Martes  24 de Abril de 2018 | Última actualización 06:17 PM
Feminicidios aumentan a la par de la pobreza República Dominicana
Por: Prensa Latina | 5:55 PM

SANTO DOMINGO (PL).- La pobreza que afecta a cuatro de cada 10 dominicanos, unida a la desesperanza, cobran a diario víctimas entre la población femenina.

De acuerdo con estadísticas oficiales, entre los años 2005 y 2010 en la República Dominicana se cometieron mil 153 feminicidios, de los cuales 606 fueron a manos de sus esposos o amantes.

Según la especialista en violencia intrafamiliar Ivonne Ortiz, representante de la Alianza Latina para Erradicar la Violencia Doméstica, la situación económica, unida al temor de la mujer a denunciar el maltrato de sus parejas u otro familiar, son los principales detonantes.

A las muertes de mujeres producidas por una pareja, ex pareja, familiar, violador, acosador o agresor sexual, se agregan las que mueren al defender a otra víctima de la violencia.

Todos los días se reportan estos crímenes, sin que se vean acciones concretas para poner freno a esos abusos: la víctima más reciente fue Rosana Tapia, de 25 años, asesinada a finales de agosto de varios disparos por su esposo en La Cueva de Cevicos, provincia de Sánchez Ramírez.

Casi siempre estas mujeres dejan niños huérfanos, si es que no mueren junto a ella, tras lo cual el perpetrador en muchas ocasiones se quita la vida o se da a la fuga.

La comunidad y la policía casi siempre han sido testigos de acciones violentas previas a la tragedia final, sin embargo, las tradiciones machistas y religiosas obligan al silencio de la mujer, so pena de ser rechazada por su familia y la sociedad.

CRIMEN QUE FLORECE EN SILENCIO

Ortiz explicó como una de las causas que impide detectar desde fuera los casos de violencia doméstica, es que esos episodios florecen en el silencio, escondidos detrás de las puertas cerradas de un hogar.

La especialista indica que una de las barreras comunes en la mujer latinoamericana es que quiere el fin de la violencia, pero no dejar a su pareja.

Cuando se deciden a romper con esa situación, se presentan las agresiones más peligrosas, porque el agresor siente que pierde su poder y recurre a acciones extremas.

Recomienda Ortiz a la comunidad unirse para ayudar en la prevención de la violencia intrafamiliar y sugiere a las mujeres agredidas que lo comuniquen a alguien y traten de alejarse de la cocina o de lugares donde haya objetos con los cuales las puedan golpear.

La violencia arruina y destruye todo a su paso, pero es más penoso cuando ocurre en el espacio considerado por la mayoría de las personas como fuente de amor, solidaridad y comprensión.

Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en 2010 se registraron 192 feminicidios, lo que representa un incremento de 159 por ciento con respecto al año 2009.

Generalmente los crímenes fueron ejecutados con armas de fuego, cuchillos, sogas, estrangulamientos, gasolina para incinerar los cuerpos, alegando en la mayoría de los casos el rechazo de la mujer a volver con ellos o los celos pasionales.

RESPUESTA LEGAL

María de Jesús Pola, defensora de los Derechos Humanos de la Mujer, no concibe que la Fiscalía dominicana dividiera la calificación del feminicidio en íntimo y no íntimo, puesto que esos términos limitan y confunden a la población y no reflejan el número real de las afectadas.

Pola explicó que en el Código Procesal Penal no existe la clasificación de feminicidio debido a que la legislación solo contempla el homicidio como forma de quitar la vida a una persona.

La defensora de los derechos de la mujer estimó como un fracaso de la justicia y de la sociedad un asesinato luego que la mujer amenazada haya denunciado el hecho ante las autoridades, sin tomarse las medidas pertinentes para protegerla.

La relación de poder entre hombre y mujer en un hogar es un arma letal, opinó Pola, y agregó que no existe un perfil determinado para identificar a un abusador. El 50 por ciento de los feminicidios, según la activista, son cometidos por hombres que no tienen nada que ver con sus víctimas.

Aunque la magistrada Roxanna Reyes, procuradora general adjunta para Asuntos de la Mujer, considera las acciones del Ministerio Público y la Justicia como un muro de contención, todavía la nación dominicana se halla entre los países de más alta tasa del mundo en crímenes cometidos contra las mujeres.

En una declaración emitida con motivo del Día Internacional de la Mujer en marzo pasado, el Foro Feminista señaló que persiste la desigualdad de género en el ámbito económico, observado en que el 51 por ciento de los hogares con jefatura femenina están por debajo de la línea de pobreza, comparado con el 32 por ciento cuando es un hombre el jefe de núcleo.

Asimismo, la tasa de ocupación de la población económicamente activa masculina duplica la femenina (62.1 contra 31.3 por ciento), en tanto el ingreso promedio anual de los hombres casi duplica el de las mujeres (ocho mil 416 dólares contra cuatro mil 985).

El Foro también demandó medidas más severas en los tribunales contra situaciones de abuso contra la mujer, así como información precisa dónde las víctimas pueden acudir a denunciar esos hechos, protegiendo mediante protocolos y medidas fiscales los derechos femeninos.

*Corresponsal de Prensa Latina en República Dominicana.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>