Martes  19 de Junio de 2018 | Última actualización 08:18 PM
Ni mina, ni corruptos
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 7:40 AM

La depredación-contaminación ambiental y la corrupción protegida e incentivada por la impunidad agregan males mayores al capitalismo dependiente que impera en nuestro país.

En nuestra historia reciente la degradación moral quienes detentan el poder es realmente alarmante. Igual la ofensiva destructiva contra el patrimonio natural de la Nación: sus costas, manglares, bosques, ríos, montañas, fuentes de agua…

Este gobierno es una síntesis condensada de corrupción, impunidad, depredación y contaminación… montadas sobre un Estado y un capitalismo de similar calaña.

Ahora lo nuevo –además de la intensidad y descaro con que nos imponen esas prácticas nefastas- son las contra-partida populares que las enfrentan:

-El formidable movimiento Marcha Verde por el fin de la impunidad.

-La avalancha en defensa del agua y la vida, que precedida de intensas luchas por preservar la Loma de Blanco en Bonao y Los Haitisis en el Este del país, y de la heroica resistencia contra la destrucción de Loma Miranda y contra la consiguiente entrada de la minería metálica a la Cordillera Central por su lado Norte, se expresa hoy en similares combates frente al intento de explotar la mina de oro de Romero en San Juan, para penetrar y depredar su ladera Sur.

Extracción y comercio de minerales valiosos, control de fuentes de agua, estímulos a su escasez (para la futura fiesta de su total privatización y comercialización) y revalorización de sus acciones (para favorecer sus jugosos negocios bursátiles transnacionales), se mezclan dentro de esa rapacidad criminal y se enfrentan a las presentes rebeldías populares en expansión.

Ahora, en consecuencia, es imperioso abrazar dos reclamos fundamentales: un país libre de corruptos y libre también de minería destructiva. Y ambos movimientos multitudinarios deben confluir contra este poder mafioso, procurando excluir infiltraciones y contaminaciones que eventualmente lo desprestigien.

A escala sanjuanera esto quiere decir: ni minas ni corruptos en San Juan y más allá. Ni Gold Quest, ni otras mineras en la Cordillera Central… Tampoco políticos mafiosos intentando desinfectarse con la justa causa de la defensa del agua y de la vida.

Esa minería y esa corrupción van de la mano, son hermanas: se alimentan del empobrecimiento del pueblo y su entorno natural, y se auto-protegen con el manto de impunidad que le tiende una dictadura constitucional que bloquea la justicia y defiende un ominoso “pacto suizo” que le garantiza propiedades y riquezas a las transnacionales… a costa del despojo de la propiedad campesina y el patrimonio público y natural de la Nación.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>