Jueves  19 de Julio de 2018 | Última actualización 10:03 PM
Los boleros de San Juan
Por: Luis Ramón de los Santos F. (Monchín) | 11:03 PM

DE BOLEROS, BOLERISTAS... Y ALGO MÁS.

Para Sinecio Ramírez, en reconocimiento a su ardua labor por el rescate del bolero.

El bolero hizo su nido en los rincones bohemios del Tupinamba, en la antológica terraza de Gautreaux, en el billar del Indio, el bar de Alfredo, El Laurel y en los prostíbulos de la parte alta de la ciudad.

Allí los compases malditos del bolero de sangre clavaron su daga de fuego en el corazón de los contertulios, amargados unos, borrachos los otros, esperanzados algunos, desahuciados los demás.

Muchas servilletas sirvieron como papel para dejar plasmados las ideas de poetas improvisados o de músicos hilvanadores de compases concordantes con su pena.

San Juan, que es un pueblo romántico hasta la saciedad, como le recordé un día a mi compadre Gilberto Monroig en su casa de Boquerón, tuvo sus compositores y sus boleros, sus merengues, sus claves en las personas de Danilo Mesa, Héctor Cabral Ortega, Luis Ney Sánchez y Máximo Morillo, pero tuvo igualmente a Juan Namnum, nuestro Gardel, con voz potente y modulada.

¿Quién no recuerda a don Juan interpretando La Comparsita en los actos del Ayuntamiento? ¿A quién no se le henchina la piel cuando lo recuerda con los ojos llorosos mezclar el sentimiento pampero con la nostalgia del Maguana en la interpretación de "Si se salva el pibe"?

Tuvo igualmente a Sigfredo Piña, Roger Valenzuela De los Santos, Ramón Valenzuela, Félix Sabadito Rodríguez, María Antonieta Ronzino y a muchos otros que hoy no recuerdo, a los sexagenarios como yo hay que tenerles paciencia.

Les decía al principio de esta crónica que el bolero tuvo en San Juan sus nidos predilectos y sus adláteres fieles, defensores a rajatabla del mensaje de su lírica y de la facilidad con que transmitía el mensaje oculto.

Todo parece indicar que los sanjuaneros sin saberlo hicieron causa común con lo expresado por María Del Carmen De la Peza: "El bolero no sólo fue expresión y campo de las luchas de poder entre los sexos, sino también un campo de batalla entre las clases, motivo de escándalo y de diferenciación o identificación social...". Nos sigue diciendo María Del Carmen que "El bolero emerge al lado del vals el fox trop, el one step y el tango como una expresión musical romántica de la gente de la ciudad moderna naciente contrapuesta a los valores provincianos y a la música foránea, la mayoría de sus letras estaban impregnadas de un gran lirismo romántico sentimental, pero muchas otras con una gran influencia del ambiente del cabaret que Agustín Lara, debido a su trayectoria personal y profesional le imprimiera...".

En ese punto quisiera establecer que la diferencia a la que hace alusión María Del Carmen no se hizo presente en San Juan como conglomerado provincial en contraposición a los postulados musicales de las grandes ciudades simple y llanamente porque durante muchos años no se evidenció en nuestro país ningún parámetro que dividiera de manera diametral ni el gusto ni la afición por los boleros entra la gente de las ciudades y los campos.

Es evidente que el bolero del San Juan que hoy recuerdo en toda su extensión geográfica fue signado por la letra arrabalera y lacrimógena más que por la letra simple y llanamente romántica. Armando Vega y su trío Casino Tropical con "Recuérdame" y "Acuérdate de mi", Orlando Contreras con "Mi corazonada" y "Por borracha", Leo Marini con "Tristeza marina" y "Falsaria", Codina con "Mujer perjura", María Luisa Landin con "Amor perdido" y "Hay que saber perder", Carlos Pizarro con "Madre voy a morirme" y "Espérame en el cielo" y el inmortal Panchito con "Aquella tarde gris" y "Quiero verte una vez más, clavaban literalmente una daga damasquina en la humanidad del contertulio fijo u ocasional del bar sanjuanero que tanto disfrutaba de ese bolero trágicamente querendón como el de la filípica Lariana...".

Vende caro tu amor, aventurera... Nada amigos míos, si la tarde se vestía de boleros con seguridad la noche se desnudaba de romance, y entre trago y trago, boleros, velloneras, meretrices, chulos y propinas pasaban las horas en inevitable contubernio con el recuerdo y ¿por qué no? con ese maridaje eterno y triangular entre el amargue, la mujer y la poesía.

lura29@yahoo.com

¡Vaya Monchin por fin puedo leerte en Barrigaverde! El periódico está super buenísimo y me doy gusto leyendolo de cabo a rabo. Con respecto a tu comentario te voy a comentar que en el San Juan del ayer, cuando mi padre tenia un colmado por los alrededores del matadero, habia un toca discos donde mi padre ponia los discos de moda de entonces y yo recuerdo uno que le encantaba a los que iban al colmado a escuchar esa canción; no recuendo su nombre, pero decia algo como donde quiera que tu vayas y te acuerdes de mi, era un trio que no recuerdo como se llama. Me alegro de verte y eres el profesor de siempre, mi amigo.

