Lunes  25 de Junio de 2018 | Última actualización 07:21 PM
Mis treinta años en el PLD
Por: TEODORO ALCANTARA BIDO | 9:03 PM

El 15 de Julio del año 2009, se cumplieron 30 años de mi militancia en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD). Recuerdo como ahora aquel jueves 15 de Julio del año 1979, cuando un grupo integrado por los compañeros Alejandro H. Cruz, Agustín Recio, Sigfredo Ramírez, un compañero que solo recuerdo por su apellido de “Pacheco” y yo, nos reunimos en la calle Mella esquina General Cabral, donde estaba situado el local del PLD, invitados por el compañero Ramón Danilo Bello Orozco, quien fungía como asesor para formar un círculo de estudio.

Esta primera reunión fue sólo para hablar de los fundamentos del PLD y donde se nos pregunto a cada uno de los invitados las causas que nos motivaron a organizarnos en el Partido, algunos respondieron que su decisión se debía a que querían aprender política debido a que en el PLD se estudiaba política; otros porque el PLD era un partido organizado; en mi caso la respuesta fue la Siguiente: “He venido a organizarme en el PLD porque he comprendido que este es un partido organizado, y quería aportar mi granito de arena para que nuestro país pueda tener un mejor destino.

En aquel tiempo los métodos de trabajo del PLD establecían que un círculo de estudio se formaba con un mínimo de 5 miembros y un máximo de 7. En nuestro caso, el círculo de estudio quedó conformado con 5 compañeros, quedando como coordinador el compañero Sigfredo Ramírez, Alejandro H. Cruz encargado de finanzas y yo como encargado de Vanguardia del Pueblo; no recuerdo como fueron constituidos los demás cargos.

Unos meses después, el círculo de estudios se desintegró, debido a que los compañeros trabajaban en empleos públicos y privados y a los mismos no les permitía cumplir con las obligaciones exigidas por el partido; yo que era un chiripero quedé con toda la responsabilidad del grupo; recuerdo que asumí la distribución de 50 ejemplares de Vanguardia del Pueblo y el cobro de 20 cotizaciones, responsabilidad que cumplí sin desmayo, hasta que fui incorporado a otro círculo de estudio y en el cual seguí asumiendo las mismas responsabilidades, hasta obtener la categoría de miembro.

De los 5 compañeros que integrábamos el círculo de estudio sólo tengo noticias del compañero Sigfredo Ramírez, quien al día de hoy sigue siendo un militante del PLD en la capital, donde se trasladó unos años después.

Rememorar aquella vieja estructura, donde imperaba la mística del buen ciudadano compañero, la disciplina, la solidaridad, la vocación del servicio, el respeto a los Estatutos del partido, y a los métodos de trabajo, donde en las reuniones, asambleas y congresos los compañeros de menor jerarquía tenían que pararse para recibir a los de mayor jerarquía, lo que dejaba claramente expresado que ser peledeísta era ser un soldado consciente, valiente y disciplinado, y donde un peledeísta ni se vendía ni se compraba. Eso era fascinante, uno se sentía tan cómodo como cuando se acuesta en un buen colchón a descansar. Uno sentía que su esfuerzo junto a los demás se iba a convertir en una fuerza que iba a liberar a la República Dominicana de la ignorancia, la insalubridad y la miseria, y que realmente se iba a cumplir con el compromiso de completar la obra iniciada por Juan Pablo Duarte y los Trinitarios.

Quien escribe siempre estará con la esperanza de que tal compromiso se puede realizar y auque me duela decir esta realidad, estoy completamente convencido de que por el derrotero que vamos no será posible. Debemos poner el dedo en la llaga para que nos duela y entender que las tres fuerzas políticas que durante décadas han gravitado en la conciencia del pueblo dominicano en estos momentos están enfermas, el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) ha venido padeciendo de un cáncer que cuando esta en la oposición se muestra benigno y cuando ha estado en el poder hace metástasis, esto lo ha demostrado cada vez que ha estado en la dirección del Estado, pues ha arrasado con la estabilidad macro y micro económica y se ha profundizado el narcotráfico y la corrupción en sentido general; con la excepción del gobierno de Juan Bosch que ha sido el ejemplo en toda la historia democrática de la República Dominicana.

El Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), tradicionalmente conservador con unas ideas propias balagueristas-neotrujillistas, hoy es un paciente diabético que cada día va languideciendo hasta el extremo que ya lo que se espera es su destino final.

El Partido de la Liberación Dominicano (PLD) que fue un partido que nació sano y fue creciendo sano hasta convertirse en adulto; a partir de 1991, ha venido padeciendo de una enfermedad que se puede decir que es producida por un parásito, que en determinado momento le produce diarrea y fiebre. Pero el panorama indica que de los tres pacientes el que se puede sanar es el PLD, puesto que el PRD y el PRSC sólo un milagro de Dios lo puede sanar, mientras que al PLD si se le aplican medicamentos que maten los parásitos se sana para siempre, y luego lo que hay que aplicarle constantemente es antiparasitario ¿Cuáles son estos antiparasitario? Bueno, hacer que se cumpla con los Estatutos del Partido; volver a la mística y a la disciplina y cumplir con los métodos de trabajo que están establecidos.

Para lograr esta meta no hay que ir muy lejos, sólo debemos reconocer -los peledeístas- que Juan Bosch formó dos partidos y que al momento de fundar ambos partidos, nunca pensó en que esas organizaciones eran una condición para el llegar a ser presidente de la República. En el caso del PRD, ese partido se formó para luchar contra la dictadura de Trujillo y establecer un gobierno democrático que echara la base para el progreso de los dominicanos en todos los sentidos, tarea esta que fue cumplida el cien por ciento, con el ingenio de Juan Bosch, ahora bien, después de los acontecimientos de 1963, Juan Bosch se dio cuenta de que los dirigentes del PRD no fueron leales ni a él, ni al partido, por el contrario, los perredeístas nunca abrazaron la causa en la cual se fundamentó el PRD y cambiaron la lucha revolucionaria del pueblo por la de conseguir prestigio y notoriedad pública y bienestar económico.

Es entonces cuando Juan Bosch en 1973, hastiado de tanta traición, renunció del Partido Revolucionario Dominicano y funda, junto a otros valiosos compañeros, el Partido de la Liberación Dominicana, con la misión de completar la obra inconclusa de los trinitarios.

Yo pienso que los peledeístas podemos hacer realidad esta idea inmaculada y tan digna de nuestro mentor y guía histórico, nuestro compañero Juan Bosch. ¡Pienso que si! Que el fue un ser humano de carne y hueso, al igual que lo fueron los Padres de la Patria; también los peledeistas lo somos y que podemos asumir la misma forma de sacrificio que ellos asumieron; todo en la vida es posible si asumimos compromisos. Pienso que los peledeístas debemos estar claro y conscientes y comprender que el PLD no fue fundado para que ninguno de los compañeros ocupáramos cargo de manera expresa, ni para que ningún compañero sea predestinado para ser Presidente de la República ni ninguna otra función pública, ni para obtener prebendas personales a través del partido o el Estado, ni riqueza; nuestra misión es la de servir al Partido para servir al pueblo, y no podemos ser cínicos, porque el pueblo nos esta observando y a la corta o a la larga vamos a hacer que el partido fracase y el PLD no va a cumplir con la tarea que le encomendó el maestro Juan Bosch.

Hoy por hoy, el PLD es el Partido que tiene el merito de mantener estable la macro economía del país, esto ha permitido avances incuestionables en áreas importantes y mayor bienestar, sin embargo estos avances no representan mas de 10% de lo que debería se la República Dominicana. Para nadie es un secreto que los partidos políticos son las principales instituciones de cualquier sociedad del mundo, debido a que son estas las instituciones que hacen los gobiernos y si las mismas no están dotadas de una disciplina férrea y una mística que le permita hacer cumplir sus estatutos y métodos de trabajo, nunca el gobierno que surja del partido podrá cumplir los propósitos que le prometió al pueblo y mucho menos satisfacer sus necesidades fundamentales.

Creo que las bases están echadas, tenemos el privilegio de contar con los instrumentos más sólidos para hacer del PLD una estructura eficaz, matando el miedo, olvidándonos de los privilegios cumpliendo y haciendo cumplir los estatutos, y los métodos de trabajo del partido, caiga quien caiga, y haciendo énfasis en la frase del maestro de que “no hay noche más oscura que cuando va a amanecer”.

