Martes  20 de Febrero de 2018 | Última actualización 08:18 PM
Internacionalismo es dignidad
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 8:52 AM

El reconocimiento unilateral de Jerusalén como capital de Israel, es una bochornosa acción imperialista, pero no constituye un hecho aislado. Se suma al aumento de las tropas yanquis en Siria y Afganistán, al endurecimiento de las sanciones contra Cuba y a la decisión de suspender (casi totalmente) la admisión en Estados Unidos de refugiados procedente de Siria y otros escenarios de guerra que ha creado el poder imperialismo.

La ultraderecha, para impulsar a nivel global su proyecto, patrocina agresiones contra los pueblos y contra los gobiernos que le son hostiles, fomenta la criminalización de la lucha popular y recrudece la discriminación a los grupos humanos que se han tornado vulnerables por los efectos del saqueo y de la guerra.

La instalación en Estados Unidos de un gobierno ultraderechista sin disfraces, favoreció la aprobación de una reforma fiscal de gran alcance que rebaja enormemente los impuestos a las elevadas rentas y a las grandes ganancias de capital, lo cual repercutirá negativamente (la fuga de inversiones será uno de sus efectos en los países pobres) en las economías latinoamericanas y en las de otras zonas.

En esa reforma y en la política económica del gobierno de Trump en sentido general, está comprometido el influyente grupo denominado Israel First, que no es de reciente formación. Al mismo pertenece la presidenta de la Reserva Federal, Yanet Yellen (en el cargo desde el año 2014). Sus antecesores, Ben Bernanke y Alan Greenspan, son del mismo grupo. Eso no es casual. Hasta septiembre estuvo en la vicepresidencia de la Reserva Federal Stanley Fischer, quien fue gobernador del Banco de Israel.

Hay que destacar, sin embargo, que el pilar de las aspiraciones ultraderechistas es la política exterior de la administración encabezada por Donald Trump.

La reaccionaria reforma fiscal y la infame política exterior se entrelazan, porque forman parte del mismo proyecto. Esto no significa que la reforma fiscal fuera destinada a la firma de Yellen y de sus cercanos colaboradores, casi todos de formación keynesiana, pero sí que el compromiso con la ultraderecha hay que cumplirlo de cualquier modo.

Es determinante también en la política exterior la influencia del grupo Israel First.

En el año 2017 pasó a una etapa superior el cumplimiento de los compromisos del poder estadounidense con el Estado de Israel. Son compromisos heredados, pero al crearse las condiciones para no tener que guardar las formas, se manifiestan con mayor fuerza.

Se destaca la incidencia de colaboradores como Jason Greenblan, abogado al servicio personal de Trump y confeso partidario de los asentamientos israelíes en territorios ocupados, quien ha sido enviado especial para Oriente Medio, y Jared Kushner, hebreo y sionista, yerno de Trump, desacreditado magnate inmobiliario y quien hizo convertir a Ivanka Trump a la religión hebrea; pero la preponderancia de estas figuras y naturaleza de la política predominante se retroalimentan.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>