Lucho el sanjuanero , Nueva York

Señor Monchín, yo le recuerdo desde que usted hacia un programa de canciones y poesias en Radio Centro y tiempo después en las 100 canciones de Radio Popular. Siempre lo he considerado un maestro en su profesión. Respecto a su comentario sobre los boleros de San Juan quiero hacerle con todo respeto una observación, en el sentido de que usted sólo recuerda algunos lugares donde se escuchaban boleros y no todos y le pongo de ejemplo un colmado bar que tenia mi tio Babby en las cercanias del matadero municipal de San Juan. Igualmente los cabareses de la parta alta de nuestro pueblo que colocaban boleros de mucho peso. De todos modos yo le felicito ya que me hizo recordar mi infancia.

Bienvenido Ramirez Solano , Long Island,Nueva York

Alguien me puede informar de la vida de Juan Namnum, mencionado por Monchi en su articulo? Juan era coronel jefe de los bomberos, un gran ser humano y un exelente cantante de tangos. A Luis Ramon gracias por traernos ese pedacito de San Juan en su articulo y lo exhorto a seguir adelante. Para nosotros Monchi o Monchin el sanjuanero de las voz preciosa.

M.E.P. , Santo Domingo

Profesor De los santos, desde Panamá un saludo tanto de un servidor como de los colegas cultores del bolero de amor que pululamos por las discotecas y clubes donde tocan música del corazon. Aunque no conozco su pueblo natal como nativo de un pueblo de mi país Panamá, se que los pueblos y ciudades conservan un sabor característico por eso me encantan las anecdotas y las vivencias. Quiero que usted sepa que por estos lares se le quiere, admira y respeta. Por mi conducto saludos del colega locutor Sanromán.

Prof. Pompeyo Caceres Ugarte , Ciudad de Panama, Panama

Comentario para Monchin: Los sanJuaneros siempre hemos sido muy románticos. En mis años de juventud el romance se evidenciaba en las serenatas y en la gran radio audiencia que tenían tus programas de Radio Centro. Siempre que me junto con gentes de mi pueblo traemos como tema de conversación tu nombre y los nombres del profesor Ramon Valenzuela y de Marcos Fortuna y Frank Estepán, dando serenatas. Añoro volver a ver esa juventud escuchando boleros y haciendo y declamando poesías. Los tiempos son otros y hoy en día la juventud tiene otros intereses, por eso es tan importante que gente como tú recuende esas cosas que forman parte de nuestro mejor pasado. Siempre estamos contigo Monchin, tu hija y yo.

Ondina, la mujer perjura , Santo Domingo Este

Compañero grillo cantor, desde la sede de la grillada en función de bohemios 24 horas al día te enviamos un fraternal abrazo en espera de que jamás dejes de contar tus vivencias. El pasado dia 11 de mayo celebramos tu cumpleaños en tu ausencia y hubo canciones, tragos y muchos recuerdos. Te mandan a decir Yahaira y Enrique que no te olvides de escribir sobre Vicentico Valdes. Un abrazo, hermano grillo cantor, desde Hialeah.
grilloscantores@gmail.com

Cesar Coronado , Hialeah, Miami

Acerca del articulo en cuestion de Luis Ramón De los santos, mejor conocido por los sanjuaneros como monchin el locutor, quiero que me responda sobre la terraza de Gautreaux. Creo que se refiere a un restaurante que estaba por los frentes del banco de reservas en la independencia y que luego estuvo un comedor de Nina. En lo que respeta al Laurel que estaba a la entrada del pueblo en ese lugar se escuchaba muy buena música y en la vellonera habia una coleccion de discos muy buenos, allí los choferes y mecánicos estaban desde la mañana. Aprovecho estos comentarios para decirle a monchin que se le quiere mucho por sus aportes a San Juan y que sigue siendo el locutor número uno.

Carmen Luisa Matos , Velluno, Italia.

Quiero felicitar de manera muy calurosa al amigo Monchin De los Santos por ese y los demas articulos publicados en Barrigaverde. Monchin es un orgullo de todos nosotros y su paso por la radio tanto en nuestra patria como fuera de ella lo confirman como un sanjuanero valioso. Hace muchos años que no lo veo y cuando miro su foto no puedo creer que sea el por que lo recuerdo muy delgado casi desgarbado pero con la vitalidad de la juventud trabajando en la emisora de los Ramirez en la calle 16 de agosto. Un saludo para él y que jamás nos impida seguir leyendo sus artículos. Quien le escribe fue una buena amiga de su padre y de su madre.

