Jueves  22 de Agosto de 2019 | Última actualización 03:58 PM
Conferencia del Episcopado lamenta hoy las muertes de jóvenes
Por: ALBERTO GARCÍA HUERTA | 9:38 AM

SANTO DOMINGO, 16 enero, 2019.- La Conferencia del Episcopado Dominicano lamentó que en República Dominicana la mayoría de los muertos en accidentes de tránsito, suicidios y homicidios son jóvenes, al tiempo que deplora el incremento del tráfico de drogas, la corrupción y la sexualidad desordenada.

“A esto se añade la creciente desigualdad y exclusión, la corrupción, el tráfico de drogas, la sexualidad desordenada que lleva a un grave deterioro moral y la ausencia de adhesión a valores humanos y cristianos, como factores determinantes que merecen una especial atención”, afirmó.

Califica de muy alarmante que en los últimos años haya crecido el número de suicidios, especialmente de adolescentes y jóvenes, “por lo que debemos prestar más atención a estos hechos”.

“La violencia es un fenómeno multicausal que se manifiesta en el propio hogar del joven, en la escuela y el barrio, así como en el uso inadecuado de medios de comunicación y redes sociales, entre otros”, sostiene la Iglesia católica en su carta pastoral con motivo del Día de la Altagracia, que se celebrará el próximo 21 de enero.

Advirtió la Conferencia del Episcopado que si los niños y jóvenes se desarrollan en un ambiente de violencia familiar, cuando sean adultos, tienen mayor probabilidad, de aplicar ese modelo.

“A esto se añade la creciente desigualdad y exclusión, la corrupción, el tráfico de drogas, la sexualidad desordenada que lleva a un grave deterioro moral y la ausencia de adhesión a valores humanos y cristianos, como factores determinantes que merecen una especial atención”, dicen los curas católicos.

Acompañar

La Conferencia del Episcopado Dominicano, en su Carta Pastoral titulada “Escuchar y acompañar a los jóvenes en un proceso de discernimiento”, invita a la juventud a ser “la voz que clama en medio de la sociedad, denunciando los males de su ambiente, y con su conducta cambiar a los demás jóvenes para preparar los caminos del Señor”, tal como anima el papa Francisco.

Resaltan, al mismo tiempo, el protagonismo de jóvenes en la historia dominicana, como Juan Pablo Duarte y los trinitarios.

Destacan que los jóvenes forman parte de la generación hiperconectada, es decir, tienen acceso a las modernas tecnologías de comunicación y con ellas al denominado “mundo virtual”, que ofrece grandes posibilidades de desarrollo personal. “Pero que al mismo tiempo puede implicar grandes riesgos, como la imposición de un pensamiento único en desmedro de la identidad local y de nuestros más preciados valores”.