Viernes  22 de Noviembre de 2019 | Última actualización 07:53 PM
Gran oportunidad
Por: VICTOR RAMON PIñA CAMPORA | 10:08 AM

El año 2020 abre grandes oportunidades para la sociedad dominicana y sanjuanera, en particular. Nunca antes en los últimos 12 años de elecciones la oposición política había tenido la oportunidad que se presenta para el próximo certamen comicial con un Partido de la Liberación Dominicana (PLD) dividido.

La lucha interna en el partido oficialista ha llegfado a su climax cuando un delfin sacado de un sombrero de mago derrota en unas primarias al expresidente de la República Leonel Fernandez con prácticas incorrectas.

Es la oportunidad de los que adversan al PLD, scarlos de los principales ayuntamientos, de la senaduría y conseguir al menos dos diputados.

El Partido Revolucionario Moderno (PRM) encabeza esa oposición y tiene la gran responsabilidad histórica de confeccionar una boleta municipal y congressional incuestionable.

No estamos en el momento de ambiciones personales, sino de demostrar desprendimiento y no dejar fuera de la boleta por ambiciones desmedidas a personas que han sido probadas a través de las luchas políticas y sociales.

El PRM tiene que tener el tacto necesario y comportarse a la altura que las circunstancias ameritan; no cerrarse en las negociaciones con otras fuerzas de oposición que en sus filas militan personas de valía y tienen su sitial ganado en la sociedad.

Sería un grave error del PRM dejar fuera de la boleta congresional a uno de sus mayors activos, me refiero al licenciado Pablo Espinosa, joven profesional honesto y con un historial dentro y fuera del PRM incuestionable, llegando a ser el más votado en la última convención de dirigentes de esta organización política, ostentando en la actualidad la primera vicepresidencia del partido.

El cambio en el 2020 tiene que producirse, no simplemente cambiando de figuras; para hacer realidad la palabra "cambio", la oposición debe llevar personas que no se doblen, que estén siempre prestas a contribuir con el desarrollo de la provincia, la transparencia y el manejo pulcro de los bienes que pertenecen a todos.

La oportunidad la tenemos en el 2020, primero en las municipales en febrero, y luego las congresionales-presidenciales en mayo.

Esta responsabilidad recae en los hombres y mujeres que por años han estado sirviendo a los mejores intereses de la provincial y al país. La meta para el 2020 es reconquistar las plazas perdidas en la provincial y ganar abrumadoramente la Presidencia de la República.

No hay marcha atrás, la suerte del país y la provincial están en tus manos, los Buenos y los comprometidos somos más. ¡Sí podemos!

. El autor es un reputado periodista y locutor.