Al día de hoy las cosas no están buenas para el PLD, lo único que lo mantiene adelante es la falta de una competencia, puesto que los demás partidos están en peores condiciones. Pero los dirigentes del PLD no deben hacer caso a eso y asumir su compromiso original, los organismos no se están reuniendo como debería ser, situación que hace que la indisciplina campeé por donde quiera; ninguna sociedad puede avanzar si las leyes de esa sociedad no se cumplen y si el PLD no se coacciona, el pueblo dominicano no tendrá esperanza, puesto que es la única esperanza de redención de la sociedad dominicana, no importa cuanto se haya abierto y cuantificado el PLD, sólo hay que hacer que se ejecuten los Estatutos y reglamentos del partido y aquel que no se encuentre en condiciones de respetarlo pues sencillamente que se vaya.

Los cuestionamientos de corrupción que se le hacen al gobierno son públicos y han tenido que ser admitidos por el propio Presidente de la República e importante dirigente del partido y funcionarios del gobierno.

Se que al presidente Leonel Fernández le preocupan estas cosas y seguro que al igual que otros dirigentes tiene buenas intenciones, pero no basta esas buenas intenciones y preocupaciones estas deben ser al unísono de todos los miembros del Comité Político y todos los dirigente que están llamados a cumplir y a hacer cumplir los estatutos, métodos y resoluciones del PLD, solo así podemos celebrar con júbilo los cien años del nacimiento de Juan Bosch, y el pueblo, y todos los que contribuyamos para esos fines seremos felices en la vida, las generaciones que puedan ver tan noble gesto, y más allá de la vida los que no podamos verlo, pero que a través de nuestro espíritu podamos percibir que esa misión fue cumplida.

En mis 30 años de militancia en el PLD no ha pasado ni un sólo día que yo no haya hecho algo a favor del mismo, aunque sea recordar el compromiso que tiene este Partido con la sociedad dominicana; nunca le he pasado factura al mismo.

He asumido cargos de dirección municipal por espacio de 10 años, he ocupado la función de regidor (1990-1994) y Procurador de la Corte de San Juan (1996-2000), y así como he dicho que no le he pasado factura al PLD también puedo asegurar que en las funciones que he desempeñado, no la he usado para obtener privilegios a través del tráfico de influencia, es más, puedo decir que en ninguna ocasión me he comido una menta que no sea con la remuneración ganada honradamente; las funciones que he desempeñado, tanto en la estructura como en el gobierno fueron por decisiones orgánicas, sin que en ninguna ocasión haya yo mediado para lograr tales fines, y lo mucho o poco que he hecho a favor del PLD ha sido con todo el amor y la voluntad posible, tomando solamente en cuenta que se trata de un aporte a la causa más justa, que es la liberación dominicana. Lo que más me preocupa es que aún pudiendo hacerlo, los peledeístas, no seamos capaces de asumir el sacrificio de los grandes prohombres de la historia y cumplir su meta.

El autor es miembro del Comité Intermedio Batalla de Santomé “J”, San Juan de la Maguana.

Congratulaciones doctor por su aniversario. Excelente articulo.

Melvin Bera , San Juan de la Maguana

QUE VERGUENZA QUE MIENTRAS ESTE PROFESIONAL TIENE 30 AÑOS EN EL PLD Y NO HA SIDO TOMADO EN CUENTA OTROS, SALTRAPAS, OPORTUNISTAS, ATRAPACHELES, GENTES NO CONFIABLES, SE LLEVAN EL GOBIERNO EN LOS BOLSILLOS. ESTE DEBERIA SER UNO DE LOS PRINCIPALES FUNCIONARIOS DEL GOBIERNO EN SAN JUAN.
PERO, SIGA PA' LANTE DR. QUE USTED ES BUEN EJEMPLO A SEGUIR.

El Observador. , SAN JUAN

Peor aun es el caso del empresario Ramón Danilo Bello, quien no tan solo es fundador del PLD, sino que era el padre económico del mismo, declarado por Juan Bosch, de una moral intachable, hoy en día no he tomado en cuenta, pues esta organización no toma a personas serias en cuenta.

nemias , San Juan
(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>