Domingo  20 de Mayo de 2018 | Última actualización 01:32 PM
Sacerdotes se oponen a explotación minera en Romero, San Juan
Por: ARMANDO PASCUAL MADÉ | 7:33 PM

SAN JUAN DE LA MAGUANA, 26 enero, 2018.- Un importante grupo de sacerdotes de la Diócesis de San Juan de la Maguana, en rueda de prensa celebrada la víspera, rechazó con energía y firmes argumentos la solicitud del Ministerio de Energía y Minas para que el Poder Ejecutivo autorice la explotación de la mina de Romero en esta provincia.

En un amplio documento dado a conocer a los medios de prensa, los religiosos expresaron que su grito es “por la tierra que vemos perdida; un grito por la extracción de riquezas del suelo que, paradójicamente, en nuestro país no ha producido, ni producirá riqueza para las poblaciones locales donde existen proyectos mineros, las cuales siguen siendo pobres”.

Dijeron que es un grito de indignación y de apoyo a la población, por las violaciones de los derechos humanos, discreta o descaradamente pisoteados por cuanto respecta a la salud de la población, por las condiciones de trabajo, a aves por la esclavitud y la trata de personas que alimenta el trágico fenómeno de la prostitución, como ya ocurrido en las comunidades de Hondo Valle y La Higuera de esta localidad.

Insisten en que es “un grito de de tristeza e impotencia por la contaminación del agua, de los bosques, del aire y del suelo; un grito de incomprensión por la carencia de procesos inclusivos y del apoyo de las autoridades gubernamentales, locales y nacionales que tienen el deber fundamental de promover el bien común, informar y educar a la ciudadanía sobre los procesos que conlleva un proyecto minero de esa magnitud”.

Encíclica y el papa Francisco

Sostienen en el documento citado, que se unen al papa Francisco, recordando la encíclica Laudato Si’ sobre el cuidado de la creación, “para elevar un llamamiento urgente a colaborar en el cuidado de nuestra casa común, para contrastar las dramáticas consecuencias de la degradación ambiental en la vida de los pobres y excluidos, y avanzar hacia el desarrollo integral, incluyente y sostenible, como el que necesita nuestra Zona”.

Afirmaron que como Grupo Sacerdotal en Solidaridad con la Vida son conscientes de la gran importancia económica que tiene ese yacimiento para el desarrollo del país, pero también saben de los grandes riesgos que representa para las comunidades y el medio ambiente, siendo los más afectados la clase agrícola y ganadera del Valle de San Juan.

“Estamos hablando ante la realidad de centenares de tareas boscosas que serán afectadas, así como de ríos y afluentes contaminados en detrimento de nuestras comunidades rurales y de los campos de producción agrícola”, reflexionaron los sacerdotes católicos.

Entre los que apoyan el documento se encuentran los sacerdotes Francisco Javier de la Rosa, Carlos Antonio Peralta Florián, Juan Manuel Camacho, Melanio Colá González, José de los Santos Castillo, Ramón Emilio del Rosario, Feliciano Méndez Jerónimo, Moisés Corcino Valenzuela, Gabriel Delgado Victoriano y Rafael Colón.

Los religiosos pertenecen indistintamente a las parroquias de Santa Lucía, Las Matas de Farfán, Azua, San Juan de la Maguana, Peralta, Vallejuelo y Las Yayas.

Volúmenes de minerales en Romero

El proyecto denominado Romero, la empresa GoldQuest Dominicana SRL, estima que la mina contiene 840 mil onzas de oro, 980 mil onzas de plata y 136 millones de libras de cobre, estando estos recursos ubicados a más de 150 metros de profundidad de manera que si eventualmente habría una explotación en esta parte del país, tendría que hacerse de manera soterrada.

Según el grupo de sacerdotes, que esos datos indican el interés de una explotación tal no es porque se busque cuidar el medio ambiente, sino porque hay unas condiciones en la ubicación de los recursos que no aplica para un proceso a cielo abierto.

Aseguran que han descubierto también un fenómeno de desplazamiento y reubicación que tendría impactos sociales y culturales muy importantes para esta zona de la Cuenca alta del Río San Juan.

“Por eso, como Sacerdotes comprometidos con la realidad de nuestra gente, alzamos nuestra voz y llamamos la atención contra los efectos nocivos de la explotación de los recursos naturales, y particularmente del ejercicio responsable de la minería”.

