Miercoles  17 de Enero de 2018 | Última actualización 06:38 PM
Más chocolate en la reinaguración de Bellas Artes
Por: EDGAR VALENZUELA | 8:28 PM

Con sorpresa, hemos visto el anuncio de que se va a reinaugurar la Escuela de Bellas Artes de San Juan de la Maguana, con una sala de teatro y una sala de exposiciones de pintura, sin terminar ni equipar con luces, audio y otras facilidades técnicas.

A todo el Sur, y al país, le conviene que se haga la reinauguración, pero una vez que se ponga en funcionamiento, además, la cisterna que suple de agua a los baños; se dé adecuada terminación al área de oficinas; y se instale una planta eléctrica de 100 kilos para hacerle frente a los apagones.

Sin agua y sin planta eléctrica de emergencia, el Palacio de Bellas Artes de San Juan, se verá impresionante por fuera, pero será ineficiente por dentro.

“Todo tiene su tiempo”, dice la biblia. Y una evaluación detenida al interior indica que todavía no están dadas las condiciones técnicas para hacer un acto de reinauguración.

Hay opiniones encontradas en torno a la pretensión de algunos funcionarios de rebautizar la escuela con otro nombre.

¿Por qué no le cambiaron el nombre al Palacio Consistorial de Santiago, cuando el Ministerio de Cultura lo remodeló y reinauguró? Ah, porque los cibaeños jalan los hilos del poder cuando un funcionario se hace el sordo. Ellos saben quién sube y baja ministros y presidentes.

¿Por qué no le cambiaron el nombre al Palacio de Bellas Artes en Santo Domingo cuando fue remodelado y ampliado en ocasión de cumplir sus 50 años de construido? Porque es una obra maestra de la arquitectura dominicana. No por el nombre, sino por la solidez de la construcción del ingeniero Bebecito Martínez. Y a nadie convenció la idea de un funcionario de cambiarle el nombre por otro improvisado.

Una revolución cultural no se limita a un nombre. Implica acciones que van más allá del mercadeo.

Al Palacio de Bellas Artes de San Juan lo quieren despojar del nombre, sin tomar en cuenta que es producto de una ley del Congreso Nacional. Y una ley solo puede ser derogada por otra ley.

Esa misma ley dispone construir un busto en homenaje a su fundadora imborrable: Monina Cámpora. El busto original en honor a Monina Campora de Piña fue destruido sin explicación alguna. En todo caso tampoco se ha esculpido y ubicado, en ninguna parte, otro mejor.

La nueva generación también debe reconocer el trabajo realizado de manera autogestionaria por el músico Francisco Carias Lavandier, el teatrista Danilo Taveras y el escultor José Nicolás Jiménez, entre otros muchos, cuyos frutos vemos en artistas de la profesionalidad de Marianela Sánchez y César Namnúm, por citar dos ejemplos.

De sede del Palacio del Partido Dominicano desde 1947, la Escuela de Bellas Artes de San Juan de la Maguana se convirtió en una cantera de artistas en distintas disciplinas, a partir del 1 de octubre de 1964.

Llama la atención que se pretenda vender la idea de que el Palacio de Bellas Artes es una construcción nueva cuando la estructura fue construida hace más de 60 años por el arquitecto Henri Gazón, el mismo que hizo el Hotel Maguana y el Monumento a la Paz de Santiago.

Lo que se ha hecho es una remodelación y ampliación, sin concluir todavía, con el objetivo de que ofrezca un mejor servicio.

No hay nada creativo en etiquetarlo como Centro Cultural, porque un centro cultural, no cervecero, es desde el año 1964.

El Sur no merece a que lo expongan a una situación como la que se produjo en la hoy Biblioteca Pedro Mir de la UASD, cuando “un guapo” quiso imponer la reinaguración al vapor, con un nombre ambiguo, y estando el edificio a medio talle y vacío. Es negativo tener mala memoria.

Compartimos el interés de las actuales autoridades de que el Palacio de Bellas Artes de San Juan de la Maguana reabra pronto sus puertas para continuar sembrando arte y cultura en beneficio de toda la isla. Y respaldamos todas las iniciativas positivas. Lo que reclamamos, simplemente, es que en su reinauguración haya tanto chocolate como espuma.

El autor es periodista, teatrista y escritor.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>