Domingo  24 de Junio de 2018 | Última actualización 10:47 PM
El Rotor del Club de Almirales
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 7:30 PM

Las grandes Agencias Internacionales de Prensa -tradicionalmente manipuladoras de la psiquis y de la voluntad de las grandes mayorías- no se equivocaron al subrayar e insistir con ahínco y en repetidas ocasiones y por distintos medios que Vladimir Putin había logrado sobreponer la economía rusa por encima de los efectos de las sanciones comerciales impuestas por Europa y Estados Unidos -en aras de entorpecer el proceso de explotacion de petroleo y gas en la Region del Artico-, gracias al giro perfectamente calculado y con antelación planificado por los líderes de ese país hacia la parte Asiática del mundo.

El Moscú que dejamos atras a mediados de la década de los años 80s ya en julio del 2015 no mostraba en sus anchas avenidas las banderas del Estado Soviético, había crecido un hermoso Centro Económico-Financiero propiedad de los nuevos oligarcas de enormes edificaciones modernas construidas de vidrio y metal, y la mano de obra y los servicios de taxis habían adicionado enorme cantidad de asiáticos, tantos y tan abundantes, que hacía pensar en que los europeos se habían esfumado de allí.

Las sanciones y el bloqueo antirusos -y en Cuba ya había ocurrido- llevaron al Estado a incentivar la creatividad nacional, a fortalecer las áreas de reproducción de piezas y maquinarias. Y ello ha dado buenos resultados.

Domingo Nina, ministro consejero de la Embajada dominicana en Moscú, preparó un encuentro entre Amos Fernández-Sub-administrador de la Empresa de Generacion Hidroelectrica -y yo con una delegacion del Club de Almirantes de Rusia- Organizacion Pública Regional de Almirantes y Generales de la Flota Armada (la Marina de la Federacion Rusa) en ese momento representado por el señor Alexandr V. Kondrashov, con rango de contra-almirante.

Estos almirantes de la flota rusa tienen interés en mostrar para fines comerciales con instituciones y empresas nacionales y con el Estado Dominicano, un modelo nuevo de turbina de última generación creada por personal técnico-científico, profesional y obrero de ese Club, -equipamiento exclusivamente existente sólo en Rusia- de producción eléctrica de vientos, energía eólica.

Promoviendo la venta del nuevo equipo de generación eólica, afirmaba el contra-almirante Kondrashov que la marina rusa poseía el derecho de producción y distribución de su maquinaria, que ellos habian descubierto una nueva aleación que creaba un plástico de altas resistencias, como el acero, de poco peso, utilizada en la fabricación de las aspas, a bajos costos, y que esta condición augura una productividad superior a las turbinas existentes en el mercado mundial, durabilidad, efectividad y cero emisión de sonidos dañinos, de dimensiones reducidas que permiten mayor cantidad de turbinas colocadas en pequenos espacios, y que una vez activados los motores no lanzan hacia atrás el caudal de viento atrapado por las turbinas, por cuya razón no dañaria las aves y permitiría sembrar el área de estos proyectos, y que ellos a los únicos que no beneficiarán vendiendo su revolucionario invento será a los ingleses.

Se trata de la creación de una turbina eólica que el mundo pronto conocerá, ligeramente superior al tamano de un abanico KDK, en una sóla torre de las hoy utilizadas se pueden instalar hasta 12 de estos equipos, sobre azoteas de edificaciones, sobre pequenas viviendas, en lugares abiertos se pueden colocar casi a ras de tierra.

El Club de Almirantes y Generales de la Marina Rusa asegura con su invento una verdadera revolución en los métodos y en las formas de generación eléctrica. Yo no he podido encontrarles un sólo cliente.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>