Lunes  10 de Agosto de 2020 | Última actualización 01:20 AM
Presunto enfermo mental mata curandero en LMF, provincia San Juan
Por: ARMANDO PASCUAL MADE | 5:08 PM

LAS MATAS DE FARFAN, San Juan, 2 de abril, 2020.- Un presunto paciente mental mató enla tarde de ayer en una comunidad rural de esta localidad, a un supuesto curandero cuando este le hacía un “trabajo" para su padecimiento nervioso, lo que motivó de inmediato un hijo en venganza matara a palos al victimario ayer tarde aquí.

La tragedia hizo su presencia entre familiares y moradores de la sección El Naranjo, y el segundo hizo lo propio en La Jagua, distrito municipal de San Juan de la Maguana, de donde era nativo el supuesto enfermo mental.

El curandero muerto fue identificado por las autoridades como Eugenio García García (Armeilio), de 85 años de edad, residente en El Naranjo, quien murió por trauma contuso abierto en región derecha del cráneo y a su presunto homicida como Víctor Erick Ogando Echavarría, de 24 años, cuyo cadáver presenta traumatismos diversos en la cabeza.

Domingo García Paniagua, de 28 años, hijo del octogenario curandero llegó a la casa a ver a su padre, encontrándolo muerto en la habitación donde tenía un altar adornado de santos y símbolos propios de esa actividad supersticiosa.

El supuesto paciente fue amarrado con una soga a un árbol y luego el vástago del anciano asesinado, golpeó supuestamente con un palos a Ogando Echavarría hasta morir.

Lo que precedió a la tragedia

El supuesto homicida del anciano curandero fue llevado amarrado desde el distrito municipal La Jagua a El Naranjo, por su padre Máximo Ogando Ramos (Adón), y Wendy Ogando Echavarría, Roseli Echavarría Montero (Seila), y Máximo Cecilio Ogando Echavarría (César), para que recibiera "el trabajo" de parte del curandero.

Según un boletín de la Regional Oeste de la Policía Nacional, con sede en la ciudad de San Juan de la Maguana, los familiares del joven con supuestos problemas mentales lo llevaron a El Naranjo donde el curandero le garantizó que lo curaría.

Poco después, dejaron el joven en la vivienda el curandero tenía su altar y retornaron a la sección La Jagua, según consta en la investigación realizada por el Ministerio Publico y la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM) de la Policía Nacional.