Miercoles  17 de Enero de 2018 | Última actualización 07:37 PM
Palabras de Narciso en la presentación de “Revelaciones”
Por: Editor de En Primer Plano | 9:40 PM

Apreciados/as amigo/as, queridos/as camaradas:

Hoy es un día de emociones y verdades. Momento para intensificar una reflexión muy importante, junto a la reafirmación ascendente del compromiso transformador; reflexión ajena a las diatribas, reafirmación reñida con cualquier intento de empañar aportes fundamentales a una época heroica.

REVELACIONES, el libro de mi autoría comentado hoy por el apreciado combatiente de abril e historiador Roberto Cassá, es una obra centrada en un tema conmovedor vinculado a los antecedentes (1966-1973) de la Expedición de Playa Caracoles impulsada desde Cuba por el coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó; expedición concebida después de su salida forzada del país al concluir la gesta revolucionaria y patriótica realizada entre abril y octubre del año 1965, que él mismo encabezó.

Nuestra valoración de la Revolución de Abril, de sus principales actores, del coronel Caamaño como su líder más destacado, de sus esfuerzos por recuperar la ofensiva luego de la imposición de la contra-revolución imperialista… nuestra admiración por Revolución Cubana, la trascendencia de su herencia y de su permanencia bajo el acoso imperialista… y los problemas de seguridad relacionados con esa acción revolucionaria en el contexto de la denominada “guerra fría”, motivaron en mí y en la dirección del Partido Comunista Dominicano-PCD la actitud de cuidar las intimidades del tortuoso, controversial y accidentado proceso de gestación de expedición guerrillera de 1973.

A esto se debió una primera tardanza de estas revelaciones y por esa actitud tuvimos que soportar en silencio injustas tergiversaciones y calumnias en reiteradas ocasiones.

De todas maneras al paso de varios lustros la desclasificación de esas informaciones perdió la peligrosidad de antaño y entonces tomamos la decisión de proceder a preparar este libro.

Pero como si se tratara de una conspiración del azar en el curso de ese esfuerzo se nos extraviaron documentos inéditos necesarios para darle mayor sustento a nuestros testimonios, análisis y valoraciones.

Se produjo así una segunda e indeseada tardanza.

El tiempo perdido fue muy sensible, mucho más de lo conveniente, hasta que un azar de signo contrario, un azar prodigioso, nos sacó de aquel estancamiento incierto.

En el 2012 se me presentó la oportunidad de rescatar un pequeño archivo de documentos del PCD, guardado en Moscú para evitar su riesgosa entrada al país, depositado en la casa de mi entrañable amigo y camarada soviético, Kiva Maidanik, fallecido en el 24 de diciembre del 2006.

Masha, María, su hija, después de la muerte de su padre, lo trasladó a su residencia y me hizo saber de su hallazgo, en espera de la oportunidad de entregármelo o hacérmelo llegar.

La posibilidad de rescatarlo –aun si recordar exactamente todo su contenido- se produjo a raíz de mi reencuentro en Caracas con Galina Doubrovskai (Galia), amiga mía y de Lulú, de Kiva, de su viuda y de su hija: un ser de una condición humana excepcional, de profundas convicciones revolucionarias y invariable disposición solidaria, que en uno de sus viajes a Moscú cargó con parte del pequeño archivo.

En marzo del 2013 lo recibí en su casa de Caracas.

Nunca pensé que los documentos sobre las conversaciones con Caamaño podrían estar en ese paquete, el cual de inmediato revisé detenidamente. Pero para mi agradable sorpresa me encontré con las copias al carbón de las hojas mecanografiadas que contenían esos textos inéditos.

Así es la vida: el encuentro de lo perdido a veces se produce cuando uno menos se lo espera.

Ahí quedó sellado que este libro sería una realidad y aquí está RELEVACIONES, haciendo honor a su nombre. Aquí está contándole al país el eje que une y las situaciones que diferencian la gesta del 65 y la heroica expedición de Playa Caracoles.

Continuidad y discontinuidad. Actores comunes en escenarios y circunstancias distintas. El mismo liderazgo en caldos de cultivos diferenciados.

