Martes  23 de Enero de 2018 | Última actualización 07:05 PM
Un alimento y una técnica contra el cáncer colorrectal
Por: REINA MAGDARIAGA LARDUET* | 8:58 AM

LA HABANA, 1 julio, 2017 (PL).- El cáncer de colon y recto -o colorrectal (CCR), el tumor maligno que se desarrolla en la última porción del tubo digestivo, el intestino grueso, mantiene en vigilancia constante a la comunidad científica.

A propósito del considerable número de casos en todo el planeta, recientemente investigadores estadounidenses y británicos publicaron dos estudios relacionados, uno, con un alimento capaz de prevenir el cáncer de colon, y el otro, sobre una calculadora que podría predecir la supervivencia ante una lesión oncológica de ese tipo.

COMPUESTOS DE LAS UVAS CONTRA EL CÁNCER COLORRECTAL

Una investigación de Instituto del Cáncer Hershey de la Universidad Estatal de Pensilvania, Estados Unidos, encontró la eficacia de los compuestos de las uvas para el tratamiento del cáncer colorrectal.

Esa combinación podría matar a las células madre del cáncer de colon en la placa de Petri, así como en ratones, señalaron los autores en el sitio web del centro de altos estudios.

Los compuestos hallados en la piel y semillas de uvas podrían eventualmente llevar a tratamientos dirigidos a prevenir el desarrollo de esa lesión oncológica, dijo el autor principal, Jairam Vanamala.

La mezcla del resveratrol (un fenol natural presente en las uvas) y el extracto de semillas de uvas se han mostrado muy eficaces para matar las células del cáncer de colon, destacó Vanamala.

Según su equipo, la combinación de estos compuestos no es tóxica para las células sanas.

Como parte del estudio, los investigadores separaron 52 ratones con cáncer de colon en tres grupos: uno de control, otro alimentado con compuestos de uvas y el tercero con sulindac, un medicamento antiinflamatorio que reducía de forma significativa el número de tumores en humanos.

El examen arrojó que los tumores se redujeron en un 50 por ciento en los roedores que consumían los compuestos de uvas, resultado similar al del grupo de sulindac.

Si el método tiene éxito, los compuestos podrían ser utilizados para medicamentos que ayuden a prevenir la enfermedad y reducir su impacto entre quienes la padezcan, concluyeron los expertos.

De no poderse lograr la prevención, una vez con la enfermedad resulta alentador conocer la existencia de un método eficaz capaz de predecir el tiempo de vida de cada paciente.

UNA TECNOLOGÍA PARA PREDECIR LA SUBSISTENCIA

Un estudio de investigadores de la universidad británica de Nottingham señala que una calculadora puede calcular el tiempo de vida de una persona tras un diagnóstico de cáncer de colon.

Se trata del dispositivo QCancer Colorectal Survival, desarrollado en colaboración con la compañía de software médico ClinRisk Ltd, subraya un artículo divulgado en British Medical Journal (BMJ).

Según los autores, el objetivo de la nueva herramienta es ayudar a los pacientes a tomar decisiones más informadas sobre el tratamiento y administrar las expectativas después de un diagnóstico de cáncer colorrectal.

La calculadora, desarrollada por las profesoras Julia Hippisley-Cox y Carol Coupland, utiliza la base de datos QResearch, que incluye información de pacientes de aproximadamente mil 500 médicos de atención primaria de Reino Unido.

Al decir de Hippisley-Cox, los métodos actuales para estimar la supervivencia tienden a ser poco fiables y a veces se facilita innecesariamente a los pacientes pronósticos engañosos y sombríos basados en el grado y la etapa de su tumor.

Sin embargo, añadió, cuando se tienen en cuenta otros factores, la realidad muestra que la supervivencia es mucho mayor.

Los métodos actuales de predicción de la supervivencia se basan en información simple basada en la edad y el grado y estadio del cáncer, argumenta.

Pero la calculadora examina una serie de factores de riesgo no contemplados hasta ahora: historial del paciente, tabaquismo, índice de masa corporal, antecedentes familiares, otras enfermedades y tratamientos con fármacos para el colesterol, apunta.

Además de otra información, como si han sido sometidos a una cirugía o a otros procedimientos como la quimioterapia, agrega.

De esa manera, se proporciona un pronóstico mucho más personalizado, destaca.

Tras la prueba del dispositivo, los resultados indicaron que el sistema predecía con bastante certeza la supervivencia y era capaz de proporcionar estimaciones de subsistencia condicional que reflejen cómo la mortalidad cambiaba con el tiempo.

Por ejemplo, una mujer de 38 años con cáncer colorrectal avanzado en estadio cuatro, gracias a la calculadora, podría ver que su probabilidad de sobrevivir a cinco años sin ningún tratamiento, sería de solo un seis por ciento; con la cirugía aumentaría a un 23 y con ambos tratamientos a un 45.

No es secreto para nadie sostenido trabajo de la comunidad científica internacional por buscar los medicamentos y tratamientos del cáncer, considerada una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en el mundo.

Específicamente el cáncer de colorrectal en las Américas es el cuarto más común en la región, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Cada año se producen más de 240 mil nuevos casos y aproximadamente 112 mil muertes debidas a esta enfermedad, señala la OPS.

El organismo reconoce que Canadá, Uruguay y Barbados presentan las tasas de incidencia más altas mientras que los países de América Central presentan las más bajas.

Si no se toman acciones al respeto, se prevé que, para el año 2030, la incidencia de cáncer colorrectal aumente en un 60 por ciento, alerta la OPS.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>