Viernes  20 de Julio de 2018 | Última actualización 09:55 PM
Presumen pareja cotuisana fuera mandada a ejecutar por malhechores
Por: JAVIER PEGUERO | 9:11 AM

SANTO DOMINGO, 5 diciembre, 2017.- Cinco delincuentes, tres de los cuales resultaron muertos y dos heridos a manos de agentes de la Policía que los persiguieron, fueron los que asesinaron a la señora Ana Daysi Batista y su esposo, Starlin Mejía Polanco.

La mujer tenía tres meses de embarazo y era estudiante de término de la carrera de Educación, mención Orientación en la universidad ITECO.

Se tenía la impresión de que la pareja de esposos fueran víctimas de un atraco, pero la más reciente versión es de que fueron mandados a asesinar, ya que los sicarios no cargaron con ninguna pertenencia.

Según la información de las autoridades, los agresores eran nativos de esa zona y sus familiares residen a sólo 500 metros de donde vivía la pareja, en la comunidad La Cueva de Cevicos, en la provincia Sánchez Ramírez.

En el tiroteo también resultó herido el militar identificado como Raudy Núñez, vecino de Starlin Mejía Polanco y quien alertó a las autoriades. La Policía en Cotuí cree que se trató de un ajuste de cuentas, aunque dijo que profundiza las investigaciones.

Luto y dolor

Entre los malhechores abatidos por los agentes policiales figuran Carlos Santos González, un primo de éste y otro de nacionalidad haitiana, ambos sin identificar aún por las autoridades.

Mientras que Esteban Santos, hermano de Carlos Santos González, así como Frank Capellán, resultaron heridos y apresados por la Policía Nacional cuando se desplazaban en el carro marca Sonata, color blanco. Al grupo también se le vincula a varios atracos y otras muertes. El vehículo utilizado fue alquilado en una rent car.

Se le atribuye a la banda alegadamente mató la semana pasada a José Antonio Almonte, de 64 años, en un alegado ajuste de cuentas en un conflicto con el hijo de la víctima. Asimismo, están acusados de agredir al comerciante Juan Ariel Frías para despojarlo de la suma de 35 mil pesos.

Velatorio

Los velatorios de la pareja se hicieron por separado, el de Ana Daisy en la comunidad Zabalo. El de Starlin Mejía Polanco fue en su casa en La Cueva de Cevicos.

“Yo solo pido que se haga justicia y se investigue para saber quiénes están detrás de este crimen de mi hija”, dijo el padre de Ana Daisy, Francis Batista.

Dijo la Policía que los miembros de la banda, que se dedicaba al sicariato y atracos, son casi todos de Cotuí, y que operaban en barrios de Santo Domingo.

“Esa gente parece que iba y venía de la capital a Cotuí, pero no pensamos que cometerían estos hechos con personas conocidas”, expresó un pariente de Starlin Mejía Polanco, quien decidió manener su nombre en el anonimato.

Con estas cinco la provincia registra ahora 17 muertes violentas en lo que va de año. Hasta septiembre, la Procuraduría General de la República establecía 11 muertes violentas. Los comunitarios se quejan de la inseguridad y la falta de protección policial, sostuvo en una crónica el corresponsal periodístico Miguel Ponce.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>