Jueves  19 de Abril de 2018 | Última actualización 05:10 PM
Barbarie en la “democracia” dominicana
Por: NARCISO ISA CONDE | 9:43 AM

En su humilde casa de un barrio pobre en la zona suburbana de Navarrete, municipio de la provincia de Santiago, fue asesinado por tropas especiales de la Policía Nacional el joven José Aquiles Gonzáles de 21 años de edad.

El hecho ocurrió el pasado 16 de junio del 2009 mientras los(as) moradores del barrio protestaban por el abandono a que están sometidos, y reclamaban construcción de calles, aceras, luz eléctrica y servicios médicos.

En esa circunstancias una unidad policial de los denominados “Swats”, comandada por el teniente Jaques, lo persiguió, penetró en su casa, lo detuvo, le disparó y luego de herido lo ametralló en la pierna izquierda; previa consulta con sus superiores, incluido el general Monte de Oca, que ordenó lo mataran. Este último es comandante policial de la región, conocido por sus tropelías.

Una de las balas recibida le cercenó la arteria femoral. Todavía con vida lo arrastraron y lo tiraron como “saco de víveres” en una camioneta policial, como se puede apreciar en el video cuyas indicaciones están al pie de esta nota.

El joven era miembro del grupo social Frente Popular de Navarrete 24 de Abril y simpatizante de la Nueva Izquierda-Círculos Caamañistas.

Los “Swats” y los “Linces” de la República Dominicana, unidades especializadas en asaltos, toma de barrios y crímenes selectivos están siendo entrenados por oficiales colombianos asesorados en inteligencia por el Mossad de Israel.

La incursión policial en este caso no tiene justificación alguna, tratándose de un barrio aislado donde no hay “propiedad privada” ni “bienes” que destruir. Ella estuvo destinada a aterrorizar, a escarmentar, por eso incluyó este crimen bárbaro, cargado de sadismo.

La comunidad de Navarrete es una de las más rebeldes y combativas del país; y el régimen, sus autoridades civiles y militares, se han empecinado en una cruzada represiva para “erradicar” los grupos populares, todos con fuertes raíces en la población.

La barbarie se expresa de esta manera en la “democracia” de Leonel Fernández, cuyo gobierno ha implementado el llamado plan de “seguridad democrática” y el programa “barrios seguros”, basados en formas represivas copiadas del régimen de Álvaro Uribe Vélez:

¡La criminalización de las protestas está en marcha y se acelera con la agudización de la crisis nacional y mundial!, empleando tropas especiales contra las protestas.

Los autores materiales e intelectuales de este asesinato están identificados y la determinación de los grupos populares de Navarrete es emprender acciones judiciales reclamando su castigo ejemplar. El compromiso ante el país es no permitir la impunidad en este caso, no ceder en la movilización hasta que se haga justificia.

La decisión de convertir la indignación generalizada (el pueblo se paralizó y movilizó totalmente al otro día del crimen) en una mecanismo que haga de este asesinato un caso emblemático fue contundentemente expresada en asamblea ante las autoridades.

Igual existe la intención de emprender acciones legales y políticas destinadas a prohibir el empleo de tropas especiales contra las movilizaciones sociales.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>