Elsa Maria Perez Segura , Atlanta

Monchin, hermano mío, al leer estas agresiones tuyas a la nostalgia, agresiones porque me entristecen en lo más recóndito del corazón, me dan gana de recoger mis "motetes" y largarme al terruño querido. Envidio a quienes aún disfrutan 'las mañanitas de San Juan'. Pueblo, mi querido pueblo.

Luis Johvanil , Lynn, Massachusetts

Concuerdo plenamente con la opinion del amigo Luis Jhovanil, esos recuerdos son una agresion al corazon. Monchin siempre me parecio una persona muy dada a recordar cosas para que uno se desespere y arranque para el terruño querido. Ese pueblo que como dice Jhovanill es el querido pueblo, tiene muchisimas cosas que la gente puede contar y para eso tenemos a Monchin nuestro maximo locutor en todos los tiempos y que ahora se destaca como escritos costumbristas y de boleros, eso Monchin, pa lante hermano. Yo vivia en la 19 de marzo en las cercanias del Colegio Evangelico, fui alumno de la profesora Carmen, la esposa del Indio y me case con una compueblana llamada Luisa Méndez. Monchin sigue contando cosas y te me aparezco por alla.

Saul Peña , Barcelona, España

Monchín, sentí gran satisfacción cuando leí que mencionabas en tu artículo más reciente sobre el bolero, el negocio de mi padre (el Bar de Alfredo); en ese sentido sólo quiero hacerte una ligera corrección y es que desde que tengo conocimiento a él siempre le llamaron Alfredo pico y el negocio llevaba como nombre: alfredito con su bar. Ese es un dato para la historia de San Juan. Te quiero mucho, espero verte pronto. Atte. El Dandy.

alfredo medina-el dandy- , san juan de la maguana

LUIS JOHVANIL: Si recordar es volver a vivir, olvidar es empezar a morir. Prepara tus "motetes", que yo tengo los míos ya preparados.

Monchin De los Santos , Respondiendo a mis amigos

ALFREDO MEDINA (EL DANDY): Hermano querido, gracias por los apuntes que ciertamente son parte de la historia de San Juan. El bar de Alfredo, como yo lo conocí, fue uno de los sitios emblemáticos de nuestro San Juan, quizás tú no sepas que en mis precoces andanzas juveniles lo visitaba de manera furtiva locamente enamorado de una joven de El Cercado a la que le decían "La China" y que servía en el mismo. "La China" fue un amor con ribetes de desesperación, fue uno de esos amores sin ninguna perspectiva de éxito, ya que según ella, no tenia vocación de pediatra.

Monchin De los Santos , Respondiendo a mis amigos

El éxito de la competencia de danzones fue tal, que se establecieron los viernes del "tin cun tin" con su "baja y tapa la hoya" a todo vapor para la alegria de los contertulios. Donde Alfredito y su bar se escuchaban los mejores tríos de la época, las rancheras de Pedro Infante y Tony Aguilar, pero también a Panchito, Odilio González, Carmen Delia Dipini y Olimpo Cárdenas. Historia patria hermano mío, hay que recordar para no morir.

Monchin De los Santos , Continuando con El Dandy

Estimado Monchy... contesto a una pregunta hecha sobre el paradero de mi padre: Juan Namnum... el viejo vive en Filadelfia hace años, aunque viene con suficiente frecuencia... sigue cantando (en su cumpleaños 82, le monté un grupito para que lo acompañara en fiesta familiar... gozamos su voz durante toda la noche). Mis felicitaciones y saludo cordial... y recuerda que tenemos un "convite" musical y radiofónico para cuando vengas.

César N.

N. de R.: César, Monchín se accidentó en su auto próximo al fin de año y está convaleciente en su hogar. Puedes buscar la información en la sección Noticias de San Juan; hacer clic en los númeritos al pie de la página. Mis saludos y Feliz Año Nuevo. Anulfo.

cesar namnum , santo domingo

Estimado Monchin:

Me dio mucha alegria enterarme que a la distancia siempre alguien recuerda los tangos y las serenatas que junto a Hungria Mesa cantabamos casi todos los sábados en San Juan.

Ahora vivo en Estados Unidos, en Philadelphia, muy feliz con mi esposa, Angelina Herrera, donde tenemos tres hijos graduados de universad que son el orgullo nuestro y de todos los dominicanos que residimos en este país.

En unos de mis viajes a mi querida patria, ojalá nos juntemos para revivir algunas de estas memorias.

Seguiré leyendo sus publicaciones con mucho gusto.

Don Juan Namnún

Juan y Angelina Namnun , Philadelphia, Pennsylvania, USA
(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>