Miercoles  18 de Julio de 2018 | Última actualización 09:41 AM
Analizan en la República Dominicana impacto de la trombosis
Por: PEDRO ANGEL MARTÍNEZ | 8:32 AM

Ausentismo laboral y altos costos de tratamientos, graves problemas de la trombosis.

Los casos trombosis no sólo se están convirtiendo en la principal causa de muerte en el mundo, por encima del cáncer, sino en una de las 10 causas fundamentales de ausentismo laboral en el mundo entero, debido a la secuela que deja en el paciente.

Aunque es relativamente baja su incidencia en América Latina y el Caribe (menos del uno por ciento), el gran impacto es el ausentismo, gasto familiar e institucional, largo tiempo de recuperación del paciente y los altos costos de las terapias.

Esas fueron conclusiones de especialistas de varios países en el XXV Congreso Internacional del Grupo CLAHT, que se realizó en Bávaro y que con 50 conferencias analizó las últimas terapias, medicamentos y procedimientos en esa enfermedad y la hemofilia.

La licenciada y académica Lilliana Khoury, representante del Grupo CLAHT para República Dominicana, sostuvo que la prevención es la clave para evitar el evento de salud, que se produce la formación de un coágulo de sangre (trombo) que bloque un vaso sanguíneo y dificulta el flujo de la sangre al corazón y al cerebro.

A su juicio, en el país las campañas para prevenir trombosis deben ser permanentes, debido a que un alto porcentaje de la población tiene predisposición a padecer el padecimiento repentino.

Según opinión de los doctores Carlos Vásquez, de Guatemala, y José Ernesto Noboa, de Uruguay, esta enfermedad que ha ido en aumento en los últimos años está dejando a los pacientes inhabilitados para realizar sus compromisos en el trabajo.

El cirujano guatemalteco Carlos Vásquez dijo que la trombosis y los efectos que produce en la persona tienen una repercusión muy alta desde el punto de vista laboral. “Encima de esto (que el paciente deja de ganar dinero) la familia tiene que gastar mucho en los tratamientos costosos”, precisó.

Estimó que la situación peor o el más oscuro de los escenarios para la familia es cuando el paciente queda paralizado parcialmente o paralizado complementa, ya que no puede reintegrarse a sus actividades laborales de manera normal.

Reflexionó en torno a que uno de los riesgos del paciente de permanecer más de 48 a 72 horas acostados, por lo que recomendó que el paciente camine y sea rehabilitado para reiniciar sus actividades normales.

En tanto que el doctor Noboa expresó que de los altos costos del paciente y sus familiares se suman a su impedimento de trabajar, por que el enfermo queda semi paralizado o paralizado por completo.

Dijo que al no realizarse la prevención sino el tratamiento se están aumentando los costos de tratamiento en un 80 a 90 por ciento sobre los costos prevención.

En el XXV Congreso Internacional del Grupo CLAHT participaron especialistas del país, Estados Unidos, España, Argentina, Venezuela, Brasil, Uruguay, México y Chile.

Se celebró de jueves a sábado pasado en el Centro de Convenciones Barceló, de Bávaro. La presidenta del congreso fue la doctora Rosa Nieves Paulino, quien informó que el evento fue apoyado por la Sociedad Dominicana de Hematología, los colegios Médico Dominicano (CMD) y de Bioanalistas (CODOBIO), Universidad Autónoma de Santo Domingo y la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>