Miercoles  18 de Julio de 2018 | Última actualización 07:51 PM
Fuerte réplica sísmica remece Italia; hallan sobreviviente
Por: Editor de Internacionales | 10:56 PM

ROMA, 08 abr.- Poderosas réplicas sísmicas causaron pánico el martes en la zona central de Italia devastada un día antes por un terremoto, y las cuadrillas de socorro rescataron a una joven de entre los escombros de un edificio, unas 42 horas después de que el inmueble se vino abajo.

Eleonora Calesini, estudiante de 20 años, fue hallada viva en las ruinas del edificio de cinco pisos en el centro de L'Aquila, dijo su abuelo, Renato Calesini, en el poblado costero de Mondaini.

"¡Está a salvo!", exclamó en declaraciones a The Associated Press, añadiendo que su padre había viajado a la ciudad devastada, en medio de los Apeninos, para localizar a la estudiante, quien usa un aparato para poder escuchar. Según los reportes, la joven sufrió una lesión en un brazo pero estaba bien.

"Todos habíamos perdido la esperanza", dijo el funcionario policial de la provincia, Germano di Cesare, a la televisora Sky TG24. Pero luego, los rescatadores buscaron y gritaron: "¡Está viva!"

Las cuadrillas y los curiosos aplaudieron cuando la chica fue sacada en una camilla, envuelta en una frazada.

Fue una noticia feliz, en medio de un día que deparó más tragedia para esta ciudad.

El número de muertos por el peor terremoto que ha sacudido Italia en tres décadas ascendió a 235, y 15 personas continuaban desaparecidas, dijeron los funcionarios de protección civil. Entre los muertos había cuatro estudiantes atrapados entre los restos de un dormitorio en la Universidad de L'Aquila, informaron medios nacionales.

Los equipos de rescate renunciaron a la remoción manual de escombros y utilizaron tenazas para cortar partes del techo del dormitorio, así como de los balcones y muros.

"A menos que haya un milagro, los rescatadores me han dicho que los chicos están probablemente muertos", dijo el rector de la universidad, Ferdinando di Orio.

La jornada trajo también más miedo.

Un poderoso temblor sacudió el martes las zonas devastadas el día anterior, obligando a rescatistas y vecinos a huir de los edificios dañados en L'Aquila.

Bloques de hormigón cayeron de los edificios y el nuevo temblor se sintió incluso en Roma.

Sismólogos de Estados Unidos dijeron que la réplica tuvo una magnitud de 5,6; el epicentro fue cerca de L'Aquila.

La fuerte réplica ocurrió a las 7:47 p.m., y aterrorizó a una pareja joven que caminaba en L'Aquila hacia su automóvil luego de llevar comida y ropa a amigos y familiares en una de las tiendas de campaña colocadas en la ciudad para los damnificados.

"Quiero ir a casa, quiero ir a casa", gritaba una mujer, cuyo novio la identificó sólo como Patrizia, luego de que llovieron sobre ellos trozos de fachada de un edificio que resultó muy dañado con el sismo previo.

Sus manos temblaban mientras rescatistas le daban un taza con agua. La joven dijo que estaba demasiado agitada para hablar.

Su novio, Agostino Paride, ingeniero de 33 años, señaló que manejaron a L'Aquila desde Civitella Rovedo, a 70 kilómetros de distancia.

Un intenso remezón hizo salir corriendo a los trabajadores de emergencias de un dormitorio universitario parcialmente derribado, en un recordatorio de que sigue el peligro en la zona sísmica.

El primer ministro Silvio Berlusconi inspeccionó en helicóptero la región devastada y dijo que los esfuerzos de rescate seguirán dos días más, después de los cuales prácticamente no habrá más esperanzas de supervivencia.

"Los esfuerzos de rescate seguirán otras 48 horas a partir de hoy hasta tener certeza de que no hay nadie más con vida", dijo Berlusconi a la prensa.

El sismo de magnitud 6,3 se produjo en la ciudad de L'Aquila y pueblos circundantes en las primeras horas del lunes, aplastando edificios y reduciendo manzanas enteras a pilas de escombros y polvo.

Los rescatistas que trabajaban en el dormitorio universitario de cuatro pisos extrajeron dos cadáveres de entre los escombros. Pero salieron corriendo cuando el remezón de magnitud 4,9 se produjo a las 11.26 de la mañana.

El primer ministro agregó que por lo menos cien del millar de heridos se encuentran en estado grave. Agregó que 190 de las víctimas han sido identificadas.

Los trabajadores de emergencias buscaban a otros sepultados entre los restos en L'Aquila, una ciudad histórica de unos 70.000 habitantes.

Se ha producido una serie de remezones desde el terremoto el lunes temprano, que también dejó a decenas de miles de personas sin hogar. El remezón del martes se sintió más intenso en L'Aquila, una ciudad de tesoros arquitectónicos románicos, góticos, barrocos y renacentistas en un valle rodeado por los montes nevados de los Apeninos.

Dos edificios en Pettino, un suburbio de L'Aquila, se derrumbaron después del remezón, dijeron bomberos a la prensa local. No se cree que hubiera nadie dentro de las dos estructuras.

El remezón se sintió también en el pueblo semidestruido de Onna, a 10 kilómetros (6 millas) de distancia, pero no causó pánico.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>