Viernes  19 de Enero de 2018 | Última actualización 07:39 AM
¡Gobernador de colonia!
Por: NARCISO ISA CONDE | 11:01 AM

Leonel en España exhibe su verdadero rostro:

La denominada globalización neoliberal en crisis, como estrategia de los grandes centros del capitalismo mundial, ha representado una nueva modalidad de recolonización de los países de la periferia capitalista, estructuralmente de pendientes.

Recolonización sumada a los efectos del viejo colonialismo y del más reciente neocolonialismo.

Recolonización sobre el viejo y persistente coloniaje en aquellos territorios manejados todavía como colonias.

Recolonización a través de las privatizaciones, las áreas de “libre comercio”, las desregulaciones, la gendarmería económica (FMI, BM, OMC:..), las contrarreformas políticas y culturales, la militarización de las relaciones internacionales, la dictadura mediática, discurso único, la deuda externa y eterna la precarización del trabajo, el empobrecimiento masivo y la feminización de la pobreza, los ataques a lo reductos de soberanía, las nuevas formas de guerra e intervención, la financierización del capitalismo a partir de las desregulaciones y del auge de la microelectrónica y la informática en las esferas bancarias, la hegemonía de la especulación; proceso basado en la destrucción de los aparatos productivos nacionales, la intervención de los sistemas judiciales, del predominio de lo privado, del individualismo y de la insolidaridad por sobre lo social y la solidaridad humana; en la depredación ecológica y la contaminación, el libre flujo de los grandes capitales transnacionales saqueadores, las nuevas guerras de conquista, la gansterización de los poderes públicos y las nuevas modalidades de opresión patriarcal, racismo, xenofobia y adulto-centrismo.

Todo esto como respuesta del capital imperialista a su crisis estructural de las últimas décadas del siglo xx; como restructuración ideológica, militar y tecnológica de un capitalismo decadente, afectado por su “sobreproducción” y el sub-consumo de la humanidad, la reducción de las ganancias, la carencia de fuentes energéticas, agua y minerales estratégicos…

Todo esto a costa de la vida en el planeta, de un empobreciendo humano más acelerado y masivo que antes, de nuevas guerras y masacres, de una grosera destrucción del entorno ambiental y del resto de la naturaleza, lo que a su vez ha provocado una multi-crisis sistémica de gran envergadura y una crisis de existencia de la humanidad.

Así hemos llegado a la etapa actual capitalismo senil y a esta mega-crisis de la civilización burguesa. Y esta grave situación –definida superficialmente por sus responsables y beneficiarios como “crisis financiera” o “crisis global” (sin apellido)- no se debe explicar de manera tan simple y tan falsa como lo hizo el señor Leonel Fernández en su reciente estancia en Madrid, atribuyendo sus causas a “un modelo que creyó en la especulación” (Diario “Hoy”, primera plana, 19 de mayo 2009).

Los modelos no creen, no son seres pensantes, sino creaciones de personas, clases, sectores sociales, fuerzas y dirigentes políticos específicos. Y por eso, por más maromas verbales que haga, Leonel no puede ocultar su específica responsabilidad en esta crisis, la cual ahora se expresa de manera dramática tanto a nivel nacional como internacional.

El actuó como un subordinado a esa estrategia, como un defensor de esa restructuración neoliberal del capitalismo; y mal puede ahora presentarse como un abanderado de la idea de “volver a los fundamentos de una economía basada en la producción”, meta ya difícil, por no decir imposible, de alcanzar dentro de este capitalismo decadente y senil.

Leonel ha sido aquí el jefe de las privatizaciones, los TLC, las desregulaciones, los ajustes del FMI y los programas del Banco Mundial, haciendo suya la plataforma de la globalización neoliberal capitalista, tanto en lo político, social, cultural y económico como en lo militar-policial y en lo jurídico institucional.

Ha sido – y sigue siendo- el jefe de la corrupción financiera y estatal, de la depredación del medio ambiental (ahora con la Cementera “Consorcio Minero” en el acuífero de los Haitises y la minera “Barry” lista para explotar los sulfuros y envenenar más aun el centro del país) y también el cabecilla dominicano de la recolonización a favor de EEUU y Europa.

Leonel ha procedido como un auténtico gobernador de colonia. Y en este instante, a pesar de su mulataje, se ha revelado como un perfecto hispanófilo-anexionista (a lo Santana, Báez, Trujillo y Balaguer) al decirle en tono sumiso -y sin ningún rubor- a los grandes empresarios españoles: “vean a la República Dominicana como una extensión de España” (“Leonel invita a empresarios españoles a explorar RD”, diario “Hoy”, 19 de mayo 2009, Pág. 6-A). Esto es: su respuesta a la crisis nacional ha sido solicitarles a los responsables de la crisis del capitalismo mundial más vocación colonialista-anexionistas y depredadora.

Esperemos, pues, una crisis mayor, lo que nos convoca a reemplazar este sistema irreformable por otro diferente y alternativo, comenzando por cambiar al gobierno y por cerrarle el paso a cualquier otro similar o peor. En fin, cambiar el gobierno para a continuación cambiar todo lo que hay que cambiar.

21 de mayo 2009, Santo Domingo.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>