Martes  04 de Agosto de 2020 | Última actualización 08:59 PM
Sobeida, Agosto y Leonel
Por: NARCISO ISA CONDE | 10:41 AM

¿Sobeida? ¿Agosto? Septiembre? Son piezas de un engranaje mayor. Agosto no escapó: lo escaparon los que lo perseguían. Sobeida no escapó: la escaparon la jueza, el Ministerio Público, jefes policiales y militares, ministros asociados…

Es similar a lo que pasó con la droga de Paya y con los jefes de los sicarios que pertenecían a la Marina. Igualito a lo de los jorocones civiles y militares del “caso Quirino” y del “caso Gringo”.

Lo mismito que ha acontecido con ex- jefes de la DNCD que la han operado como un “cartel mayor”, con generales y jefotes de la policía asociados a todo tipo de delito, con procuradores fiscales cómplices del gangsterismo entronizado.

La “burla” (palabra de Leonel) no es que Sobeida se haya “esfumado”. La “burla” es este Estado delincuente. La “burla” es usted y los que se reunieron con usted, señor presidente, que tienen ya nueve años de ejercicio de poder, alimentando, protegiendo y convirtiendo esta porquería en algo funcional a su ejercicio presidencial.

La “burla” es la relación de este gobierno con el podrido régimen colombiano.

¡Váyanse al infierno!

No es “ineficiencia”, son de asociaciones de malhechores, que sumadas y blindadas por la impunidad oficial hacen de la política una lumpen-política, del empresariado preferido un lumpen-empresariado y de los poderes del Estado y las elites súper-enriquecidas una maquinaria gansterizada.

Ni los vergonzosos hechos recientes, ni los pasados, ni los que vendrán, van a ser “rápidamente conjurados”, como anunció el vocero palaciego de ocasión.

Para teatro esta bueno con la anunciada “cruzada” contra el “micro-tráfico”, mientras el “macro” y el “mediano” reinan en el aberrante poder conformado, que ahora sus dos dueños políticos y la oligarquía voraz se propusieron constitucionalizar.

Esto sin hablar de las mafias mineras (especialmente del oro), de bienes raíces y de la construcción (ya anunciaron la “locura” del mega-centro deportivo), que procuran dejarnos sin territorio y sin patrimonio natural.

Este no es un estado burgués clásico, ni siquiera un Estado capitalista-dependiente tradicional. Es una corte de intereses corporativos capitalistas y mafiosos, de la cual forman parte los más altos funcionarios civiles y militares del país.

“Estado fallido” es ya casi un piropo. Este monstruo o lo desconocemos y reemplazarnos, o dejaremos de ser pueblo y país.

Es un artículo tan doloroso como real. Nuestro pais fue traicionado por los sucesores políticos de Bosch.

EL CIBAEÑO , Venezuela