Viernes  13 de Diciembre de 2019 | Última actualización 08:09 AM
Bancos centrales realizan compras masivas de oro ante inestabilidad
Por: Prensa Latina | 9:34 AM

LONDRES, 1 de agosto, 2019 (PL).- En medio de temores por la situación económica internacional, los bancos centrales compraron 374,1 toneladas de oro en el primer semestre del año, reportó hoy una fuente del sector.

El Consejo Mundial del Oro (WGC) precisó que esa es la cifra más alta registrada por el organismo desde que realiza el estudio hace 19 años.

Un reporte del WGC destacó que la compra del metal fue encabezada por Rusia, China y Polonia.

Según los datos, ese último país adquirió 100 toneladas en el segundo trimestre, lo que supone la mayor cantidad por un banco central desde la realizada por India en 2009.

El WGC explicó que la demanda total de oro aumentó hasta un total de dos mil 181,7 toneladas en los primeros seis meses de 2019, lo que representa un incremento de ocho por ciento con respecto a igual período del año anterior,

Los principales factores que impulsaron el mercado son la continua inestabilidad geopolítica, la expectativa de tasas de interés más bajas y el aumento del precio del oro en junio, subrayó la entidad.

La 'fiebre del oro' provocó a finales del pasado mes que el Banco Central Europeo y otros 21 bancos centrales decidieran no renovar un pacto firmado en 1999 para estabilizar los precios del metal.

El Acuerdo sobre el Oro de los Bancos Centrales caduca el próximo mes, y entre los firmantes están los entes emisores de Italia, Bélgica, Francia, Alemania, Grecia, España, Suecia y Suiza.

Utilizado desde tiempos inmemoriales por el hombre, el metal dorado es muy apreciado por los inversores en momentos de crisis o depreciación del dólar con el fin de proteger sus activos.

A ello se suma que diversos gobiernos en la mira de Estados Unidos comenzaron a cambiar su matriz de reservas de divisas, no solo para salvaguardarse ante los vaivenes del mercado, sino también para mitigar daños ante eventuales enfrentamientos con la Casa Blanca y por la política proteccionista del presidente Donald Trump.