Sábado  21 de Abril de 2018 | Última actualización 03:01 PM
La corrupción en manos de Pilato
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 8:05 PM

La verdad es que la mayor genialidad de la dirigencia del Partido en el Gobierno, es haber interpretado favorablemente a sus intereses particulares la composición social dominicana y haber asimilado de manera tergiversada el adoctrinamiento ideológico en los Círculos de Estudios: dado los pingües beneficios que ha significado provecharse de los grandes baches sociales y educativos que regímenes dictatoriales dejaron como legado a las generaciones presentes de esta media isla.

En efecto, treinta años de una regia dictadura trujillista, más 12 años de cuasi dictadura balaguerista, más 10 años de régimen autocrático del mismo Balaguer, suman 52 años de vida republicana en los cuales se forjaron inequidades y disparidades en los órdenes económico, social, educativo y cultural de las actuales generaciones.

De ahí que, cientos de miles de dominicanos apenas no hayan alcanzado el nivel básico de educación formal, un sesenta por ciento reciba ingresos por debajo del costo de la canasta familiar nacional, prevalezca una de las mayores desigualdades en el ingreso, una gran mayoría viva en condiciones de hacinamiento, cientos de miles vivan en condiciones de extrema pobreza, con prevalencia de altos niveles de insalubridad y una inmigración incontrolada del vecino país agregue miseria a la población local de por sí empobrecida.

Así las cosas, servirse con la cuchara grande de los recursos del Estado, aprovechándose de las falencias de la sociedad dominicana, ha sido la gran obra de arte de los Gobiernos regenteados por el Partido oficialista.

Esto así, por la continuidad de más de veinte años de gestión gubernamental sustentada en lo que pudiera ser una especie de combinación ideológica: matizada por la tesis de la dictadura con respaldo popular y aderezada por las corrientes más impúdicas del neoliberalismo. Totalmente alejada del marxismo que tanto enarboló el Profesor, y ni siquiera cercana a la socialdemocracia que con tanto esfuerzo intentó acercarse Leonel y, muy por el contrario, acorde con la ideología hedonista revestida de laissez-faire.

En efecto, esta concepción de la naturaleza humana, sostiene que la felicidad consiste en la presencia del placer, y la ausencia del dolor, por lo cual los utilitaristas, como corriente económica y filosófica, sugieren la creación de instituciones sociales orientadas a proporcionar la mayor felicidad a la mayor cantidad de individuos en una sociedad.

En tanto, consideran las acciones del estado como innecesarias y perniciosas cuando puedan restringir el accionar egoísta de los individuos por considerar esa condición humana motor del progreso o cuando ve coartadas la libertad de los individuos favorecidos por las bondades del capitalismo. Es pues, de ahí que, sustentado en esa concepción filosófica en la cual se recomienda que el estado no debe hacer ni intentar nada, que el soberano se acoge a la máxima: ¡Estate quieto!

En su esencia, todo esto parecería ideal como plataforma teórica para el Partido de la estrella amarilla, porque se menciona dotar de felicidad a la mayor cantidad de personas posibles en un conglomerado social. Sólo que, en los afanes de la perpetuidad en la conducción del Estado se ha recurrido al abuso del poder, convirtiendo las arbitrariedades y desatinos en un hábito, hasta lograr incrustarlas en la dermis de la sociedad dominicana.

Así las cosas, se dejan las instituciones al libre albedrío de grupos gansteriles, en tanto las fuerzas que tesan las cuerdas del entramado social se destemplan a los fines de que esos grupos enquistados en el poder acumulen riquezas a costa del Estado dominicano, mientras el supremo hace como Poncio Pilato: ¡Se lava las manos!

● El autor es Ph.D. en Economía.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>