Domingo  22 de Abril de 2018 | Última actualización 01:52 PM
América y su primera revolución
Por: FRANKLIN DOMINGUEZ CRUZ | 7:52 PM

Al transcurrir 517 años de la llegada de Cristóbal Colon, un 12 de octubre de 1492, y el 5 de Diciembre a la isla de Quisqueya o Haití, que se encontraba poblada por varias tribus de Aborígenes: Lucayos, Ciguayos o Caribes y Cipayos o Tainos, los cuales se vieron afectados por la presencia de un grupo de ambiciosos buscadores de tesoro o del sueño de Cipango hoy Japón.

Cristóferens Columbus, de Génova, Italia, convence a Las Coronas de Castilla y Borbón, El Rey Fernando y La Reyna Isabel La Católica, perteneciente a los victoriosos territorios de La Península Ibérica. La España que venció a los Moros, al cual expulsaron 700 años después de su invasión.

Luego de aquella espectacular noticia del descubrimiento de las indias occidentales y dejar instalado El Puerto de La Navidad, Colón regresa un año después cargado de pertrechos y personas de toda laya desde Castilla y fundan el 6 de enero 1494, La Primera Villa de La Española que llamaron La Isabela, en honor a La Reyna Católica.

El Almirante, Gobernador y Virrey, designa las autoridades y recae en el servidor Francisco Roldan, el cargo de Alcalde Mayor y Constructor, este a los pocos meses de reconocer la situación a los que estaban siendo sometidos Los Indios y los propios Ciudadanos Españoles, se dispuso a reclamar los derechos de los habitantes, el respecto a los indígenas y a la repartición equitativa de las riquezas y encomiendas.

Presentamos para la consideración de los Pueblos Americanos, especialmente al Quisqueyano o Dominicano, como le bautizaron los cristianos que se encargaron de proteger y educar a los habitantes de la isla, según documentación atribuida a Frailes Bernardo Boyl, Ramón Pané, Bartolomé de las Casas y al autor de “Crónicas Escogidas” Hernando de Oviedo y la obra contemporánea de Bruno Rosario Candelier, “El Sueño era Cipango”.

“Yo, Diego de Peñalosa, escribano de la Isabela, en cumplimiento de las atribuciones oficiales, proclamo las decisiones del Gobierno que preside el Almirante y Virrey de los Mares. Quien ordena la horca contra los aborígenes rebeldes, para escarmientos de los renuentes a la autoridad establecida, en virtud de Las Providencias Reales que ostenta la jefatura de la Gobernación, en cuantas tierras descubriere y conquistare, a los 25 días de Setiembre del año de gracias de 1494”.

Esta acción considerada por la soldadesca Colombina como la venganza del Fuerte de La Navidad, realizada por el Caribe Cacique Caonabo, quien tomó represalia por los desafueros de los encomenderos que dejó El Virrey al regresar de su primer viaje.

Francisco Roldán externaba su repudio al Almirante y convocó a los Isabelinos inconforme a crear un movimiento en repudio a la política autoritaria y despótica de Colón. A partir de allí se dividen los castellanos en Colombistas y Roldanistas.

Este desafío fue considerado por los escribanos de la época como “La Rebelión de Roldán” y agregaron luego los apologistas como “El Primer Revolucionario de América”.

“-Hemos abusado de nuestro poderío, decía Roldán abochornado, y estamos actuando en contra de un pueblo manso y bueno, y con sus exigencias tributarias las autoridades nos están llevando a actuar contra ellos, cuando dan facilidades para someter a los indios a pagar en oro y algodón los tributos exigidos.”

Como respuesta: “El Almirante ordenó una expedición de reclutamiento de aborígenes para ponerlos al servicio de los Castellanos, y a los pocos días seleccionó 200 indios que envió a la Corona de Castilla, el día que embarcaron los indios, el Padre Boyl le enrostró al Almirante que esa era una acción anticristiana y que no contara con el apoyo de la iglesia.”

Ninguno de los servidores que vinieron con Colón, en su segundo viaje quienes salieron de Cadis, imaginaron que el Virrey, iba a resultar un déspota, el cual llevó a su familia y socios italianos para robarse el tesoro de “Las Indias Fabulosas” amparado en una orden real.

El Almirante en su empeño por conquistar señoríos para la corona, partió del Puerto de Palos de Moguer, el 3 de Agosto de 1492, bien abastecido, era viernes, allá en Andalucía, tomó la ruta de la isla Canarias, para allí seguir y navegar y navegar hasta “llegar hasta donde llegamos “y cumplir el mandato de los Reyes, y de todo lo que vio y conoció lo trasmitió a sus altezas por eso le encomendaron volver con este segundo viaje.

