Martes  04 de Agosto de 2020 | Última actualización 08:59 PM
Mientras el Covid-19 me deje pensar... en esto pienso
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 11:13 PM

Pienso que el ministro de Salud de la República Dominicana sólo ha servido en esta dolorosa pandemia como un triste narrador de tragedias. Pienso que ha fracasado al punto de que la piel de oveja con la que se ha vestido ha terminado por romperse dejando traslucir su inveterada vocación de político barato, mal agradecido, incapaz y soez.

Pienso, igualmente, que la soberbia lo ha obnubilado al punto de que su omnipresencia causa escozor en una población harta de mentiras y medias verdades.

Para mi que sólo significo un voto en las aún inciertas elecciones de julio venidero, Sanchez Cardenas debiera callarse la boca, actuar más en consonancia, dejar de ocultar cifras y en el mejor de los casos renunciar o rogarle al presidente que lo releve en una tarea que sólo mentes más lucidas podrían enfrentar.

Pienso que el aunque el pais no estaba preparado para combatir este virus, la experiencia de otros países bien pudiera aprovecharse para salir de este lío en la que la improvisación y la evidente manipulación política de la misma nos han metido.

Se nota a leguas que la lúgubre figura de este personajillo de opereta causa más daño que la pandemia misma. Ojala me haga caso y se vaya muy lejos, quizás adonde los cuervos tejen su nido y que así sea, amén.

Otra de las cosas que pienso es que el coronavirus ha cavado la tumba, cada vez más honda, al gobierno de Danilo Medina; quizás sin proponérselo la situación se le ha ido de las manos, al punto de que su segunda reelección -esta vez en la persona de Gonzalo Castillo-, está más lejana que el tiempo y la distancia.

Soy de los que piensa que ha faltado autoridad, se ha aprovechado esta crisis sanitaria para de manera desfachatada apuntalar la carrera de un imbécil sin méritos políticos, por mi verdad, por lo que pienso y por lo que digo me atengo a las consecuencias sin temor a equivocarme. Eso es lo que pienso y eso, precisamente, es lo que digo.