Francis Caamaño primero junto al entorno que lo transformó en prócer de la patria y factor unificador de la diversidad revolucionaria y él mismo procurando luego crecer –y creciendo en definiciones teórico-políticas- en un contexto más sesgado, menos conocido, más distantes de sus raíces nacionales, más lejano de una dinámica y del acompañamiento que facilitara enfrentar los nuevos y complejos y desatar las enseñanzas vividas y las potencialidades creadas. Pero de todas maneras abrazando el ideal socialista y “saltando” a la inmortalidad.

En el desenlace conocido –pese al intento fallido de freno tardío de la parte cubana- gravitó con fuerza la impronta de ese desarraigo político fruto de su salida forzada del país y a continuación el impacto de un proceso sumamente atractivo como la revolución cubana, en plena fase de expansión guerrillera, de radicalización antiimperialista y de arranque de su orientación socialista-comunista.

Una revolución pionera y consolidada, pero no necesariamente a tono con los límites del nivel alcanzado por nosotros/as en abril del 65 ni con las exigencias de amplitud y diversidad democrática-popular dominicana, ni con la proclividad para la combinación de las formas de lucha pertinentes y necesarias para alcanzar las expresiones de rebeldías multitudinarias que nos demandaba el reino de la contrarrevolución imperial en nuestro país.

Y esos nuevos factores gravitaron sobre él y sobre todo el movimiento y el frente abrileño del 65, facilitando su fraccionamiento y dispersión, contraponiendo innecesariamente factores y liderazgos preciados, muy complementarios en ese período para lograr un repunte victorioso y no el drástico revés sufrido.

No voy ahora a explayarme sobre el contenido de todo el texto de REVELACIONES; pero sí -a la luz del intenso despliegue de reseñas que sobre él se han publicado- me parece útil hacer algunas precisiones para evitar que se consoliden inexactitudes en el tiempo y superposiciones de temas, momentos y ocasiones.

En la primera fase de las relaciones con Caamaño, en el periodo post guerra del 65 (1966-1970), le planteamos en Cuba un proyecto de insurgencia armada integral y un plan político-militar que está contenido en este libro y que finalmente -pese a los acuerdos políticos parciales alcanzados en el verano del 68- él y su grupo no aceptaron.

Entonces, ellos persistieron en el proyecto guerrillero tipo foquista rural, tanto durante esos intercambios como a lo largo del 69.

En la segunda fase, dadas los cambios acaecidos en el país (1970-1972), le propusimos desistir temporalmente de esa expedición guerrillera, salir a la luz pública fuera de Cuba (inicialmente en Viet Nam) y poner en práctica iniciativas políticas que incluyeran su presencia abierta en Europa y otros puntos del exterior, y su eventual retorno al país.

Esas sugerencias se la formulé por primera vez en ocasión de mi visita a Cuba en 1971 y se la recordamos en la carta que yo le envié desde Moscú a principio del 1972, posterior a la caída en combate de los PALMEROS, y también en la que Carlos Dore le escribió en fecha cercana desde París.

Fue en julio de 1971 que él me habló de su transitoria preferencia por las guerrillas urbanas tipo TUPAMAROS del Uruguay, lo que al parecer fue una idea muy efímera. Entonces yo le argumenté sobre los enormes obstáculos que a mi entender tenía ese nuevo proyecto y le insistí en el plan político. Más tarde, claro ésta, Caamaño volvió a aferrarse a la idea de la expedición guerrillera, entrando por Playa Caracoles hacia la Cordillera Central con solo 9 combatientes.

Otros planteamientos parecidos le hicieron Bosch, Hugo Tolentino Dipp, Marcelino Vélez Santana y Jottin Cury. La carta firmada por los últimos tres no ha sido rescatada.

En nuestras visitas a Cuba, tanto en mi caso como en el de los demás camaradas (Asdrúbal, José, Luis, Carlos, Manolo…), se producían intensos intercambios políticos con la dirección cubana, que versaron sobre estos y otros temas.

