Jueves  14 de Noviembre de 2019 | Última actualización 08:22 PM
Tú, ruiseñor que cantas
Por: AMÉRICO VALENZUELA G. | 7:08 PM

(A Sonia Silvestre)

Milpas en tus ojos
encendidas,
a flor de piel
para que encuentre
abrevadero el colibri
y la colmena,
a campo lleno que resulte abundante
la sagrada siembra,
imbatibles al viento,
por el tiempo engendradas
y por el tiempo paridas,
color de miel,
agua dorada
de ese inagotable manantial,
candilejas que forjan
la Montana,
cantas,
y llueve,
y el relampago precoz
se adviene,
perenne,
El Ruisenor
en el solar,
y la ausencia de angustia
e incertidumbre.

Reflexiva.

Profunda.

Autentica.