobierno, se prepara para enfrentarlos.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>