Viernes  22 de Junio de 2018 | Última actualización 09:26 PM
¡Sométase al juicio, señor Presidente!
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 7:56 AM

La decisión de Marcha Verde de canalizar el expediente que sustenta la solicitud de Juicio Político al Presidente Danilo Medina en el Congreso Nacional, pone en primer plano la demanda: ¡SOMETASE AL JUICIO, SEÑOR PRESIDENTE!

El Juicio Político es lo que corresponde en primera instancia en el marco de este orden constitucional confeccionado para garantizarle un alto grado de blindaje e impunidad al primer mandatario de la Nación y a todo el régimen de corrupción.

Según lo consignado en la Constitución del 2010 toda acción judicial contra el Presidente de la República debe ser precedida del sometimiento ante el Poder Legislativo, para despojarlo de la inmunidad que lo protege.

Este paso ya se inició: los diputados Fidelio Despradel y Fidel Santana, y la diputada Faride Raful, se comprometieron a canalizar ante la Cámara Baja el proceso correspondiente, que precisa allí de la aprobación del 75% de su matrícula para ser entonces sometido al Senado, que a falta de la ley orgánica y del tribunal especial correspondientes, le tocaría evaluar en última instancia el expediente y dictaminar sobre él.

• PROBALIDADES Y PERSPECTIVAS

Si cualquiera de esas dos instancias congresuales –como es de esperarse- bloquea ese expediente, cuyo contundencia es realmente impresionante, el descrédito arropará en mayor dimensión a ese Poder del Estado, reforzando su carácter inservible.

Si el Presidente no se somete, o no he sometido, a juicio político, le irá peor. Mucho peor.

A la sociedad indignada le toca ahora presionar en grande al Congreso y al Presidente, y a la vez apoderarse de este reclamo hasta convertirlo no solo en un juicio con características institucionales –lamentablemente en el marco de instituciones asaltadas por las mafias políticas constituidas- sino también, y sobre todo, en un JUICIO DE TODA LA SOCIEDAD: en un juicio popular al Presidente Medina y a su gobierno.

Y esto exige pensar en sus consecuencias, inseparables de una crisis de gobernabilidad en el contexto de enormes movilizaciones y paralizaciones; situación en la que debe contemplarse la ruptura de este orden institucional decadente e ilegitimo, y la necesidad de una transición, en la que descartando las elecciones anticipadamente fraudulenta del 2020, se conforme un gobierno provisional comprometido tanto con la convocatoria de una Asamblea Constituyente Soberana como con unos comicios realmente democráticos sustentados en nuevas normativas.

Así las movilizaciones y paralizaciones se abrazarían a una perspectiva de nuevo poder que incluye la demanda de Juicio al Presidente Medina y a su gobierno para salir de ambas cosas y a la vez un proceso constituyente, que incluye poder constituyente paralelo, ruptura, asamblea constituyente soberana, nueva Constitución y nuevas elecciones libres.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>