Miercoles  18 de Julio de 2018 | Última actualización 07:51 PM
Decisiones judiciales del siglo XXI en América Latina
Por: TEODULO ANTONIO MERCEDES | 10:47 PM

La semana mayor del mundo cristiano en el año 2009, termina con un inusitado acontecimiento político, Evo Morales indígena boliviano y primero de su raza presidente de su país, cierra el tiempo de procesiones y oraciones con una huelga de hambre, para que los senadores de su patria cumplan con el derecho que la ciudadanía le otorgo con el voto libre: legislar para establecer las leyes que dirigirán los destinos de sus conciudadanos, lo cual no quieren hacer una parte de ellos, porque sus pensamientos no están en consonancia con el deseo y aspiraciones de las mayorías de los votantes.

Días anteriores en el cercano Perú, otro evento de vasta trascendencia se había producido después de 16 meses de debate, en un juicio televisado contra al ex presidente Alberto Fujimori, acusado de numerosos delitos en contra del estado que lo eligio democráticamente entre los años1990 y 2000, quien en su mandato logró recuperar la estabilidad macroeconómica del país y combatió, mediante métodos ilegalesal, al grupo Sendero Luminoso, y quien en el año 1992, utilizó al Ejército para cerrar el Congreso y suspender la Constitución en nombre de la guerra contra la insurgencia, había terminado con un veredicto aprobado por mas del 70% de la población, en donde todos los representantes internacionales estaban satisfechos por la transparencia y claridad con que se había realizado.

Demostrándose nuevamente en una sociedad sometida al luto de miles de muertos, muchos insepultos, que la verdadera paz solo se logra por medio de la piadosa justicia.

Ahora fue conocido una parte de las violaciones cometidas, no se debatió el asalto a la embajada Dominicana, donde fueron fusilados muchos prisioneros y otros casos lamentables.

Ahora no se tocó a Vladimiro Montesinos quien con el presidente el profesor Alberto Fujimori instauraron una cleptocracia que se dedicó al soborno, chantaje y compras de opositores, saqueando más de 1.300 millones de dólares del empobrecido país, según el tribunal que lo sentencio, pero sin conocer estos casos y otros, el 7 de abril de 2009, el ex presidente fue sentenciado a 25 años de prisión por delitos de asesinatos con alevosía, secuestro agravado y lesiones graves, tras ser hallado culpable de ser el autor intelectual de las matanzas de Barrios Altos, en 1991, y La Cantuta, en 1992, cometidas por un escuadrón del ejército conocido como el grupo Colina, así como del secuestro de un empresario y un periodista.

La decisión de los tribunales peruanos, sin intervenciones foráneas, constituye una clarinada en contra de la impunidad y al mismo tiempo un esfuerzo grandioso por restablecer la confianza en instituciones débiles, manejadas por detentadores del aparato del estado que consideran que gobernar es manejar las leyes a su antojo y hacer lo que le da la gana, como están acostumbrados otros que gobiernan en diversos lugares de nuestro continente, los cuales en su debido momento sus respectivos pueblos también lo juzgarán.

Antes del juicio a Fujimori, se presentó el caso del noveno Gobernador del Estado Libre Asociado de Puerto Rico Aníbal Acevedo Vilá, quien llegó a la gobernación en las elecciones generales del 2 de noviembre de 2004, por un margen de 3,566 votos, al Tribunal Supremo de Puerto Rico validar cientos de votos objetados, los cuales fueron bautizados como "los pivazos", en los cuales personas pertenecientes al Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) votaron bajo la insignia de su partido, pero junto al nombre de Aníbal Acevedo Vilá. La validación realizada en Puerto Rico fue ratificada por el Tribunal del Primer Circuito de Boston.

Antes de terminar su mandato, fue acusado por el Departamento de Justicia de EE.UU. de irregularidades administrativas en el financiamiento de las campanas electorales.

El FBI presentó 24 cargos en su contra por asociación para Delincuencia, declaraciones falsas, fraudes e infracciones fiscales. Algunas de las cuales habían prescrito, no obstante optaron por acusar al primer ejecutivo del país.

Según fuentes, la investigación federal le solicito el ex-gobernador y ex-comisionado residente en Washington, Carlos Romero Barceló, quien había perdido la elección con Aníbal Acevedo Vilá por la posición de Comisionado Residente.

Acevedo Vilá había endosado, en calidad de superdelegado, al candidato presidencial de Estados Unidos Barack Obama. No obstante, ante las acusaciones que enfrentó Acevedo Vilá, el grupo del Senador Obama nombró a William Miranda Marín, alcalde de Caguas como "co-chair" de la campaña de Obama en Puerto Rico.

El 20 de marzo de 2009, Acevedo Vilá fue absuelto de los 9 cargos en su contra. Dicho juicio produjo expectativa en la isla de Puerto Rico, pero fuera de la misma su impacto fue de poca significación, por la solidez en credibilidad que tienen las instituciones judiciales norteamericana en las opiniones latinoamericana.

Otro de los juicios de mandatarios que terminó el 26 de marzo de 2009 cuando un tribunal federal decretó la libertad absoluta, así como su exoneración del cargo de genocidio por los hechos de Tlatelolco, en el caso de la Matanza del 2 de octubre de 1968, por la que estuvo acusado Luis Echeverría Álvarez, presidente de México de 1970 a 1976.

