Jueves  14 de Noviembre de 2019 | Última actualización 08:22 PM
Los dos miedos y un soneto
Por: RAMON DE CAMPOAMOR | 9:30 AM

Los dos miedos

I

Al comenzar la noche de aquel día,
Ella, lejos de mí,
"¿Por qué te acercas tanto? -me decía-,
¡Tengo miedo de ti!"

II

Y, después que la noche hubo pasado,
Dijo, cerca de mí:
"¿Por qué te alejas tanto de mi lado?
¡Tengo miedo sin ti!"

Soneto

De amor tentado un penitente un día
Con nieve un busto de mujer formaba,
Y el cuerpo al busto con furor juntaba,
Templando el fuego que en su pecho ardía.

Cuanto más con el busto el cuerpo unía,
Mas la nieve con fuego se mezclaba,
Y de aquel santo el corazón se helaba,
Y el busto de mujer se deshacía.

En tus luchas, ¡oh amor de quien reniego!
Siempre se une el invierno y el estío,
Y si uno ama sin fe, quiere otro ciego.

Así te pasa a ti, corazón mío,
Que uniendo ella su nieve con tu fuego,
Por matar de calor, mueres de frío.