Viernes  22 de Noviembre de 2019 | Última actualización 07:00 PM
Reportan que otro funcionario valora queja sobre Trump y Ucrania
Por: Prensa Latina | 9:55 AM

WASHINGTON, 5 de octubre, 2019 (PL).- Un segundo funcionario de inteligencia alarmado por los tratos del presidente estadounidense, Donald Trump, con Ucrania, valora hoy la posibilidad de presentar su propia queja y testificar ante el Congreso, reportó The New York Times.

Según el periódico, que citó a dos fuentes con conocimiento del tema, ese funcionario tiene más información directa sobre las interacciones del mandatario con el país europeo que el autor de la denuncia que condujo a una investigación de juicio político contra Trump.

Esta nueva persona se encuentra entre los entrevistados por el inspector general de la comunidad de inteligencia, Michael Atkinson, para corroborar la acusación del denunciante original, quien dijo haber recibido información de que Trump usaba 'el poder de su oficina para solicitar la interferencia de un gobierno extranjero en las elecciones de 2020'.

La queja inicial estuvo motivada por los llamados de Trump a Ucrania para que investigue al exvicemandatario y candidato presidencial demócrata Joe Biden por los vinculos de su hijo Hunter con una empresa ucraniana de gas natural.

Ante las revelaciones, documentos y testimonios sobre este tema, los demócratas consideran que el jefe de la Casa Blanca intentó presionar a un país extranjero para perjudicar a un rival político.

De acuerdo con el Times, el inspector general de la comunidad de inteligencia actualizó ayer a los legisladores en privado sobre cómo procedía para corroborar el recuento del denunciante, pero no estaba claro si les dijo que había un segundo funcionario que estaba considerando presentar una queja.

La publicación añadió que una nueva denuncia, particularmente de alguien más cercano a los eventos, potencialmente agregaría más credibilidad al recuento de la primera persona, de quienes los medios norteamericanos señalan que es un oficial de la Agencia Central de Inteligencia, pero cuya identidad se ha mantenido en el anonimato.

Ese oficial dijo que se basó en información proporcionada por más de media docena de funcionarios estadounidenses a la hora de compilar sus acusaciones sobre los esfuerzos de Trump para solicitar ayuda de Ucrania y beneficiarse políticamente.

Para defenderse del escándalo generado por este asunto y de la investigación de juicio político, Trump ataca la credibilidad del denunciante original, al señalar que el conocimiento que tenía sobre lo sucedido era de segunda mano.

El mandatario, quien ha exigido conocer la identidad de esa persona, también ha demandado saber quiénes son los funcionarios de su administración que hablaron con ella, y ha sugerido que pueden ser espías o traidores.