Jueves  24 de Octubre de 2019 | Última actualización 11:08 PM
Lo ético y lo moral como paradigma de comportamiento
Por: ROBERTO ROSADO FERNANDEZ | 9:49 AM

En estos tiempos en que la sociedad adolece de muchos principios, y anda por rumbos cuestionados, contraproducente con el sano comportamiento, constituye un gran valor hacer referencia a lo ético y lo moral como parte del ser humano y como una cualidad que se debe exhibir en cada actuación del diario vivir y del diario accionar.

Por ética se entiende como “la ciencia que habla acerca de la actitud correcta del hombre hacia Dios, otras personas y el propio camino de la vida”. La Moral se refiere “al acto que se ejecuta obedeciendo a los mandatos de las leyes morales por lo que todas las acciones humanas son susceptibles de recibir una calificación moral”. Ambas se conjugan y, no se distingue una de la otra cuando se trata del accionar cotidiano de los seres humanos.

Para el filósofo Enmanuel Kant “solo podían ser consideradas como buenas moralmente aquellas acciones que hubieran sido ejecutadas exclusivamente por puro respeto a lo moral, es decir, sin que nos moviera ningún interés particular en realizarlas” y agrega,” existen las acciones conformes al deber, las cuales no son estrictamente acciones morales, porque el fin que los motivó fue el interés personal y no el respeto al deber”. Lo amoral, a su juicio, “es lo que carece de moral”. No es lo mismo que lo inmoral, esto es lo contrario de lo moral, lo que riñe con las normas morales”.

Para un adecuado y correcto comportamiento es muy útil acudir a la MORAL SOCIAL en cuya dimensión de la persona no responde a una diferencia de la estructura, sino de su falta de vocación existencial. Es el encuentro entre las personas y exige la convivencia organizada, porque la convivencia garantiza el encuentro y ayuda a su CORRECTA APLICACIÓN.

Para construir la moral social es necesario comprender el fenómeno moral actual y sus raíces y sus implicaciones sociales, familiares, institucionales y más, a los fines de crear las bases de la convivencia civil y el desarrollo económico.

De acuerdo con José Martí “La ética norma las acciones de los seres humanos y les orienta a actuaciones correctas, de tal manera que una persona ética se desempeña de manera moral, ya que ambos conceptos aunque, diferentes tienen amplia relación, en el sentido de que las normas y las pautas de comportamiento son puestas en práctica a través de la moral”.

En el ámbito profesional y más en educación, señala, ”se debe tener una preparación intelectual y moral de alta calidad ya que como guía moldea el comportamiento a través de su actuar siendo modelo a seguir y que le permita resolver cualquier problema que se le presente”.

Según Carlos Marx “para explicar al hombre debe partirse de los individuos reales, de sus acciones prácticas y de sus condiciones materiales de existencia.” y , agrega “ los hombres no son algo aparte de lo que manifiestan, o sea, de su vida real y de su historia”.

La ética concebida por Marx “estudia el surgimiento de la moral, investiga y analiza su esencia y desarrollo para explicarla científicamente como fenómeno social”. Por su parte el Materialismo histórico estudia la moral como “una forma de conciencia social orientada a controlar, en su función social, el comportamiento de las personas en todas las esferas de su vida, condicionada histórico-socialmente por la propia historicidad del hombre como ser social”.

De acuerdo con el humanista Eugenio María de Hostos” vivimos un momento en la historia en que nuestros pueblos reconocen la necesidad de comenzar a entender y atender, en forma reflexiva, creativa y critica, en nuestras familias, vecindarios y escuela, el proceso de desarrollo humano y, dentro de ello, el aspecto de desarrollo moral”. Y, agrega,” la escuela tiene que dejar de ser mero centro de distribución de información y desarrollo, de destrezas técnicas, debe transformarse en un espacio en el que se promueva en forma deliberada y coherente el desarrollo integral de los estudiantes en sus múltiples dimensiones”.

En este contexto, es de gran utilidad el estudio de estas ideas a los fines de conseguir comportamientos más humanos y más apegados a la realidad social en la que se desenvuelve. Esa es una tarea permanente que toda la sociedad debe asumir, incluyendo el ESTADO, si se quiere un hombre diferente que pueda ser referente para la creación de un futuro con menos desequilibrios como los que se manifiestan en el diario accionar de la sociedad de hoy.

OJALA SE PUEDA, ES MI DESEO Y MI GRAN ANHELO.

27 de mayo, 2019.

Excelente trabajo del maestro Rosado. Tenía que ser. Como de costumbre, muy buena calidad de contenido. Muy justa aspiración.

Saludos...Pablo Encarnación.

, San Juan de la Maguana