Sábado  24 de Agosto de 2019 | Última actualización 02:11 PM
Fuerza Armada venezolana rechaza robo de armas por sector opositor
Por: Prensa Latina | 9:00 PM

CARACAS, 14 Julio, 2019 (PL).- El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, repudió hoy el intento de empleados del diputado opositor Juan Guaidó de comerciar armas sustraídas a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

A través de la red social Twitter, el titular calificó de indignante y ofensivo para la FANB el robo de fusiles de la República durante la intentona golpista el 30 de abril último.

"Es un despropósito y una inmoralidad que los enmascarados de la 'democracia' acudan a la política con tanta bajeza", escribió además Padrino.

En esta jornada, la FANB se sumó a las denuncias del Ejecutivo sobre la implicación de dos colaboradores del autoproclamado mandatario en la venta de armamento robadas durante el intento de golpe de Estado.

'Un hecho de esta naturaleza demuestra fehacientemente la bajeza ética y moral de los involucrados en la precitada acción extremista, quienes no solo hicieron armas de manera violenta contra las instituciones del Estado legalmente constituidas, sino también contra sus connacionales, toda vez que apostaron y emplearon las mismas en una vía pública', señaló un comunicado de la FANB.

El cuerpo castrense denunció además el intento de venta para sacar provecho monetario de los fusiles, que con toda certeza serían utilizadas por criminales de la misma calaña, en contra del pueblo venezolano.

'La Fuerza Armada Nacional Bolivariana reitera que no tolerará bajo ninguna circunstancia y actuará contundentemente ante este tipo de actos típicos de grupos delincuenciales e inescrupulosos que intentan alterar la paz y la estabilidad de la nación'.

Este sábado, el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, anunció la captura de Erick Sánchez y Jason Parisi, encargados de seguridad de Guaidó, quienes portaban armamento similar al sustraído del parque de la Guardia Nacional asentado en el Palacio Federal Legislativo en la fecha del alzamiento.

Rodríguez aseguró que los acusados tomaron fusiles de guerra reglamentarios de la FANB e intentaban venderlos por 35 mil dólares cuando fueron detenidos junto a Eduardo Javier García, primo de Sánchez.