Martes  23 de Enero de 2018 | Última actualización 07:05 PM
Desde el Mar Caspio al Mar Rojo
Por: AMÉRICO VALENZUELA G. | 10:23 AM

La súbita tormenta de arena levantó de golpe y porrazo a todos cuantos nos hallábamos en aquella berma del Mar Caspio o Caspium Mare conocida por Karaboraskoi. Ese montículo enorme por extenso y con agua y riqueza abundante visualmente resulta parecido a los altiplanos suramericanos y debe guardar algunos parentescos con las orillas del Lago Titicaca, localizado entre Bolivia y Perú, visto "desde lo alto", en imágenes de Google Earth, nos damos cuenta de que Karaboraskoi no es el Karacul del Asia Soviético, pero inquieta saber qué tipo de relación, si acaso lo conocieron, podría guardar Karaboraskoi con el Cara-Cara-Col referido por los aborígenes taínos a Fray Ramón Pane.

Habría que curiosear cuanto a todo esto puede aportar el Coriconcha del Perú, edificación que sirvió para proteger el Disco Solar, un instrumento muy útil para la fertilidad, la paz, la salud, y la evolución de los seres humanos. Y también para actuar sobre los elementos de la naturaleza: viento, agua, fuego y tierra.

El viento y el oleaje rompieron la armonía creada en la costa del Karaboraskoi, pudieron salvarse las palmeras de dáctiles amarillentos por la flexibilidad de las ramas y de los troncos, y para protegernos del polvillo que por su muy fina granulometría aparentaba proceder del desierto, no bastó cubrir nuestros ojos, nos obligó a refugiarnos en el interior del bus universitario.

La defino como berma, porque en ningún caso resulta ser una playa paradisse como las nuestras.

Ha sido la visita más corta en duración de horas y la más lejana en kilómetros, dentro del territorio de la ex URSS, que me ha permitido la vida. El Mar Caspio es pura sal, distinto al Aral que es la reserva mas grande del mundo de agua dulce. La tierra creó esa deformación profunda para permitirlo allí.

Los estudiantes de origen arábigo conocían por la procedencia, en apuros ingresamos los dominicanos y latinos, así como gente de Shiri-Lanka, amigos de Nepal y Túnez, los muchachos de Marruecos, la gente de Chipre. Incluso los rusos y los estudiantes de Costa de Marfil y Sudáfrica, como Joseph Mongolele y Cristian Tuashi.

Tengo la plena seguridad de que le hubiera bastado a Neptuno, desde la época de la civilización de la raza gigante Atlante (ahora sabemos que estos fueron caribeños), Poseidón, y también Horlet, el Rey de los Siete Mares, apoyarse en el valor de Quixmi, el Cristo, el Hijo de Hombre, como para agenciarse el control de la tormenta de aguas salobres y areniscas que allí, en aquel justo instante, se despertó en la costa del Karaboraskoi del Caspium Mare.

Talvez Napoleón habría reaccionado, al bajar del caballo, después de ganar otra batalla, con aquello de, ¿qué pasa, qué pasa polvo...?

Bajo esa situación, ¿se podría acaso confiar en Pedro, como ocurrió ante los Apóstoles, a que detenga la tormenta…? No, sálvese quien pueda. Es cuestión de actitud, la gente se salva así misma.

No se trató de una de las ventiscas características del invierno ruso que muchas veces sirven para alegrar el bosque de abedules con los hermosos copos de nieve y de niebla, era arena, polvo, agua salabre, y viento. Escapar de manera furtiva fue la única alternativa. Había que protegerse. El Lago del Karaboraskoi se reconoce como el más extenso del mundo. La superficie de Caspium Mare está a 28 metros por debajo del nivel del mar, es alimentado por el afamado Río Volga, asimismo el Mar Muerto avivado por el Jordán o el Lago Enriquillo por el Río San Juan-Yaque Sur. Sólo que el Lago Enriquillo no es llamado Mar como aquel inmenso Caspium Mare, aunque el nuestro sobresale por salobre, y el enorme desnivel del espejo de agua bajo la Cota Cero del Mar Caribe.

Aun aparezcan rodeados de tierra, los grandes lagos son llamados Mares por los rusos. Y los lagos de las presas. Dada la dimensión de tierra de esencias de Nuestra Isla, muy bien podríamos llamarlo Mar Enriquillo, en base a las denominaciones universales pre-establecidas en grandes entornos.

