Domingo  17 de Noviembre de 2019 | Última actualización 10:25 AM
Opositores amenazan con cerrar instituciones públicas de Haití
Por: Prensa Latina | 8:33 AM

PUERTO PRINCIPE, 7 de octubre, 2019 (PL).- Después de una multitudinaria movilización el viernes pasado contra el presidente haitiano Jovenel Moïse y la injerencia extranjera, sectores opositores instan hoy a sus manifestantes a cerrar las puertas de ministerios e instituciones públicas.

"El lunes la gente comenzará a sellar todas las instituciones estatales del país", escribió en su cuenta en Twitter, André Michel, portavoz del Sector Democrático y Popular, una de las plataformas más hostiles al mandatario.

Invitó también a los simpatizantes de la oposición y a todos los ciudadanos a participar en la ceremonia de apertura de tribunales en el Palacio de Justicia, que debe contar con la presencia del jefe de Estado.

El viernes último, miles de manifestantes caminaron frente al cuartel general de la Misión de Naciones Unidas para el apoyo a la Justicia (Minujusth) y criticaron la injerencia de a comunidad internacional en los asuntos internos, luego que el Core Group, que aglutina a varios organismos y embajadores de países llamara al diálogo y la negociaciones.

La movilización, una de las mayores desde el inicio de las protestas antigubernamentales en julio de 2018, también llegó a varias ciudades del país.

La Minujusth afirmó la víspera su disposición a apoyar "soluciones pacíficas diseñadas por los haitianos para resolver la crisis política y aliviar el sufrimiento de la población".

Asimismo, expresó su preocupación por el impacto en la población de la reciente crisis, que se ha extendido por más de tres semanas, tras el cierre de escuelas, algunos hospitales y la dificultad de hacer llegar ayuda humanitaria a sectores vulnerables.

De acuerdo con el comunicado, las soluciones pacíficas deben estar en correspondencia con las normas democráticas y los principios de los derechos humanos.

Para la oposición, sin embargo, la única salida de la crisis es la renuncia de Jovenel Moïse a quien el Tribunal de Cuentas relacionó en un caso de supuesta malversación de fondos públicos, aunque Moïse negó su implicación.

También lo acusan de exacerbar la crisis socioeconómica en sus más de dos años de gestión, y velar por los intereses de las clases favorecidas.