Miercoles  13 de Noviembre de 2019 | Última actualización 12:32 PM
Cumplió asamblea general OEA jornada marcada por tema Cuba
Por: RAIMUNDO LOPEZ, enviado especial. | 11:16 PM

SAN PEDRO SULA, Honduras, 2 jun (PL).- La trigésima novena asamblea general de la Organización de Estados Americanos (OEA) cumplió hoy su primera jornada aquí marcada por el tema del levantamiento de la expulsión de Cuba en 1962.

Desde la ceremonia inaugural esta mañana, el presidente anfitrión, Manuel Zelaya, hizo una ferviente apelación a lograr un consenso en ese propósito y demandó el fin del bloqueo norteamericano de casi medio siglo contra la isla.

No podemos irnos de esta asamblea, sin derogar el decreto de la octava reunión (en 1962), que sancionaba a un pueblo entero por haber proclamado ideas y principios socialistas que se practican en todas partes del mundo, dijo.

No podemos irnos de esta asamblea -subrayó-, sin reparar la infamia contra un pueblo que basado en esta resolución, la gran democracia americana lo ha mantenido cercado con un bloqueo injusto, inútil, que para lo que sí ha servido (es) para demostrarle al mundo, que hay pueblos dignos, valientes, que prefieren sufrir antes que ver mancillada su dignidad, su libertad, su independencia y su soberanía.

El mandatario hondureño apuntó que la resolución anticubana de la OEA se debe derogar porque si se mantiene, es ser cómplices hoy de un error cometido hace 47 años.

Nosotros no vamos a ser cómplices de ese pasado, afirmó.

Esa posición fue respaldada por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien propuso hoy aquí la creación de un organismo latinoamericano y caribeño, sin la presencia de países ajenos a la región y sus intereses, tras participar en la ceremonia de inauguración.

El estadista explicó que la OEA ha sido desde su creación en 1948 un instrumento de dominación de Estados Unidos de las naciones de América Latina y el Caribe, ajena a los intereses de los pueblos de la región.

Llegó la hora de formar nuestra organización de los pueblos latinoamericanos y caribeños, para poder discutir y dialogar con Estados Unidos, Canadá, Europa y los países industrializados, afirmó.

El canciller de Ecuador, Fander Falconi, reiteró también una propuesta similar del presidente de su país, Rafael Correa, al pronunciarse sobre la necesidad de anular las sanciones de la OEA contra Cuba.

El tema de la conferencia es Hacia una cultura de la no violencia, sobre el cual se pronunciaron decenas de discursos durante la jornada, aunque la atención de la prensa acreditada se concentra en el tema de Cuba.

A propuesta del canciller de Brasil, Celso Amorín, fue creado un grupo especial de trabajo, integrado por los responsables de esas carteras de ese país, Estados Unidos, Canadá, Argentina, Venezuela, Belice, Jamaica, Nicaragua, México y Honduras.

Esos ministros, salvo Amorín y la secretario de Estado norteamericana, Hillary Clinton, fueron abordados por los periodistas en su camino hacia el salón de las negociaciones a puertas cerradas, pero eludieron dar declaraciones.

Según trascendidos esta noche, las negociaciones continuaban sin lograr un consenso, con posiciones encontradas de Estados Unidos, que trata de imponer condiciones para el eventual retorno de Cuba, y de Venezuela, Bolivia y Nicaragua, que ven el asunto como la reparación de una injusticia.

La asamblea general se prolongará hasta mañana, mientras la agenda establece la votación de resoluciones en la plenaria previa a la clausura, programada para las 19:00 hora local.