Su pasión era el mar, su compromiso extender el reinado de Castilla, su lenguaje y el reinado de Cristo.” Todo lo que he dado lo hemos hecho con amor”, dijo inspirado. Muchas veces Cristóbal, decía: -soy el Descubridor y Conquistador.

El Almirante generaba entusiasmo en sus seguidores por su sentimiento y pasión por la naturaleza, exaltando la maravilla de sierras y montañas y vegas y campiñas hermosísimas y fértiles y la abundancia de metales, ha sido el forjador de Villas, Poblados y Fuertes, tales como: Santo Thomás de Jánico, Jacagua, Concepción de la Vega Real, Santo Domingo de Guzmán, en esta, la isla que más amó.

En septiembre de 1499, la isla vivía en pie de guerra, la población estaba dividida entre colombistas contra Roldanistas y quisqueyanos o nativos. El Alcalde rebelde se sublevó en el Castillo del Bahabonico, reclamando “navidad con libertad”, mientras los aliados del Almirante permanecían en la fortaleza de la Isabela.

El Gobernador convocando a los castellanos pronunció este discurso… fragmentado: “El que no nos quiera que se vaya, pero los que se queden tienen que acatar mi autoridad real, soy el gobernador, soy un elegido de Dios para protagonizar la más audaz y venturosa conquista que ojos humanos hayan visto y constatado en la historia”.

Mientras que Roldán, “el defensor y liberador del pueblo cristiano”, corría la voz “con el Rey y con La Reyna y Roldán que nos libera”.

Se pronunció: “Es necesario concientizar a los cristianos de la necesidad de esta rebelión contra las nefastas autoridades colombistas, nuestra lucha ha estado dirigida a convencer a los Castellanos de la necesidad de librarnos de la prepotente camarillas de italianos que en nombre de la Reyna, saquean los bienes para su provecho propio”, pero la sangre no llegó al río.

Abusando de la paciencia del lector deseo abreviar este sencillo trabajo de investigación para decirle que el Virrey y Gobernador del Nuevo Mundo, fue sometido a un juicio.

A la llegada del Oidor del Reino, muchos huyeron a otras localidades incluyendo a Bartolomé Colón, quien acompañado de algunos soldados, oficiales y regidores se instaló en Santo Domingo. “Fernando e Isabel, Reyes de Castilla y León”, enviaban con todos sus poderes al Comendador Francisco de Bobadilla a solucionar el enfrentamiento entre el Gobernador y el Alcalde.

Los sentenciados fueron enviados en diferentes embarcaciones, engrillados, a la metrópolis, por las siguientes culpabilidades: El Almirante, por abuso de autoridad y el Alcalde, por conspiración a las leyes establecidas, firmado en la Isabela el 21 de Diciembre 1499.

El autor es periodista.
FDominguezcruz gmail.com

Franklin olvidaste mencionar la huida del barco que prisionero del alcalde Francisaco Roldan, quedandose en la isla, viviendo todo el resto de su vida en Santo Domingo. ¿fue asi?

Papolo , San Juan

Muy buen articulo Franklin, excelentes datos que nos ayudan a entender mejor los vericuetos del mentado "descubrimiento" , que no fue tal porque se descubre lo que nunca se ha visto. Seria mejor comenzar a llamar las cosas por su nombre, por ejemplo encuentro de dos culturas, genocidio, encuentro de dos mundos, cronica de un exterminio, etc. El "descubrimiento" ha sido uno de los grandes embustes de la historia tan grande como la "ayuda" que la Virgen De Las Mercedes le presto a los invasores españoles en contra de los aborigenes en la famosa batalla del Santo Cerro.

Luis Ramon De los Santos , Boston, USA

Papolo, fue así, Roldan se escapó del barco que lo trasladaba a España, Colon fue juzgado, cumplio condena y regresó para otras invasiones en el continente.

Monchin, Sabes que siento nostalgia por encontrarme de nuevo contigo y compartir esos agradable momentos, por ejemplo, de Radio Popular al filo de la media noche, jejaji.

Agradezco tu objetivo analisis sobre la llegada de Colon y su cofradia, en busca de tesoros y poder, todo como tu dices, es una farsa, como todas la que he ido estudiando y la verdad estoy decepcionado, porque en este mundo traidor nada es verdad ni es mentira !todo es vaina!

Franklin Dominguez , Santo Domingo Norte. RD.
(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>