Martes  17 de Julio de 2018 | Última actualización 02:41 PM
Las naciones de Mare Balticum
Por: AMÉRICO VALENZUELA G. | 6:47 AM

Fue mi mujer quien narró las experiencias vivenciadas en el interior de enormes catacumbas iluminadas por cirios rojos, misticismos, sonidos armoniosos, y música sacra, se trata de Recintos de Cavernas habitados por sacerdotes y servidores ortodoxos portadores de una gran luz, saber, o conocimiento ancestral muy bien enraizados, y que sirven de catedrales en Armenia, una de las 15 repúblicas de la ex URSS.

Esa nación, tanto como Georgia, son los mayores productores del coñac de 5 estrellas que mejor se ha elaborado en el mundo.

Según ella, el ingreso a esas catacumbas implicaba descender enormes y profundas grutas menores, inicialmente opacas y cableadas a lo largo de las escalinatas para asirse y no desprenderse al gran vacío, hasta acceder a enormes salones o cúpulas del inframundo o subsuelo, dotados de estalactitas (formación rocosa de cuevas creadas por el parto de gotas de rocas de techo y que forman columnas) y estalagmitas (rocas que crecen en cuevas de abajo hacia rriba). La sobriedad y la cordura eran los mejores aliados, además del ánimo nacido por la curiosidad de ver y saber.

La Universidad de la Amistad preparaba las vacaciones colectivas, y fueron muchos quienes por iniciativa propia decidieron incursionar confines como Lituania, quien junto a Letonia y Estonia formaron las Naciones del Mare Balticum: Tallin, Riga, y Vilnius las capitales. Baltis Riigid, Baltijas Balstis, y Baltijos Valstyb.

Dejé huellas sobre esas tierras, en esa oportunidad marché hacia la frontera con China Popular, mientras los mejores amigos se animaron al Lago o Mar Aral que contiene la mayor cantidad de aguas dulces del Planeta Tierra.

De tierras adyacentes como Finlandia, cuya capital Helsinki es definida como Centro del Norte Planetario, sabemos que destacan los puntos geográficos más fríos y nevados de la Región, y por ello la pequeña población que la habita, pero ninguno de nosotros jamás olvidará las imágenes de la televisión mostrando los deshielos de primavera en los hermosos bosques de esas tres naciones.

Ostss, Mar Báltico, o Baltik Krai, aunque posee lengua materna propia e intrínseca, el Baltisch Deutsch fue conquistado de manos de los suecos por Pedro El Grande, si hablaba alemán en sus documentos oficiales hoy el Ruso está vigente. Tal vez no se trata de lenguas como el Latín que tan sólo en El Vaticano suenan.

Quizás las Naciones del Mare Balticum superen en puertos y embarcaciones a los de Odessa, están obligados por el agua y la geografía a vencer grandes obstáculos, sólo el comercio y el amor de la amistad permiten ir más allá de las cosas fronterizadas.

Las recuerdo danzando antiguos rituales de plazas abiertas, te reciben con grandes sonrisas, los trajes típicos multicolores, pan y sal, y otras veces con vino y coñac, las bellas gorras cubriendo el trigo dorado de sus cabelleras, los manteles bordados, y los paños de Cocina.

La aparentemente lejana región del Mare Balticum, hoy posee representaciones y embajada en la República Dominicana.

● El autor es ingeniero.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>