Martes  04 de Agosto de 2020 | Última actualización 08:59 PM
La voz maravillosa de Napoleón Dhimes
Por: RAFAEL E. CAAMAÑO C. | 10:13 PM

Napoleón Dhimes, es a juicio de los más connotados entendidos en conocer y clasificar voces, el tenor por excelencia nacido en la Republica Dominicana.

Nació en la ciudad de La Romana, el 12 de Noviembre de 1928. Desde pequeño mostró esos dotes excepcionales que les caracterizaron y que supo visualizar con mucho cierto, el maestro de origen mejicano, residente en La Romana, Don Emilio Sánchez Martínez, quien supo darles las primeras lecciones de canto.
-------
VIDEO: Napoleón Dhimes, popurri de canciones:

http://www.youtube.com/watch?v=0z7GK9ElaXc&feature=related
-------
En aras de seguir los estudios de canto, se traslado a la ciudad Trujillo, como se llamaba para la época la capital de la República.

Ingresando a la escuela de canto de la entonces Voz Dominicana en el año 1950, bajo las orientaciones de la Profesora Dora Merteen.

Su debut en la ciudad capital no se hace esperar. Se realiza en el desaparecido teatro "Olimpia" de la calle Palo Hincado, en un buen organizado programa de Operas, que contó con la dirección artística del célebre maestro italiano Roberto Caggiano, el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica Nacional y el auspicio de la entonces Dirección General de Bellas Artes.

Las interpretaciones de esa memorable jornada artística fueron, fragmentos de La Traviata, Aida y Rigoleto de la autoría de Giuseppe Verdi (1813-1901).

Su fama de tenor comenzó a difundirse en el país. Razón que motivo su contratación como artista exclusivo de la Voz Dominicana y su inserción en el programa de los miércoles, denominado "Programa Estelar de la Noche", donde su talento sirvió para deleitar a los asiduos concurrentes.

En 1954, recibió contrato para actual en la isla de Cuba. Teatros, televisión y centros nocturnos de la Perla de las Antillas, fueron testigos de la acogida espectacular y la ovación de un público delirante que coreaba cada una de sus canciones. En Cuba, se produce su primera grabación para el sello Puchito. "Romance Italiano", que luego sería reeditado por el sello Adria.

Prosigue sus estudios. Sus afanes por educar la voz no alcanzó límites. Asiste a las academias Julliard School de la ciudad de New York, Estados Unidos de Norteamérica y Milán Italia. Allí, recibe las enseñanzas de los maestros Mario Carta, Enrico Cabiatti y el inolvidable Vito Castorina, a los que posteriormente se agregó el eminente profesor dominicano Manuel Simó.

Concluye sus estudios en 1955 y de inmediato, recibe propuestas para cantar en el "Chateau Madrid" y en el programa "Arthur Godfrey Talent Scout" de la ciudad de los rascacielos.

En 1956, regresa al país para participar en la XIV Semana Aniversaria de La Voz Dominicana, donde hace el papel de Turiddu, en la Opera Cavalleria Rusticana de Pietro Mascagni.

Sale nuevamente de Republica Dominicana, en una extensa gira que abarcaría países como Estados Unidos, Francia, Chile, España, Haití, Italia, Aruba, Curazao, Jamaica, Jordania y El Líbano, donde recibió una condecoración de parte del rey Hussein de esa nación.

De nuevo en Estados Unidos, se presentó en el exclusivo centro Carnegie Hall y en el Hunter College.

En la Unión Americana es contratado por el sello disgràfico "J&G Recording" para grabar el larga duración "Yo Soy Aquel", acompañado por las orquestas de Augusto Algueró, José Solá, Francois Delguer, Aldemaro Romero, el dominicano Rafael Solano y el mundialmente famoso director Manuel Alejandro.

La multinacional RCA, no podía pasar por altos el bien ganado prestigio de tenor isleño y lo contrató para grabar otro de larga duración titulado: "La Voz Maravillosa de Napoleón Dhimes", contentivo de 12 temas musicales. Diez con la Orquesta del maestro Chileno Don Roy, y dos bajo el acompañamiento del colombiano Jaime Llano González, estos últimos grabados en Bogota, Colombia.

En 1962, Napolèn Dhimes vuelve al lar nativo para grabar un disco sencillo de 45 r.p.m, que incluyó los temas "Guitarra Bohemia" de Juan Lockward y el vals peruano "No Te Vayas" de Jaime Arce.

NO TE VAYAS

Hasta ayer
Me entregabas tu calor
Divino Primor.

Ayer me repetías
Que me amaba
Con dulzor.

Y hoy
Destruye mi esperanza
Tus ojos me lo dicen
Y tengo que callar

No, no te vayas corazón
Sin decirme por que,
Me quieres dejar.

Ven,
Te suplico mi amor
Que sin ti moriré
En esta soledad.

Durante años, mantuvo en la televisión su programa "El Show de Napoleón Dhimes" y actuaba en el hotel cinco estrellas "Casa de Campo" de la ciudad que le vio nacer.

Sobrevivió milagrosamente a un accidente automovilístico, retirándose a la Ciudad de Miami Florida. Allí fue nuevamente contratado, esta vez por la empresa "Sheraton Intercontinental".

Napoleón Dhimes, era poseedor de un estilo único. Su voz dulce, afinada, de hermosos matices y agradable modulación debe ser rescatada para disfrute de las nuevas generaciones.

Este artista singular falleció en Baptist Hospital de la Ciudad de Miami, el 28 de Febrero del año 2006. Después de semanas en cuidados intensivos.

Excelente artículo sobre Napoleón Dihmes. De los mejores que he leído sobre este gran cantante que llevó su voz embrujadora y nuestro país a los más importantes escenarios artísticos del mundo. Napoleón fue un cultivador del canto en todas sus modalidades, desde la opera hasta el bolero romántico de nuestros paises. Canto con una calidad inigualable y vivió para cantar hasta el último momento de su vida, pues instantes antes de morir le cantó a las enfermeras que lo atendían en la clínica de Miami. Su calidad humana tenía la misma grandeza de su canto. Quedará su recuerdo para siempre en la historia del arte dominicano y latinoamericano. El autor de este artículo se enaltece y enaltece nuestro arte y nuestros grandes artistas cuando enaltece a Napoleón Dihmes.

Dr. Sergio Germán , Santo Domingo

Diste en la diana una vez mas hermano. Tuve la oportunidad de conversar con Napoleón Dhimes aproximadamente un año antes de fallecer, estaba en aprestos para grabar un CD contentivo de boleros clasicos dominicanos e internacionales. En esa ocasión conversamos largo y tendido en la casa de Lope Balaguer. Parece que Napoleón presentía su muerte, se le notaba triste, distante, aunque decidido a dejar para la posteridad la dulzura y el encanto de su voz privilegiada. El maestro Jorge Taveras hizo los arreglos y la grabación se realizó, todo un banquete gourmet de buenos boleros y mejor interpretación. De otra parte hermano, no dejes de recordar "La vida castiga", la grabación más escuchada, pedida y exitosa de los años 60...

Luis Ramon De los Santos F. , Boston