Lunes  23 de Abril de 2018 | Última actualización 09:04 AM
Apuntes sobre el Programa Cuba de la NED en el 2013
Por: LUIS MIGUEL ROSALES | 8:34 PM

La NED acaba de hacer público su trabajo encubierto en Cuba durante el 2013. Como ya es común en esta organización norteamericana, el programa se hace público con un año de atraso, como para proteger los proyectos anuales que desarrolla contra Cuba. Aunque se destinó la mayoría de los fondos en el 2013 a instituciones y organizaciones con un extenso accionar anticubano, en este año, para diversificar su trabajo utilizó a nuevos contratistas, que siguieron promoviendo y apoyando a los mismos contrarrevolucionarios y proyectos anticubanos.

No voy a malgastar palabras en hablar del programa y de las tradicionales organizaciones e instituciones que se benefician con el dinero del contribuyente norteamericano para desarrollar proyectos anticubanos y de paso apoderarse de la mayor parte de esos fondos para cuestiones personales de los principales ejecutores de estos. Al final no hay ningún control sobre todo el dinero que se mueve. Solamente hablaré de algunos de los nuevos inquilinos que se montaron en el tren del dinero y cuyo trabajo al interior de Cuba ha sido tan nulo como el de los viejos contratistas, aunque quieran presentar lo contrario. Dentro de ellas aparecieron por primera vez instituciones latinoamericanas y europeas.

La Asociación de Iberoamericanos por la Libertad (AIL) recibió 60 mil dólares para promover eventos anticubanos con participación de las figuras más “ilustres” de la contrarrevolución cubana, como Yoani Sánchez y Berta Soler. Esta organización radica en España y cuenta entre sus miembros con elementos derechistas como el escritor “peruano” Mario Vargas Llosa o Antonio Guedes Sánchez, su Presidente. Su trabajo contrarrevolucionario en España lo conjuga con el de otras asociaciones como la Asociación Damas de Blanco en España, de escasísima membresía, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos y la Fundación Hispano Cubana.

El reciente evento anticubano titulado “Coaliciones para la Democracia en Cuba”, celebrado en la Casa de América el 26 de febrero de 2014 con la participación de Berta Soler, vinculada en estos momentos a un escándalo con el tema de las becas para disidentes cubanos en Miami, Yoani Sánchez, nuevamente de visita en Miami, anunciando la apertura ¿próximamente? de su periódico particular, Reinaldo Escobar, un representante del Movimiento Cristiano Liberación y Elizardo Sánchez Santacruz Pacheco, organizado para presionar a la Unión Europeo ante su política de acercamiento con Cuba, fue auspiciado por esta asociación. Para más descrédito, la AIL es miembro de la Red Liberal de América Latina (RELIAL), organización encargada de promover campañas de descrédito contra todos los gobiernos progresistas que existen hoy en el contexto político latinoamericano.

El Centro de Investigación y Capacitación de Emprendedores Sociales (CICES) es una asociación argentina fundada en el año 2007, receptora en el año 2013 de 58 576 dólares de la NED para desarrollar un programa anticubano encaminado a identificar y entrenar a miembros de la contrarrevolución cubana con la supuesta capacidad de ser líderes dentro de sus comunidades, así como crear redes de apoyo a estos elementos en otros países de América latina. A esos efectos estuvo involucrado en el envío a Cuba de emisarios latinoamericanos para abastecer y entrenar a contrarrevolucionarios internos, violando las propias leyes cubanas. Este envío de emisarios está en concordancia con la política yanqui de evitar que ciudadanos norteamericanos se utilicen en esas tareas y se repitan casos como el de Alan Gross.

El CICES es el creador del engendro anticubano titulado “Red de Jóvenes Latinoamericanos por la Democracia en Cuba”, iniciado en el año 2012 durante el desarrollo de un programa de liderazgo en la Universidad de Georgetown y que se encamina a entrenar a “disidentes” cubanos y promover campañas anticubanas en América Latina. Por ejemplo, en el mes de enero de este año realizaron en Chile el II Encuentro Internacional Oswaldo Payá. Además de recibir fondos de la NED, esta organización también recibe financiamiento de la Fundación Konrad Adenauer, vinculada también a acciones desestabilizadoras contra Cuba y otros gobiernos progresistas en América Latina.

El chileno Centro Democracia y Comunidad fue receptor de 49 184 dólares, destinados a enviar emisarios de ese país a Cuba para entrenar a miembros de la contrarrevolución interna en técnicas de “transiciones democráticas” y abastecerlos con equipos de comunicaciones. Aquí volvió a cumplirse la máxima de cero norteamericanos en Cuba como emisarios. Como otro ejemplo que evidencia el entramado de organizaciones extranjeras que financian la contrarrevolución cubana aquí vuelve a aparecer la Fundación Konrad Adenauer como financista del CDC. En el pasado reciente el CDC estuvo apoyando todo el trabajo anticubano dirigido por el contrarrevolucionario Huber Matos, incluso financió un viaje de este a Chile en el año 2011.

Una organización norteamericana, la Cuban Soul Foundation (CSF) recibió 65 mil dólares para supuestamente promover la libertad de expresión entre artistas vinculados a la contrarrevolución cubana. Esta organización está asentada en La Florida y promueve y financia actuaciones de raperos cubanos con posiciones críticas y abiertamente contrarrevolucionarias, entre los cuales sobresalen Eskuadrón Patriota, así como a los proyectos Matraka Producciones y OMNI-Zona Franca.

La Plataforma Internacional para los Derechos Humanos en Cuba, es un engendro creado en Europa con financiamiento norteamericano en el año 2012 y que en el año 2013 fue beneficiada con 86 720 dólares, destinados a promover campañas de denuncias contra Cuba amparadas en supuestas violaciones de los derechos humanos en la Isla. Está presidida no por un cubano, sino por el político y ex diplomático checo Martin Palous, con un extenso historial de acciones anticubanas. A la sombra del checo se cobijan los contrarrevolucionarios cubanos Guillermo Fariñas, Elizardo Sánchez Santacruz y Berta Soler. Es decir, los mismos nombres que una y otra vez se repiten en cuanta organización anticubana se crea, ratificando la tesis que la oposición cubana tiene una muy limitada membresía.

Un monto financiero importante fue destinado a la Plataforma de Integración Cubana, receptora de 100 mil dólares, destinados a promover debates con enfoques contrarrevolucionarios y tendenciosos sobre el tema racial en Cuba, así como trasladar hacia el exterior una imagen distorsionada sobre la realidad en la Isla. Es la encargada de abastecer y entrenar a cabecillas de la contrarrevolución cubana como Leonardo Calvo y Manuel Cuesta Morúa.

Todo parece indicar que los más de 3 millones de dólares recibidos por la NED para financiar proyectos anticubanos en el 2013 siguieron la lógica de los presupuestos de años anteriores y se encaminaron a financiar proyectos subversivos en los denominados sectores vulnerables de la sociedad cubana (mujeres, jóvenes, negros y otros), así como el trabajo con la contrarrevolución tradicional. Esto último se evidencia con la repetición constante de los mismos nombres: Yoani Sánchez, Berta Soler y Guillermo Fariñas, por solo mencionar los más mediáticos.

La danza de los millones no se detiene, seguirá fluyendo desde Washington hacia Florida, pero también hacia América Latina y hacia Europa, llegando solo migajas hacia Cuba. Pero estas migajas seguirán promoviendo dentro de la contrarrevolución interna un nivel de vida muy por encima de la mayoría de la población cubana. Todo ello, por supuesto, a costa del contribuyente norteamericano.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>