El 10 de junio de 1971, tuvo lugar una manifestación estudiantil en el distrito en apoyo a estudiantes de Monterrey. La manifestación fue recibida por un grupo paramilitar al servicio del gobierno llamado "Los Halcones", quien la atacó con sañas. El presidente se desligó de los acontecimientos y pidió la renuncia del Jefe del Departamento del Distrito Federal. Los sucesos se conocieron luego como El halconazo o la matanza del Corpus Christi.

En 2002 fue el primer funcionario político citado a declarar ante la justicia mexicana por la matanza de estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco en 1968 y la matanza de 1971.

El 30 de junio de 2006 un juez federal ordenó su arresto por la matanza de 1968. Es absuelto el 8 de julio de 2006 debido a prescripción del delito en noviembre de 2005. Se termina su arraigo domiciliario.

El 29 de noviembre de 2006 el Magistrado Ricardo Paredes Calderón del Segundo Tribunal Unitario de Primer Circuito de Procesos Penales Federales le decretó auto de formal prisión por el delito de genocidio por las matanzas de estudiantes.

Como figura de primera importancia en el acontecer político mexicano, comienza el 8 de noviembre de 1969, cuando es designado candidato a la presidencia de la República por el PRI, el 5 de julio de 1970 es electo y el 1 de diciembre asume el cargo.

Al comienzo de su gestión Luís Echeverría logró un acercamiento con los jóvenes universitarios en especial con los de la UNAM, donde estada desprestigiado por su participación en la represión estudiantil elevando el presupuesto a la universidad 1,688%, el sector burócrata aumentó de 600,000 en 1972 a 2.2 millones en 1976, empleando en gran cantidad a egresados universitarios de los 60's. En el gabinete había un 78% de egresados de la UNAM, inclusive un líder del 68 llamado Francisco Javier Alejo, quien fue director del Fondo de Cultura Económica. La deuda externa aumentó de los 6,000 millones de dólares que había heredado Díaz Ordaz a más de 20,000 millones.

Aunque su gobierno estuvo buenas relaciones con el de Chile y Cuba, dando asilo a Hortensia Bussi -esposa de Salvador Allende-, luego del golpe de estado de Pinochet, tuvo mano dura con los movimientos de izquierda mexicano, llevando una guerra sucia donde una gran cantidad de personas fueron torturadas y desaparecidas, entre los que se cuentan los guerrilleros Genaro Vázquez y Lucio Cabañas.

Según el libro The Company: CIA Diary (Dentro de la Compañía. Diario de la CIA) de Philip B. Agee, ex agente de los servicios de espionaje norteamericano, Echeverría fue colaborador de la Agencia Central de Inteligencia, al igual que su predecesor Gustavo Díaz Ordaz.

Documentos desclasificados de la agencia varias décadas después, confirman dicha información.

Luego de cuarenta años, el crimen de esta matanza en la Plaza de las Tres Culturas, permanece sin justicia, aunque el PRI y sus dinosaurios, no esté en el poder.

Otro juicio que cambió la correlación de opiniones en parte del mundo político en América latina, ocurrió El 17 de enero de 2009, cuando la corte Suprema de Justicia de Nicaragua fue sobreseído de los cargos de corrupción, con lo cual se favorecía al ciudadano Arnoldo Alemán Lacayo, que fue presidente de Nicaragua entre 1997 y 2001.

Hijo de importantes funcionarios públicos de la época de la dictadura dinástica de los Somoza , hoy en día es más recordado por los escándalos de corrupción que estuvieron presentes en su gobierno. Según el ex vicepresidente durante el gobierno de Violeta Barrios de Chamorro, Virgilio Godoy Alemán y los suyos habían robado con más rapidez que durante la dictadura de Anastasio Somoza García, y el diputado conservador Leonel Teller calculó que Alemán había amasado en el ejercicio de su cargo unos 25 millones de dólares.

Por su parte la organización Transparencia Internacional ha calificado a Alemán entre los primeros diez gobernantes más corruptos a nivel mundial en los últimos 20 años. Enjuiciado y encontrado culpable en Nicaragua por los cargos de lavado de dinero, siendo sentenciado a 20 años de cárcel. Con la decisión de otorgarle la libertad definitiva al ex presidente, la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua perdió credibilidad porque según algunos analistas es una extensión del pacto sellado en 1998 entre Alemán y el entonces opositor y hoy presidente Daniel Ortega, que les permitió repartirse los poderes del Estado.

Su libertad llevó como fin, desbloquear la Asamblea Nacional por parte de los diputados liberales, entiéndase seguidores de alemán estancada desde tiempos anteriores y para que voten por una reforma constitucional que permitirá la reelección indefinida al presidente Ortega. El ex mandatario Arnoldo Alemán cumplía la condena viviendo a cuerpo de rey en su casa hacienda "El Chile", ubicada a 20 kilómetros al sur de Managua.

La descarga del inculpado, fue calificada como la "tragicomedia permanente en la que han hundido a Nicaragua". Otros han manifestado que los hechos fueron un entierro a las esperanzas por aquellos que han traicionado la democracia, libertad y dignidad".

Pero independiente de las calificativos, sin lugar a dudas el 17 de enero de 2009 fue "día negro para Nicaragua" y las aspiraciones no cumplidas de Sandino y Carlos Fonseca Amador.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>