En el 72 contacté a Fidel en Rumanía y él designó una comisión a la que le expuse extensamente nuestras consideraciones sobre la inconveniencia de la expedición en esa fase del proceso y la necesidad de cambiar en favor una gran iniciativa política. Más tarde, post Caracoles, en 1975, se produjo el encuentro con Fidel relatado en esta obra.

Respecto a los vínculos con Bosch, llevé a Cuba en 1968 su carta sugiriendo que lo invitaran públicamente a Cuba. Apoyé esa sugerencia. Conversé e insistí con Francis y con el Comandante Piñeiro sobre la conveniencia de ese paso y no obtuve respuesta, ni en esa ocasión ni posteriormente.

Sostengo que el profesor, en relación directa con el PCD, mostró en 1968 y después disposición a restablecer la unidad con Caamaño y a reconstruir el frente político forjado en la guerra patria. Tampoco surtieron efectos gestiones posteriores en esa dirección. Este criterio sobre Bosch no se refiere, no es extensivo, a su cuestionada reacción cuando inmediatamente después del desembarco le informaron de la presencia de Francis en el país, la cual no comparto.

En otro orden, es incierto –y al parecer se trata de una versión inexacta suministrada a AMAURY GERMÁN- que el PCD obstruyera mensaje alguno de Caamaño o de los cubanos hacia ellos, puesto que nunca hicimos de intermediarios en esas comunicaciones.

Los Comandos de la Resistencia (PALMEROS) tenían sus canales propios con Cuba, totalmente compartimentados de los nuestros. En ese periodo nosotros aquí solo teníamos vínculos con los CORECATOS, a quienes previamente les ayudamos a relacionarse con Cuba y con el coronel de Abril.

Los vínculos de los Palmeros con Cuba eran previos a los de los CORECATOS y sin intermediación nuestra, aunque ciertamente entre Camilistas y Palmeros se establecieron fuerte vínculos de cooperación en la clandestinidad.

Finalmente, doy constancia de que no fui informado previamente ni por Francis ni por los cubanos de la decisión de desembarcar a principio del 1973 y dejo pendiente el análisis pormenorizado, crítico y auto-crítico, de la situación creada a partir de ese hecho, el examen de su desenlace y su impacto posterior, las diferentes reacciones políticas que motivó y los cambios que introdujo en la situación del país, que no estaban dentro del presupuesto de esta obra.

En este libro mi empeño por el apego a la verdad histórica ha sido tan obsesivo como lo es ahora, al reexaminar su texto, la valoración de la importancia que siempre habrá de tener entrelazar el internacionalismo revolucionario con la independencia creadora y pensar la diversidad de procesos transformadores sin subordinaciones ni condicionantes ajenos.

Aquí le entrego felizmente este esfuerzo dedicado a Lulú, tal y como consta en la entrada al texto de REVELACIONES.

A quienes me protegieron en aquellos días en que se templaba el acero a riego de muerte, mi cariño inconmovible.

A quienes me ayudaron a localizar los documentos que me han servido de base y a reforzar su contenido con sus valiosos testimonios, especialmente a Masha que preservó el archivo moscovita y a Galia que lo trajo a mano desde esa lejanía tan cercana, se lo agradeceré eternamente.

A quienes me impulsaron a hacer realidad este compromiso, los/as abrazo con mucha fuerza.

A quienes materialmente hicieron posible su edición e impresión, mi reconocimiento sincero.

A ustedes, apreciados/as amigos/as, les solicito su disposición al debate y sus valiosas críticas.

Y a mis camaradas del PCD, extensiva esta consideración a los/as del MC y de IR, le expreso aquí el orgullo de haber sido parte esencial –y de seguir siéndolo- de la fuerza ética, del pensamiento herético, de la independencia creadora, del proyecto subversivo y emancipatorio, y de las profundas convicciones socialistas-comunistas (capaces de renovarse permanente), que representó y forjó nuestra organización a lo largo de su valiosa historia.

Besos y abrazos para tanta gente querida aquí presente, especiales por razones obvias para...

Narciso Isa Conde

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>