Quizás, imposibilitados de la movilidad física, con muy poca visión, los kosacos con gran facilidad pudieron hacerse de los caramelos. Éramos simples becarios los sorprendidos, de los centros de enseñanza superior de Rusia, y corría el 1983. Pero es justo recordar que el Caspium Mare fronteriza y une a la vez a Rusia, Daguestán,
Azerbayán, Irán (no perteneciente a la URSS), Turgmenistán y Kazagistán del Asia Central.

Y sus riquezas bien administradas son compartidas por todos bajo leyes y acuerdos.

Podría ser que el Lago Enriquillo junto al Azuei de Haití, formen una entidad única aprovechable para ambos países. Por y para algo sigue creciendo.

Como para no olvidar aquel episodio a orillas del Karaboraskoi (referencia al escarabajo) del Mar Caspio, una vez atravesamos por carretera la ciudadela de Lombada, localizada entre El Cairo y El Monte Sinaí o Montaña de Moisés, perteneciente a Egipto, no en Euroasia, sino en África, una tormenta de polvo y arena había cubierto la vía. En el espacio-tiempo fuimos testigos de la repetición del fenómeno de los polvos desérticos.

Muchos kilómetros sin vía hacia Sinaí. ¿Quién puede olvidar los carabaneos y los oasis del desierto y la presencia de Alá, el Tres Veces Misericordios?Pero esto era distinto. Entonces aparecieron los ingeniosos.

Gente a camello que sirve de Guía.

Llega la ayuda a los vehículos atascados y ciegos, como nuestros muchachos cuando las lluvias cubren estas calles. Cuando las Damas permiten se apague el motor del vehículo, y por unas pocas monedas te sacan de aquel caluroso océano. Los camellos y sus jinetes marchan seguros de sí mismos por el mismo centro de la oscurecida ruta.

Hacia el Mar Rojo desde el Mar Caribe. El Mar Rojo aparece ocupando una protuberancia terrestre enorme, y permite la comunicación de Europa con Extremo Oriente, paralelo al mismo fluye el Gran Nilo, en el Valle del Gran Rift.
Observamos que tanto el Caspio, el Enriquillo, como el Rojo, florecen en tierras bajas, en el Sur. Mare Erythias o Rojo lleva ese nombre gracias al Granito Rojo que en minas abundantes existe en la zona.

Esas aguas salobres unen Egipto, Israel, Yemen, Arabia, Sudan, y otros países generalmente petroleros.

Aquel remolino de vientos y de arenas, pero sin agua en esta ocasión, no molestó la visión, ni tampoco fue necesario escapar y protegerse porque el desmadre brusco ocurrió horas antes de nuestra llegada. Habíamos amanecido en el Hotel Piramid de la Capital Carioca. Era un escenario diferente al vivido en Karaboraskoi, aunque la arena como los gatos durante las noches, aparenta en el desierto igual.

Es la misma arena que hoy nos visita e inquieta. Para el Egipcio el escarabajo es sagrado por representar la fertilidad, el huracán también trae una parte aprovechable no sólo en limpieza, sino en fertilidad.

Aun tenía valor la incertidumbre. Anciábamos atravesar el Canal de Sued en el Mar Rojo, rumbo al lugar del Éxodo. Recuerdo la expedición de Enriquillo como la de Moisés, hacia la Región próxima a Cabo Rojo.

Ambos actuaron logrando salvaguardar pueblos y razas. ¿Por qué no se levantan las arenas de esa Región...? ¿Cuántas provincias une este Lago..? ¿Sólo Independencia y Bahoruco? ¿Cuál es su riqueza..?

En agosto recién transcurrido aparece en la prensa nacional la noticia sobre el ingreso de polvo del desierto a nuestras aguas marinas, a nuestra tierra isleña, demuestra que el Sahara, no es una mujer, sino un ser masculino, solar, capaz de echar polvos africanos a las aguas caribeñas.

Jamás podemos pensar que son simples polvos, es producto de grandes tormentas ocurridas en el desierto. En Egipto.

Karaboraskoi no es exactamente la región de Nagorno Karabaj, entre esa zona del Caspium More, Karaboraskoi es conocido en la nación Persa (Irán) por Hircanis(¿Huracanis?).

El Machu Pichu.

El Pato Macho.

El Papaupa.

Aquel quien se sacude.

¿Comprendes...?

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>