Miercoles  18 de Julio de 2018 | Última actualización 03:05 PM
La cigua y la palma
Por: JOSÉ DANILO DOMÍNGUEZ | 4:48 PM

Preocupado por la extraña relación, que los biólogos llaman simbiótica, entre la cigua y la palma, he encontrado una explicación a la insistente solicitud de la palma en hacerse visitar de la cigua, lo que ha terminado por hacer corriente la afirmación de que la cigua es la cita de la palma.

Aunque parezca absurda la idea, la palma se ofrece a ser el alimento de la cigua para que esta tenga fuerza para volar; para volar lejos, mientras más lejos, mejor.

El motivo de la palma es del todo razonable: para sobrevivir, tiene que esparcir por todas partes su simiente.

Al convertirse en alimento de la cigua, la cigua lleva en su vientre los elementos de procreación de la palma.

Cuando la cigua realiza sus necesidades, lo único que hace es propagar la posibilidad de existencia de la palma.

La leyenda dice que la palma es una cigua que por su gran tamaño nunca pudo volar.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>