Agregan: “en el país estas actividades han traído graves repercusiones para el medio ambiente, la dignidad humana y la convivencia social en muchas comunidades de la zona Norte del país, así como de la provincia sureña de Pedernales”.

“Pedimos a los organismos del Estado Dominicano, tan cegados por el beneficio económico que al final se pierde en el sistema de corrupción imperante en el manejo público de los últimos años; a las empresas nacionales e internacionales y a la sociedad civil, que actúen decididamente para evitar que este proyecto de minería mecanizada, con sus dragas y retroexcavadoras, destruya el medio ambiente y la salud de las personas en nuestra zona”, advierten los sacerdotes.

Y a seguidas, exhortan a implementar medidas eficaces para detener el desastre ambiental y social a que están abocados los hijos de la Diócesis de San Juan de la Maguana y de Barahona, y apoyar actividades para la subsistencia de los pobladores de esta zona, que ahora denominan minera, como la agricultura, la ganadería, las artesanías, el turismo ecológico, todo ello desde una auténtica valoración de la biodiversidad con que cantamos.

Las 10 razones para no explotar mina en San Juan

Los sacerdotes católicos enumeran 10 razones para no explotar la mina de Romero: 1. Es la única reserva natural que tiene el Valle de San Juan en materia boscosa, donde nacen aproximadamente el 90% de las aguas de consumo en San Juan, Las Matas de Farfán, Barahona y demás pueblos de la zona baja. 2. El yacimiento está encima del Río San Juan, arroyos y afluentes que alimentan el embalse de la presa de Sabaneta. No hay manera de que se explote oro, sin importar su forma, que no se afecta la presa por estar en la zona baja. 3. De allí proviene el agua que se usa en el cultivo de los diferentes productos agrícolas del Valle de San Juan, Las Matas de Farfán y toda Barahona. 4. Es el agua que se usa para el alimento de los animales de producción ganadera de todo San Juan y Barahona. 5. La mina en su proceso de explotación afectará la flora y la fauna de toda la zona. 5. La explotación de la mina no supone el desarrollo humano y económico de la provincia San Juan de la Maguana. 7. El señor presidente Danilo Medina declaró de emergencia esa zona, para un plan estratégico de reforestación sostenible. 8. Es el lugar donde producen los vientos frescos, que hacen que San Juan sea un valle de clima templado durante todo el año. 9. Dentro de la extensión minera se afectaría algunas zonas del Parque Nacional J. Armando Bermúdez. Y 10. La riqueza del Valle de San Juan es la presa de Sabaneta, San Juan no necesita la explotación de un oro que en poco beneficiará a la población, lo que necesita es agua para seguir siendo el GRANERO DEL SUR.

El grupo sacerdotal hace 8 propuestas en bien de la zona de la Cuenca Alta

1. Proponemos que se siga llevando a cabo el plan de reforestación iniciado por el gobierno. 2. Involucrar en el plan de reforestación a toda la sociedad de San Juan, que es la gran consumidora del agua. 3. Que se invierta en la reforestación parte del dinero que produce en energía la Presa de Sabaneta. 4. Que se mantenga la conformación de tres viveros en toda la zona: La Higuera, La Ciénega y Hondo Valle. 5. Que se anule la solicitud de explotación por parte del Poder Ejecutivo, por ser lugar de peligro para todos los habitantes e la zona donde nace el agua del valle de San Juan y los pueblos de la Cuenca Baja. 6. Que se saquen todos los aparatos y máquinas en los campamentos montados por la empresa minera GOLDQUEST en la zona. 7. Que se haga un estudio de impacto ambiental, por la Academia de Ciencias de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Y 8. Que se le informe al pueblo de San Juan todo el proceso en el que se le quiere involucrar.

Aunque las circunstancias nos ha llevado a estar lejos de nuestro querido San Juan, nuestro rechazo total a la explotación de la mina, y estaremos pendiente para dar nuestro apoyo en todo cuanto sea necesario para impedir esta masacre al Valle de San Juan, sin embargo, hay que decir que eso es un asunto del gobierno quiérase o no ocultar y es él quien tiene la responsabilidad como sanjuanero de parar esto y también será responsable de la masacre de los sanjuaneros que puedan perder la vida, es ahora el momento del presidente demostrar si es en verdad sanjuanero, no ocultándose como lo ha venido haciendo.

Antony Nelson , España
(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>